DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

A la octava… un empate ante La Hoya


No pudo ser. El Cádiz no pudo sumar su octava victoria consecutiva, y en su visita a Lorca en la mañana del domingo sólo pudo arañar un punto en el campo de La Hoya, en un choque que pudo ganar pero, amen a los fallos defensivos, también pudo perder. Además, el equipo recibe sus primeros goles de este 2015. Al final, un 2-2 en el marcador tras una primera parte igualada y otra segunda algo loca. El UCAM Murcia no falló, y le recorta dos puntos a los gaditanos, que se mantienen líderes con tres puntos más.

Los de Claudio Barragán salieron al campo con novedades en el once inicial: Arregi ocupó el sitio de Servando, Kike el de Machado y, la principal presencia era la de Navarrete acompañando a Garrido en el pivote en lugar de Juanma Espinosa. Además, arriba volvía el recuperado Jona junto a Airam.

En la primera mitad, el control del balón fue casi siempre del equipo visitante, en este caso vistiendo de negro; y aunque no pasó apuros –la ocasión más peligrosa fue abortada por un gran Aulestia-, tampoco vio claridad suficiente arriba.

Tras el descanso se vivió otro encuentro más divertido y loco. El Cádiz afrontó el segundo tiempo sin contemplaciones, buscando el gol. Así, ante un conjunto murciano desconcertado, llegaron los dos disparos al larguero consecutivos por parte de un centro envenenado de Kike y posterior rechace de Óscar; la ocasión de Garrido… y, tenía que llegar, el gol, golazo, de Juan Villar en el minuto 18. Un 0-1 que parecía empezar a sentenciar la mañana.

Pero cinco minutos tardaron los locales en meterse de nuevo en el partido, ayudados por las imprecisiones de la zaga gaditana. Así, en un contragolpe Ibrahim batía a Aulestia –que no había recibido un gol en lo que iba de año-. Diez minutos después Jaime marcaba el 2-1, dándole la vuelta al marcador a todo un líder; un líder herido que a continuación igualaba el resultado gracias a Airam Cabrera y su zurda. Y ya casi con el tiempo cumplido los de negro pudieron lograr su tercer gol, la remontada, pero el portero lorquino frustró el lanzamiento de Jona.

Reparto de puntos que demuestra que este Cádiz, cuando se atasca y falla en defensa, es ‘mortal’, pero a la vez, no se hunde con los varapalos. La semana que viene, de nuevo en partido matinal, toca recibir en el Carranza a un Melilla enrachado. DIARIO Bahía de Cádiz

Los comentarios están cerrados.