DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La victoria amarilla estuvo cerca en Mestalla

Este es el camino de un Cádiz recién ascendido que, con lo que tiene (la calidad es la que es), luchando no se lo pone fácil a casi ningún rival en Primera. Los amarillos, en su versión cerverista, se plantaron sin complejos ante un Valencia con dudas que merodea el descenso, y lograron lo más difícil, ponerse por delante en el marcador avanzada la segunda mitad con golazo de Choco, que incluso tuvo el segundo, un cabezazo al palo. Sin embargo, la desesperación local consiguió la igualada. Un punto satisfactorio que sabe a “oportunidad desaprovechada”, a decir del entrenador.

JORNADA 17. Un Valencia desesperado sumergido en descenso recibía en Mestalla este martes a un Cádiz que quiere seguir sin pisar esa zona baja de la tabla clasificatoria. Primer choque de 2021 para ambos conjuntos en el inicio del mercado invernal de fichajes, que los de amarillo (que necesitan sí o sí algún refuerzo para ganar en calidad, sobre todo arriba) afrontarán sin director deportivo, tras la reciente salida pactada de Óscar Arias.

Álvaro Cervera, con pasado valencianista, conformaba un equipo titular aquejado por las bajas de Mauro y Salvi: Ledesma, bajo palos; Iza, Pacha Espino, Cala y Alcalá, en defensa; Fali y Jonsson en el centro del campo; y atacando, Álex, Jairo, Choco Lozano y Negredo.

Movido comenzaba el encuentro, sin dominador claro, y una primera media ocasión gaditana, tras peinarla Fali y aparecer Negredo en el segundo palo. Y también disponía el Cádiz de otra todavía más clara en el 16, un tiro a bote pronto de Álex Fernández en el interior del área que se iba por encima del larguero.

Respondían en el 23 los de Javi Gracia (uno de los mejores entrenadores que han pasado por el banquillo amarillo, en tiempos no tan pretéritos), con un cabezazo de Maxi Gómez, bien abortado por Conan. En el 37 probaba Cheryshev desde fuera del área, en un tramo de partido en el que los ‘ché’ (sin Kevin Gameiro, retirado con molestias) ya sobaban la pelota frente a un rival cómodo a la espera del error o del robo, y a correr o balonazo arriba. En la recta final de este primer tiempo, Álex la tiraba a las nubes de nuevo.

Fali, de nuevo por delante de la defensa / FOTO: LaLiga

Se reanudaba la partida con el cambio de Akapo por Jairo, y dos ocasiones en cada lado: un disparo de Maxi, que paraba el meta argentino, y un cabezazo del hondureño a centro de Álex Fernández desde la izquierda que se iba fuera por poco.

No sufrían nada los de Cervera en estos primeros minutos, e incluso merodeaban el área valencianista. Y en el 58 marcaba el 0-1 Choco Lozano en una acrobática media chilena, rematando una casi dejada de Iza interceptando la asistencia de Pacha Espino.

Lo más complicado para un equipo al que le cuesta un mundo marcar estaba hecho: abrir el marcador. Ahora era el conjunto local el que debía buscarle las cosquillas a Ledesma, y a la sólida defensa gaditana, que no podía meterse tan atrás tan pronto. Gracia no lo dudaba y recurría ya al revulsivo del chiclanero y excadista Manu Vallejo. Carlos Soler no se lo pensaba en el 67 y lanzaba desde su casa un misil, obligando al portero a repeler con cierta dificultad la pelota. Sin embargo, en el minuto 71 el susto se lo llevaba el Valencia, con un cabezazo de Lozano a la madera en un saque de esquina. Tras la clara ocasión era sustituido por Álvaro García, y Negredo por Malbasic. Y se notó.

Podía pasar y pasó cuando el rival empieza su acoso con más o menos tino y urgencias: la igualada llegó en el minuto 78, en un centro de Gaya que cabeceaba a gol Maxi muy solo. Los diez minutos finales se alocaban con un Valencia que veía posible la remontada (aunque sin disparar entre los palos, es complicado) y un Cádiz que soñaba con cazar una contra letal (y tuvo varias claras, frustradas, pero cuando no están arriba los titulares ya se sabe…), y pudo ser la de Álex en el 86, mas el carrerón quedó en nada al entrar en el área.

Precisamente el madrileño iba al banquillo y salía en su lugar Perea. Jonsson desde la frontal ya en el descuento gozaba de la última ocasión del choque, que se cerraba con reparto de puntos, satisfactorio pero agridulce para los dos contendientes.

“La sensación es que hemos venido a jugar a un gran campo, ante un gran equipo y hemos hecho un buen partido pero tal y como se han desarrollado las cosas hemos desaprovechado una oportunidad. Estoy fastidiado por las contras del final, en Primera hay que ser más contundentes. La progresión de este equipo se verá cuando seamos mejor en ataque”, reflexionaba Cervera en la rueda de prensa postpartido. DIARIO Bahía de Cádiz

/ FOTOS: LaLiga

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.