DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La UCA no quiere renunciar a “un proyecto de ciudad” como Valcárcel pero asume que “sin la decisión firme de la Junta, es inviable seguir”

La Universidad de Cádiz ha salido al paso de las “sorprendentes” declaraciones de la delegada del Gobierno andaluz, hablando como presidenta del PP gaditano, en las que ha insistido en que el proyecto de Valcárcel debe costearlo la propia institución. Ante ello, se le recuerda que supone unos 40 millones de euros: “por su volumen, el presupuesto para afrontar el proyecto no puede salir en exclusiva de la propia UCA. Ahora bien, sin la garantía de la financiación y sin la decisión firme de la Junta, es inviable seguir adelante”. La institución subraya que cuenta con el apoyo de la comunidad universitaria y de la ciudadanía y que va más allá de una mera facultad en cuanto a “rehabilitación del patrimonio y reactivación de una ciudad”. “El proyecto acabará siendo una realidad porque es una necesidad clara y evidente”, ha añadido el alcalde.

“Por su volumen, el presupuesto para afrontar el proyecto de Valcárcel no puede salir en exclusiva de la propia Universidad de Cádiz. Ahora bien, sin la garantía de la financiación y sin la decisión firme de la Junta de Andalucía, es inviable seguir adelante”. Es la reacción de la UCA, con su rector a la cabeza, Francisco Piniella, ante las “sorprendentes” declaraciones de la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Ana Mestre, en una rueda de prensa como presidenta del PP gaditano, en las que ha insistido en que el proyecto debe costearlo la propia institución, al tiempo que ha puesto en duda que exista “consenso” respecto al traslado. Se vuelve a evidenciar que esta derecha no cree en este proyecto que la anterior Junta ‘del PSOE’, Diputación, Ayuntamiento y UCA tenían encaminado en 2018.

Ante ello, desde la UCA se insiste en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz en que este traslado de la Facultad de Ciencias de la Educación desde el campus de Puerto Real al de la capital, al edificio histórico de Valcárcel, “es un objetivo fundamental del proyecto de cinturón universitario del campus de Cádiz y que, como tal, está dentro de su estrategia de actuación para materializar cuando la Junta así lo establezca en su política, no solo universitaria, sino de patrimonio y reactivación de una ciudad necesaria de inversiones”.

“Se trata de un proyecto que cuenta con el respaldo de la Junta de Facultad del centro y con el apoyo de la comunidad universitaria en su conjunto y de la ciudadanía”, se le deja claro a la máxima representante del PP en la provincia. Y se incide en que en los últimos meses, la Universidad de Cádiz “no ha dejado de trabajar para sacar adelante esta aspiración”, y es más, “lo va a seguir haciendo con determinación porque creemos que es bueno para la universidad y bueno para la ciudad”.

Es más, a mediados de octubre se celebraba un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Cádiz para exigir al Ejecutivo autonómico que “deje de buscar excusas” y financie la rehabilitación de este Bien de Interés Cultual (BIC) y su transformación en facultad, y ni PP ni Ciudadanos se atrevieron a votar en contra.

UN PROYECTO “DE CIUDAD” DE ALREDEDOR DE 40 MILLONES

Al respecto, se concreta que el proyecto ha sido presentado a diferentes representantes políticos, incluidos los de las dos derechas que cogobiernan en la Junta, con el aliento de la extrema derecha, así como a los delegados territoriales con competencias. “Todos saben con detalle, con planos y presupuestos, de la dimensión de una propuesta que contempla la rehabilitación del histórico edificio de Valcárcel, la construcción de un edificio de nueva planta adosado a él, las pistas deportivas y la urbanización de todo el espacio”.

En este sentido, el montante de la obra inicialmente licitada estaba calculado con unos costes unitarios de 746 euros por metro cuadrado para el edificio nuevo y 992,85 para la rehabilitación del edificio histórico. Estos precios fueron actualizados para ajustarlos a los costes reales de mercado y, por ello, el presupuesto del proyecto pasó de 24,2 millones a 33 millones la edificación y 1,5 millones la urbanización.

En paralelo, se precisa una inversión de más de 5 millones de euros para las pistas deportivas, que constituyen un proyecto independiente en otro solar (Campo de las balas) pero que es básico para la impartición de la docencia en actividad física y del deporte.

En definitiva, resaltan desde la UCA, “estamos ante un proyecto en torno a los 40 millones de euros. Más costoso, desde luego, que la urbanización en un espacio abierto como el campus de Puerto Real”; sin embargo, “se trata de un proyecto de ciudad. Así lo hemos intentado trasladar a las fuerzas políticas que se han interesado por el mismo”.

En este sentido se defiende que la rehabilitación de patrimonio histórico por parte de las universidades “es un denominador común en muchas ciudades”: Sevilla, Granada, Santiago, Salamanca, Alcalá de Henares, París, Lovaina, Oxford, Bolonia, Coimbra, etc. Y así ha ocurrido con el campus de Cádiz en su frente universitario, “aunque esta responsabilidad adicional represente para nuestra institución académica un sobrecoste presupuestario”.

Además, desde la institución académica se aclara que desde la delegación de Gobierno de la Junta, cuando se habla de Valcárcel, se establece como “partida para inversiones” una cantidad que “no es en sí misma una inversión del Gobierno autonómico, sino una autorización para usar los remanentes que le corresponden a la Universidad de años atrás y que se debe destinar a diferentes intervenciones pendientes por falta de un plan plurianual en infraestructuras universitarias de la propia administración autonómica”. Estas partidas, se añade, no contemplan Valcárcel “porque no se trata de un proyecto más, así lo entendió, además, el anterior Gobierno de la Junta (del PSOE) cuando destinó casi un millón de euros para la redacción del proyecto, constando con nombres y apellidos su destino: Valcárcel”.

“SIN LA DECISIÓN FIRME DE LA JUNTA, ES INVIABLE SEGUIR ADELANTE”

“Se puede entender que el Gobierno de Andalucía en su política no considere destinar una partida de esa magnitud, con nombre y apellidos a Valcárcel, circunstancia que requiere de una decisión y comunicación claras al respecto”, se anota; pero en todo caso, la UCA repite que “por su volumen, el presupuesto para afrontar el proyecto de Valcárcel no puede salir en exclusiva de la propia Universidad”.

“Estamos abiertos a seguir dialogando con todas las partes implicadas y a colaborar con un uso de remanentes de una manera racional sin poner en riesgo financiero a nuestra institución universitaria y a abrir otras vías de financiación, pensando en una inversión graduada en el tiempo para la ejecución de un proyecto en fases durante varios años. Ahora bien, sin la garantía de la financiación y sin la decisión firme de la Junta de Andalucía, es inviable seguir adelante”, se anota.

Finalmente, se apostilla que el presupuesto de la Universidad de Cádiz “es al fin y al cabo el presupuesto de la Junta que, por cierto, en los dos últimos años ha sido en parte también aportado por los remanentes de las propias universidades públicas andaluzas”.

“Mientras tanto, ni los estudiantes ni los trabajadores se pueden permitir seguir en las condiciones actuales en las que se encuentran en la Facultad de Ciencias de la Educación en el campus de Puerto Real, y ello tendrá que ser abordado en un tiempo que no puede demorar”, se remarca.

“NO VA A HABER QUIEN PUEDA ACABAR CON VALCÁRCEL”

De la misma forma, ante la ambigüedad de Mestre, el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, que ha reaparecido públicamente este jueves tras semanas de baja por paternidad, ha aseverado que la ciudad “no va a renunciar al proyecto de Valcárcel, un proyecto sólido con tanto futuro en nuestra ciudad, por lo que no va a haber quien pueda acabar con él”.

El primer edil de Adelante Cádiz dice sentirse “apenado” por la falta de compromiso de la Junta con la capital gaditana, “y el continuo castigo al que tiene sometidos a la ciudadanía” ya que “no paran de buscar excusas para no invertir en un proyecto que ha conseguido el respaldo de todas las instituciones y de la comunidad universitaria”.

“Por desgracia, la ciudad está ya bastante acostumbrada a salir perjudicada de las políticas de una y otra administración pero estoy convencido de que el proyecto de Valcárcel es tan sólido que no va a haber quién pueda acabar con él. Podrá tardar más o menos, pero estoy absolutamente convencido de que el proyecto acabará siendo una realidad porque es una necesidad clara y evidente”, ha añadido.

González Santos afirma que “son muchas y ya conocidas las ventajas que traerá el regreso de la Facultad de Educación y el refuerzo del cinturón universitario”. De hecho, “nadie podrá recriminar al Ayuntamiento que no haya tenido voluntad de diálogo, encuentro y acercamiento con todas las administraciones, olvidando los colores políticos y anteponiendo las necesidades la ciudad”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.