DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La obra del futuro Museo del Carnaval de Cádiz coge ritmo

El Museo del Carnaval de Cádiz se compone de dos patas: continente y contenido. Hace nada se presentaba el proyecto básico de musealización; y desde agosto se trabaja en la adaptación y rehabilitación del Palacio de los Marqueses de Recaño, finca elegida para hacer realidad este equipamiento tras años de promesas. El Ayuntamiento confirma que las obras, primera fase del proyecto, “avanzan a buen ritmo”. La inversión global rondará los 3 millones de euros.

El proyecto del Museo del Carnaval de Cádiz, en marcha al fin tras años de promesas y reivindicaciones, se compone de dos patas: continente y contenido. Respecto a lo segundo, hace apenas unos días se presentaba el proyecto básico de musealización, presumiendo de que será “un espacio innovador, vanguardista y experiencial”.

Y en cuanto al envoltorio del futuro centro de interpretación, desde el pasado agosto la empresa Bauen se encarga de los trabajos de adaptación y rehabilitación del Palacio de los Marqueses de Recaño, el lugar elegido finalmente para acoger este equipamiento centrado en la principal fiesta de la ciudad: un edificio Bien de Interés Cultural (BIC) con 2.000 metros cuadrados útiles, sin uso desde hace unos años. Se busca modificarlo lo menos posible y respetar su ornamentación.

Tras más de dos meses de obras, desde el Ayuntamiento se confirma que “avanzan a buen ritmo” y, de hecho, la empresa constructora “ya está empleándose en el interior del inmueble con maquinaria pesada”.

De esta forma, se detalla en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, se están desarrollando actuaciones de micropilotaje de las zonas verticales de comunicación, mientras que en paralelo se está procediendo a realizar distintas demoliciones y el replanteo básico de instalaciones.

En concreto, en esta primera fase del proyecto se actúa sobre las cubiertas y la fachada, acometiéndose también una renovación de los acabados generales del edificio y una redistribución de los espacios del interior para adaptarlo funcionalmente al Museo.

La obra removerá los elementos de circulación de personas que se colocaron en la última intervención sobre la finca a partir de la tercera planta, rampas y escaleras, así como el salón de actos en la medianera del edificio en planta baja, entreplanta y planta primera, y modificará también la configuración del anexo de nueva construcción a calle Sacramento.

Tanto para el ascensor como para el núcleo principal de comunicaciones verticales se buscará una nueva ubicación que resolverá los condicionantes a la circulación de personas y a la accesibilidad, en general, que había en la finca hasta ahora. De hecho, se recompondrán en un solo núcleo las comunicaciones verticales ahora resueltas con hasta cuatro escaleras distintas que van a desaparecer, fundiéndose en una sola.

Estos trabajos de rehabilitación suponen más de 1,8 millones de euros (alrededor de un millón se sacan del 1,5% Cultural del antiguo Ministerio de Fomento). A ello se sumarán los 1,1 millones para la musealización del espacio (dinero que logró el Ayuntamiento de los fondos europeos de la ITI que gestiona la Junta de Andalucía, tras presentar meses atrás el proyecto a la convocatoria llamada ITI Cultural).

CONOCIENDO LA EXPERIENCIA DEL MUSEO CAMARÓN

Tras la obra ‘gorda’, llegará el momento de crear ese espacio expositivo. Una vez que se cuenta con el proyecto básico, el Consistorio sigue estudiando si licitar el proyecto de redacción en solitario o hacerlo conjuntamente con la ejecución; actualmente se están “perfilando las ventajas e inconvenientes de cada una de las opciones para acertar”.

Al respecto, la concejala de Cultura, Lola Cazalilla, junto a personal técnico de su delegación y el concejal de Patrimonio, Paco Cano, visitaba hace unos días en San Fernando las instalaciones del Museo Camarón (ya listo junto a la Venta de Vargas pero todavía cerrado, a la espera de su inauguración) con el objetivo de “conocer experiencias y ver cómo han trabajando en otras administraciones de cara a las próximas licitaciones que tiene que sacar el Ayuntamiento para el Museo del Carnaval”. La concejala de Desarrollo Urbano del Consistorio isleño, Claudia Márquez y su personal técnico atendieron a la comitiva.

Cazalilla ha agradecido la predisposición ofrecida desde el Ayuntamiento de San Fernando que “durante esta visita nos han contado su experiencia tanto a nivel de contratación y elaboración de pliegos como de diseño del propio museo”. De esta manera “hemos podido saber de primera mano los obstáculos o los trámites que han debido seguir. Así podremos aplicar lo aprendido a nuestra propia metodología de trabajo”.

“Seguimos trabajando en la dotación del contenido y en los siguientes plazos que tenemos que seguir para que Cádiz disponga por fin de un museo de una de las expresiones popular más importantes que además cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural”, ha subrayado la concejala responsable.

El Consistorio pretende que el Museo del Carnaval sea “innovador, vanguardista, experiencial e interactivo y un referente dentro de la oferta turística a nivel local, provincial, regional y nacional”, al tiempo que se incide en que no se busca “un museo sólo para turistas”, sino que la idea es que se configure como “un espacio vivo para la gente que conforma el Carnaval de Cádiz”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.