DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La pandemia no ‘puede’ en Cádiz con un 8-M más “necesario” si cabe

En toda la Bahía, como en el resto del Estado, han sido incontables las acciones alrededor de este 8-M más virtual que nunca, por la pandemia del coronavirus. En la capital, además del acto más significativo celebrado por la tarde –una concentración presencial sin aglomeraciones convocada por asociaciones feministas-, la mañana ha estado copada por los mensajes más institucionales… y cada administración, por su lado. “Necesitamos más feminismo para salir de esta crisis sanitaria, social económica y de cuidados”, según el alcalde. Para la presidenta de la Diputación, el Covid-19 “ha demostrado una vez más que las mujeres somos las grandes perjudicadas de un sistema que sigue siendo patriarcal y machista”. “Son fundamentales políticas que acaben con esta injusticia entre hombres y mujeres”, opina el subdelegado. Y desde la Junta se pide “no caer en la tentación de convertir esta lucha en un enfrentamiento político ni ideológico”.

‘Somos imprescindibles, seguimos invisibles’, es el lema de una de las pancartas de la concentración convocada por colectivos feministas (la Comisión 8M Cádiz, con el desmarque de Cádiz Abolicionista) en la capital gaditana en la tarde del 8-M, en una esquina de la plaza de España y con todas las medidas de seguridad frente al coronavirus, para no tentar al machismo y a las derechas a desviar el foco de este Día Internacional de las Mujeres marcado irremediablemente por la pandemia, que ha limitado las acciones multitudinarias en la calle, pero no las ganas ni la lucha, las actividades, manifiestos y reivindicaciones. Jornada que ha estado arropada por una huelga laboral, de cuidados y de consumo, apoyada legalmente por CGT.

Una conmemoración que, en la previa, una docena de colectivos feministas y asociaciones de la provincia reclamaba que fuera “diversa, inclusiva e interseccional; lograr sociedades feministas sólo será posible luchando contra todas las discriminaciones”.

En toda la Bahía han sido incontables las acciones alrededor de este 8 de marzo más virtual que nunca. En el caso de la ciudad de Cádiz, además del acto central y más significativo celebrado en horario de tarde, la mañana ha estado copada por los mensajes más institucionales… y cada administración, por su lado.

El Ayuntamiento -que ha apoyado la concentración presencial con la asistencia de varios de sus concejales-, entre otras actuaciones, ha plantado un árbol “por los buenos tratos”; la Diputación ha celebrado un acto telemático con participación de entidades locales y colectivos; la Subdelegación ha leído un manifiesto en un acto discreto a las puertas de su sede; la Junta de Andalucía se adelantaba y el pasado sábado difundía ya otra declaración institucional reclamando “coeducación y corresponsabilidad”; la Universidad de Cádiz ha llevado a cabo otra acción virtual; o los sindicatos mayoritarios se ha concentrado de forma simbólica frente a su edificio en la Avenida para poner en evidencia, con datos, la situación sociolaboral de la mujer en la provincia.

“NECESITAMOS MÁS FEMINISMO PARA SALIR DE ESTA CRISIS”

Durante el acto en el que se ha plantado en el Parque Genovés un árbol “por los buenos tratos”, una de las diversas actividades promovidas por el Ayuntamiento de Cádiz para reivindicar “la igualdad real y efectiva” en este 8 de marzo, el alcalde, José María González ‘Kichi’, ha aseverado que “necesitamos más feminismo para salir de esta crisis sanitaria, social económica y de cuidados y necesitamos más que nunca una igualdad real que combata una brecha social que siempre recae en la espalda de las mujeres”. Así lo ha asegurado

En este sentido, ha recordado que “el 70% del personal sanitario, el 84% de quienes trabajan en residencias de mayores y el 92% del trabajo del hogar termina sobre los hombros de las mujeres”. Mujeres que “pese a asumir la mayor parte de la responsabilidad durante la pandemia, sufren condiciones laborales más precarias, desequilibrio salarial y unas violencias machistas estructurales”.

Plantación simbólica en el Parque Genovés

Para el primer edil de Adelante Cádiz, este 8-M “es más necesario que nunca reivindicar, sobre todo desde las instituciones, una igualdad real y efectiva”. En este sentido, ha mostrado su apoyo “tanto a aquellas personas que decidan participar en las concentraciones manteniendo las distancias de seguridad y de prevención como aquellas que claman por los derechos desde sus casas”. “Lo que no vamos a consentir es que la extrema derecha utilice esta pandemia para criminalizar a movimientos feministas”, ha sentenciado.

Por su lado, la concejala de Feminismos y LGTBIQ+, Lorena Garrón, ha insistido en que “debemos seguir luchando y peleando por acabar con la brecha salarial, la precarización de los trabajos, con todo tipo de violencias que se ejercen sobras las mujeres… por toda estas cuestiones tenemos que seguir apoyando desde las instituciones la lucha por los derechos de las mujeres”.

Tras la plantación simbólica en el Parque Genovés, el ECCO ha acogido la representación de la obra de teatro ‘Crisálida’, de la Baranda Teatro, y se han entregado en el colegio Adolfo de Castro parte de los premios del concurso de murales convocado desde la Fundación Municipal de la Mujer en colegios e institutos de la ciudad.

A lo largo de la jornada se ha activado además la exposición ‘Mujeres referentes’ en la que se invita a la ciudadanía a que envíen a las redes sociales de la Fundación de la Mujer fotos o vídeos de mujeres que sean referentes, “cualquier mujer que haya sido fuente de inspiración, ya sea conocida o desconocida”. Además, también durante todo este 8-M, mujeres de las asociaciones y colectivos se han estado haciendo fotos en diferentes lugares de la ciudad, sosteniendo carteles reivindicativos.

“LAS MUJERES ESTAMOS AQUÍ PARA HACER LAS COSAS DIFERENTES”

Por su lado, la Diputación de Cádiz ha celebrado este Día Internacional de las Mujeres de 2021 de manera íntegramente telemática. La presidenta Irene García ha presidido la cita, acompañada por la diputada de Igualdad, Carmen Collado –que ha leído el manifiesto conjunto de las ocho diputaciones andaluzas que reclama un “pacto por los cuidados, que ‘mis labores’ pasen a ser ‘nuestras labores’”-, y más de un centenar de representantes de ayuntamientos, mancomunidades y asociaciones de mujeres pertenecientes al Consejo Provincial de Igualdad, que se han conectado para seguir en directo un acto que “a pesar de la distancia física”, no ha perdido ni un ápice de su naturaleza reivindicativa.

Acto virtual promovido por la Diputación

La socialista García ha subrayado que “la pandemia ha demostrado una vez más que las mujeres somos las grandes perjudicadas de un sistema que sigue siendo patriarcal y machista. Lo hemos visto en un confinamiento en que las mujeres hemos hecho un sobreesfuerzo en todo y que ha dejado a las claras que la pobreza, las desigualdades y los frenos siguen teniendo nombre de mujer”. “No habrá construcción de un nuevo modelo en el que no haya diferencias si no hay una incorporación plena de las mujeres a todas las parcelas. Ese debe ser el gran aprendizaje que extraemos de esta pandemia”, ha dicho la que es la primera presidenta de la historia de la Diputación gaditana, que ha lamentado que “hayan tenido que pasar cuarenta años en una provincia como la nuestra, cuna de las libertades, para que una mujer esté al frente de una institución como esta”.

Entiende que “las mujeres estamos aquí para hacer las cosas diferentes. Porque el sistema no ha funcionado bien cuando se ha arrinconado al 50% de la población y se han limitado sus posibilidades. Cada día hay quien cuestiona el papel de las mujeres, por eso sigue siendo necesario celebrar el 8 de marzo”. En esa línea ha hecho un llamamiento a las asociaciones para trabajar de cara a incorporar al movimiento feminista a las mujeres jóvenes; a las mujeres periodistas para que dejen de ser los hombres los que pongan voz a las mujeres; a las empresarias y autónomas para que sus historias sigan inspirando a otras mujeres.

“Nos faltan horas, días y meses para agradecer el trabajo de tantas mujeres anónimas. La pandemia no puede ser una excusa para dejar la lucha por la igualdad. Este año no podemos llenar las calles, pero podemos llenar otros espacios, las redes sociales, nuestros balcones y ventanas, todo aquello que simbolice que la defensa de la igualdad debe ser tarea de todos. La Diputación de Cádiz seguirá trabajando para que trabajemos unidos y seamos muchos más defendiendo esta causa justa”, ha concluido.

“SON FUNDAMENTALES POLÍTICAS PÚBLICAS QUE ACABEN CON ESTA INJUSTICIA”

En el caso de la Subdelegación del Gobierno de España en Cádiz, además de programar la simbólica iluminación morada del segundo puente sobre la Bahía, ha organizado la lectura de una declaración institucional y la inauguración de la exposición ‘Mírame, soy mujer’.

El subdelegado del Gobierno, José Pacheco, ha señalado que “a pesar de la pandemia, el 8 de marzo es una jornada emotiva y reivindicativa que debemos celebrar, aunque en esta ocasión haya sido a través de un acto discreto, acorde con la situación sanitaria”.

Leyendo el manifiesto frente a la prensa / FOTO: Eulogio García

Junto a representantes de la Administración General del Estado, de Guardia Civil y de Policía Nacional, se ha leído a las puertas de Subdelegación un manifiesto en el que el Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos expresa su “firme compromiso con desplegar un paquete de medidas públicas que avancen hacia una transición económica basada en el cuidado y la reparación social, no reproductora de las desigualdades entre mujeres y hombres, y con promover dichas políticas públicas en el plano internacional, con el objetivo de seguir avanzando hacia la igualdad real y efectiva”.

Seguidamente, se ha inaugurado en el vestíbulo de la propio Subdelegación una muestra de pinturas de Carmen Lupión, que consta de 16 óleos que pretenden poner a quien los contemplan “en situación de interrogación personal”, observando los gestos de las manos y la mirada de cada uno de los retratos femeninos que la componen.

“Es evidente que la diferencia entre hombres y mujeres continúa siendo abismal, una brecha que se pone de manifiesto en el plano laboral, salarial, de ocupación de los espacios públicos y privados, y que incluso se ha incrementado con la pandemia. Por ello, son fundamentales políticas que acaben con esta injusticia. Queda mucho trabajo por hacer hasta llegar a la igualdad efectiva y debemos actuar sin descanso para que llegue lo antes posible”, ha reiterado Pacheco.

“NO CAER EN LA TENTACIÓN DE CONVERTIR ESTA LUCHA EN UN ENFRENTAMIENTO POLÍTICO NI IDEOLÓGICO”

Desde la Junta de Andalucía en Cádiz, a su vez, parece que se tenían prisas por celebrar este 8-M, y el sábado día 6 la delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Ana Mestre, acompañada por la delegada territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Ana Fidalgo, y la asesora de programas del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Celia Mañueco, además de presentar la campaña institucional de la administración autonómica por este día, daba lectura del manifiesto oportuno.

Posando con la campaña institucional de la Junta

“Debemos trabajar en dos vías prioritarias: la coeducación y la corresponsabilidad. El movimiento y las asociaciones en defensa de la mujer en Andalucía nos han enseñado que la herramienta más poderosa para transformar el mundo es educar en igualdad a nuestras niñas y nuestros niños, para que crezcan libres de estereotipos y prejuicios, sin violencia e interiorizando los valores humanos del respeto, la convivencia, la libertad y la igualdad. Del mismo modo, es necesario inculcar en la sociedad el convencimiento de la obligatoriedad en avanzar en la corresponsabilidad”, apuntaba Mestre.

Para quien es también líder del PP en la provincia, “hemos de ser capaces de acabar con la silente condena que sufren las mujeres para hacerse cargo de las tareas del hogar, el cuidado de los niños y de las personas mayores y dependientes. Una sociedad democrática, que vive y practica los valores de la igualdad y la solidaridad, no puede naturalizar comportamientos discriminatorios y anclados en el pasado”.

Al respecto, entiende que el actual gobierno andaluz de derechas con el aliento de la ultraderecha misógina y machista “quiere construir puentes para conseguir avanzar en la igualdad real de mujeres y hombres desde el diálogo y el consenso. En una situación donde las brechas de género se acentúan y donde las situaciones más injustas de nuestra democracia tienen rostro de mujer, es nuestra responsabilidad trabajar por su defensa sin caer en la tentación de convertir la lucha por sus derechos en un enfrentamiento político ni ideológico”.

Por ello, finalizaba afirmando que “este 8 de marzo la pandemia nos impedirá llenar las calles de mujeres y hombres andaluces reclamando igualdad, pero no frenará nuestra clara determinación por hacer de Andalucía una tierra más justa. Expresamos nuestro firme compromiso para seguir dando pasos adelante en favor de los derechos de las andaluzas para lograr una Andalucía más igualitaria y libre de violencias machistas”.

“PERSISTE UNA GRAN BRECHA DE GÉNERO EN EL EMPLEO”

Y por su lado, CCOO y UGT celebraban en la mañana de este lunes frente al edificio de los Sindicatos una concentración simbólica, “con un aforo limitado y respetando todas las medidas de seguridad y prevención”, para “tras un año muy duro donde la discriminación y violencia hacia la mujer se ha acentuado”, reafirmar su compromiso con las políticas de igualdad.

Momento culmen de la concentración sindical / FOTO: Eulogio García

“Persisten todavía importantes desigualdades estructurales que provocan una gran brecha de género en el empleo que van a repercutir en salarios, ayudas e incluso pensiones. Con esta pandemia se ha puesto al descubierto la importancia de la mujer en el mundo laboral, ya que han sido las que han estado al frente de los trabajos esenciales durante este tiempo y con contratos temporales, por todo ello no podemos dejar de luchar y de reivindicar en un día tan señalado como es el Día de Mujer trabajadora”, se remarca.

De este modo, los dos sindicatos mayoritarios han mostrado su “voluntad de seguir sumando en este esfuerzo colectivo y combatir todas las formas de discriminación y violencia hacia las mujeres, siendo nuestro ámbito prioritario la lucha contra todas las discriminaciones que se producen en el mundo del trabajo, por lo que entendemos que nuestro papel es crucial para lograr una igualdad real de las mujeres en el empleo, así como la igualdad salarial entre mujeres y hombres, cuestiones fundamentales para conseguir una sociedad más justa, inclusiva y solidaria”.

Desde CCOO se remarca que la destrucción de empleo asalariado femenino en estos tiempos de pandemia del coronavirus –y según la EPA- ha sido mayoritariamente en el de mayor precariedad, aunque el indefinido también se ha visto afectado. “También hay que decir que hay más mujeres en ERTE que hombres, sin embargo la mayoría de los puestos de trabajos que se han considerado esenciales han sido los ocupados por mujeres, pero a su vez era los trabajos más precarios y peor pagados”. Con los datos en la mano, “estamos muy lejos de la igualdad y seguimos manteniendo diferenciales en el acceso al empleo, brecha salarial, pensiones y persistencia de techos de cristales que aún indican que falta un largo camino por andar”.

Los comentarios están cerrados.