DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La primera derrota de un Cádiz irreconocible

Se puede perder, pero hay maneras y maneras. El Alcorcón goleó al Cádiz (3-0) más por demérito de un desdibujado líder que nunca entró en juego que por otra cosa, como un dudoso arbitraje. Cervera, en esta semana de tres partidos, planteaba un once titular revolucionario con hasta siete cambios. Y no dio resultados. Dos penaltis en contra, tres expulsados (Bodiger, Lozano y Espino), y apenas síntomas de reacción ni coraje. A la sexta, llegó la primera derrota de la temporada.

JORNADA 6. Partido entre semana en Segunda. El Municipal de Santo Domingo recibió en la noche de este martes la visita del, hasta ahora, incontestable líder, el Cádiz de Cervera. Tras cinco victorias consecutivas, se plantaba en Alcorcón con el reto de seguir invicto…

Y teniendo en cuenta que se jugó el sábado, y se volverá a Carranza en la sobremesa del domingo (ante el Dépor), el técnico apostaba por refrescar de forma considerable el bloque casi tipo al que viene recurriendo desde el inicio del campeonato, con hasta siete cambios con respecto al choque ante el Girona. Así, en el once aparecían, con la segunda equipación: David Gil, en la portería; Iza, Espino, Mauro y Sergio Sánchez, en defensa; Garrido y Bodiger en el centro del campo; Iván Alejo y Javi Navarro de extremos y arriba, Querol y Choco Lozano.

La primera parte fue casi tan prescindible como el penalti cometido por Garrido, capitán, en el minuto 43, a partir de una falta innecesaria lejos del área chica. Stoichkov no falló desde los once metros, y los madrileños se fueron al descanso por delante en el marcador. Hasta ese momento, un partido aburrido (o ¿competido?, dirán), con más que escasas ocasiones de peligro.

Si se llegaba al ecuador mal para los intereses gaditanos, se reiniciaba la partida todavía peor: Bodiger expulsado con roja directa por una falta sobre Pomares en el centro del campo (el árbitro enseñó inicialmente la tarjeta amarilla, pero luego el VAR chivato le hizo reconsiderar su decisión); y en la siguiente acción, marcaba el 2-0 de cabeza, de nuevo Stoichkov, ante una defensa dormida.

Álvaro Cervera trataba de recomponer la situación adversa sacando al verde a Álex Fernández por el canterano Javi Navarro; y poco después a Salvi por Garrido. En el 62, la asistencia al centro del área tras galopada de Alejo no la alcanza Choco por centímetros. Era una ilusión. Dos minutos después el Cádiz regalaba otro penalti, y Ernesto hacía el 3-0.

Como último cartucho del conjunto amarillo fuera del encuentro y con diez, Nano Mesa por Querol. En el 72 los de gris (en todos los sentidos) reclamaron también pena máxima por agarrón a Sergio Sánchez, aunque en este caso el VAR miró hacia otro lado; en la siguiente, un disparo de Rui Costa casi se convierte en el cuarto, al palo; y un minuto después, Choco Lozano enfilaba también el camino de vestuarios tras ver la segunda amarilla por falta, muy discutible, sobre el portero Dani Jiménez.

El todavía líder se veía con nueve hombres, y más de diez minutos todavía para arrastrarse sobre el campo. Y ya en la prórroga, con ocho jugadores, por la segunda cartulina para Pacha Espino por no se sabe muy bien el motivo. Una acción para enfadar un poco más a muchos cadistas con el árbitro.

“No pasaba nada hasta que cometemos un error. No he visto un equipo que nos pasara por encima. En el fútbol no se pueden cometer ciertos errores que te penalizan”, terminaba reflexionando Cervera en la rueda de prensa tras el choque. A olvidar pronto este varapalo y a pensar ya en la visita del Deportivo. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.