DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Las protestas de la Policía Local obligan a suspender el pleno y a desalojar el Ayuntamiento de Cádiz: “un ataque a la soberanía popular”

El pleno de junio del Ayuntamiento de Cádiz ha tenido que ser suspendido debido a las protestas de la Policía Local, en la plaza de San Juan de Dios. Los manifestantes han arrojado botes de humo que han inundado las dependencias municipales, obligando a su desalojo. Además, han agredido con “insultos y amenazas” al concejal de Empleo. “Es del todo intolerable este acto violento contra la soberanía popular”, condenan desde el Gobierno local.

El pleno ordinario de junio del Ayuntamiento de Cádiz, que se celebraba desde la mañana de este viernes, ha tenido que ser suspendido debido a las protestas de la Policía Local, en la plaza de San Juan de Dios. Ha quedado aplazado, en principio, hasta el lunes.

En el desarrollo de esa concentración promovida por sindicatos de la Policía Local, UPLBA y SPLCA, que desde hace meses mantienen un conflicto laboral y por ejemplo se niegan a realizar servicios voluntarios –donde se incluye patrullar a pie de playa-, han arrojado al interior del Ayuntamiento, a la balconada y a la entrada, botes de humo que han inundado las dependencias municipales obligando a desalojarlas; lo que ha supuesto, además, la suspensión del pleno virtual, ya que varios de los concejales participaban en el mismo desde el mismo Consistorio.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz el equipo de Gobierno liderado por José María González ‘Kichi’ ya ha calificado de “intolerable” el “ataque a la soberanía popular” perpetrado por estos integrantes de la Policía Local.

Así, el concejal de Personal y de Seguridad Ciudadana, Demetrio Quirós, subraya que el Gobierno local entiende que la Policía Local pueda llevar a cabo reivindicaciones laborales y sindicales, pero “es del todo intolerable este acto violento contra la soberanía popular, representada en el pleno que se estaba celebrando en ese momento”.

“Es absolutamente inconcebible e incomprensible el lanzamiento de botes de humo al balcón del Consistorio”, ha enfatizado Quirós, quien ha detallado que ha inundado todas las dependencias municipales y ha obligado al desalojo del edificio.

“Este humo no sólo ha atacado a la soberanía popular, al pleno y a los representantes políticos, sino que también ha puesto en peligro la salud y la integridad de todos trabajadores municipales, cuyos intereses también dicen defender los manifestantes”. De hecho, hay varias personas afectadas, entre ellas la portavoz municipal del PSOE, Mara Rodríguez, y la portavoz del Gobierno local, Lorena Garrón, de Adelante Cádiz.

El responsable de Personal que subraya que “un policía local lo es siempre, esté o no de uniforme”, ha condenado además los “insultos y amenazas” recibidos por el concejal de Empleo, Carlos Paradas, y por el jefe de Gabinete de Alcaldía, José Vicente Barcia, cuando han bajado a interesarse por el estado del presidente de Autonomía Obrera, al que, al parecer, han intentado agredir los manifestantes.

“EL FIN NO JUSTIFICA PARA NADA LOS MEDIOS”

Por su lado, el alcalde ha añadido que se ha visto en la obligación de suspender el pleno hasta las 9.30 horas del lunes porque “no puedo poner en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores de esta casa y de los concejales en el Ayuntamiento”.

Afirma que todas las reivindicaciones le parecen legítimas, pero “condena” esa actitud de los manifestantes en la medida que “la violencia siempre hace que se pierdan los argumentos y la razón”, agregando que “un policía local tiene que serlo siempre, esté o no esté de servicio, y no puede consentir este tipo de actitudes”.

González Santos, que puntualiza que en la protesta participaba “una quinta parte” de la plantilla de la Policía Local, ha reiterado su “condena enérgica” ante estos hechos, subrayando que “el fin no justifica para nada los medios”, más aún procediendo de “quienes tienen que velar por nuestra seguridad y protegernos”.

De la misma forma, el concejal del PP Juan José Ortiz ha lamentado los incidentes ocurridos en la Plaza de San Juan de Dios. Desde el principal partido de la oposición se pide “cordura y diálogo” en el conflicto que mantienen estos sindicatos de la Policía Local con el equipo de Gobierno, “y que se renuncie a la utilización de acciones que puedan perjudicar a los trabajadores, concejales y ciudadanos en general”.

Así, Ortiz demanda “que no se vuelvan a repetir acciones de este tipo en este ni en ningún conflicto de cualquier carácter de los que se dan en la ciudad” y que el Gobierno local “realice todos los esfuerzos posibles para llegar a un acuerdo con los agentes de la Policía Local en sus justas reivindicaciones” que, “en modo alguno, pueden justificar acciones como las ocurridas este viernes”.

La portavoz municipal del PSOE, Mara Rodríguez, una de las afectadas directamente por el humo, ha dejado en sus redes sociales un escueto mensaje: “tristes hechos los ocurridos hoy en el Ayuntamiento de Cádiz. Las reivindicaciones siempre son legítimas, pero el fin no justifica los medios. La solución siempre pasa por el diálogo”.

¿MÁS DINERO O UNA NUEVA RPT?

El propio Quirós ofrecía hace unas semanas la versión del Gobierno local sobre este conflicto laboral; no duda de que el motivo de fondo “no es otro que el dinero” (curiosamente, lo mismo que denuncian en el Ayuntamiento de El Puerto, con gobierno de PP y Cs, sobre “huelga encubierta” de su plantilla de Policía Local). “Piden una cuantía de unos 700.000 euros para destinar a mejoras salariales, y el Consistorio gaditano, en esta situación por la que estamos atravesando, no puede destinar esa cantidad a un colectivo de 250 empleados”.

“No obstante –añadía-, aunque nos sobrara el dinero y tuviéramos la intención, la propia Ley de Presupuestos nos prohíbe hacer un uso de crecimiento de la partida de personal de esa magnitud. Choca con la legalidad vigente y con las limitaciones que nos imponen los Presupuestos Generales del Estado”.

Para la sección sindical de CSIF, por su lado (que no promovía las protestas de este viernes), el malestar que se vive en este cuerpo municipal “no se debe una supuesta reclamación de aumento salarial, tal y como han manifestado el alcalde y el concejal de Personal para escurrir el bulto y poner a la ciudadanía en contra de la plantilla”.

Este sindicato interpreta que la raíz del actual conflicto entre sindicatos de la Policía Local y el equipo de Gobierno está en “el retraso de muchos años” que sufre la revisión de la valoración de puestos de trabajo, la propia Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y el futuro acuerdo regulador (convenio colectivo del personal funcionario), que “genera desigualdades y agravios comparativos entre empleados municipales”.

Los comentarios están cerrados.