DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La “falta de celeridad” de la Junta de Andalucía permite que El Corte Inglés siga abriendo en la ciudad de Cádiz los domingos de agosto

El concejal de Comercio del Ayuntamiento de Cádiz lamenta que el retraso del Gobierno andaluz a la hora de publicar en el BOJA la resolución final sobre la enmendada declaración de la capital gaditana como Zona de Gran Afluencia Turística “haya amparado que, un nuevo domingo de agosto, haya abierto sus puertas un gran centro comercial”; o lo que es lo mismo, El Corte Inglés. Dicha resolución al menos acota la libertad horaria de los comercios a abril, mayo, septiembre, octubre y noviembre.

El concejal de Comercio del Ayuntamiento de Cádiz, David Navarro, lamenta que el retraso del Gobierno andaluz a la hora de publicar en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la resolución final sobre la enmendada declaración de la capital gaditana como Zona de Gran Afluencia Turística (a efectos de horarios comerciales) “haya amparado que, un nuevo domingo de agosto, haya abierto sus puertas un gran centro comercial de la ciudad”; o lo que es lo mismo, El Corte Inglés (pese a la oposición de sindicatos y la plantilla).

Este edil de Adelante Cádiz critica esta “falta de celeridad” de la Junta en publicar la resolución anunciada días atrás, un trámite que, en la práctica, impediría a esta gran superficie abrir los domingos de este mes de agosto.

En esta línea, recalca que “resulta muy sospechosa la lentitud con la que la Junta de Andalucía está actuando para la publicación de la resolución en el BOJA, sobre todo cuando contrasta con la prisa que se dio para notificar a todas las partes implicadas en la sentencia del Tribunal Supremo que anulaba la anterior declaración”.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, Navarro reflexiona que el Ejecutivo andaluz de PP y Cs, “lejos de pensar en el pequeño comercio y ayudarlo, lo abandona y piensa siempre antes en las grandes empresas”; e insiste en que “el único gran beneficiado” en Cádiz de esta “falta de agilidad” de la Junta “es El Corte Inglés” mientras que “los principales perjudicados, por el gran agravio comparativo que supone, es el pequeño comercio”.

La resolución final de la Junta (tras la sentencia del Supremo que tumba la resolución de 2016) declara hasta 2022 a todo el término municipal de Cádiz como Zona de Gran Afluencia Turística durante los meses de abril, mayo, septiembre, octubre y noviembre, además de los días de Carnaval.

El Gobierno autonómico de derechas no atendió las alegaciones del Ayuntamiento gaditano en las que se solicitaba que esta declaración se limitara al paseo marítimo y al casco histórico (las áreas visitadas por los cruceristas y la zona de la playa), al considerar “con argumentos peregrinos y forzados” que había gran afluencia de turistas en otros puntos de la ciudad. De hecho, se vuelve a remarcar, la Junta defiende que hay Bienes de Interés Cultural (BIC) declarados en todo el municipio, aunque en realidad en la zona de la Bahía “tan sólo se encuentran espacios subacuáticos que lógicamente no se pueden visitar, como el canal de entrada al puerto de Cádiz”, insiste Navarro.

UNA SENTENCIA DEL SUPREMO TRASTOCÓ LA DECLARACIÓN INICIAL

El Tribunal Supremo anulaba hace unos meses, por ser contraria a derecho, la resolución de 2016 de la Dirección General de Comercio de la Junta por la que se hacía pública la declaración en el municipio de Cádiz de Zona de Gran Afluencia Turística a efectos de horarios comerciales. Se estimaba el recurso de casación interpuesto por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que confirmó dicha resolución administrativa.

Dicho fallo entiende que la petición inicial del Ayuntamiento de las zonas y periodos en los que estaría activa esta declaración (limitado a una parte del casco antiguo, coincidiendo con los recorridos históricos-turísticos, y a dos quincenas al año en mayo y septiembre, los principales meses para el tráfico de cruceros), “no contiene ninguna explicación o justificación efectiva y fundada en criterios objetivos, sobre la forma en que la indicada selección atiende y protege los intereses comerciales, turísticos y del consumidor”.

La sentencia suponía automáticamente que toda la ciudad, de facto, pasaba a estar declarada Zona de Gran Afluencia Turística todo el año. Ello supone libertad para que los comercios (grandes y pequeños) puedan abrir todos los días que deseen. La última resolución de la Junta aunque limita esta libertad horaria a ciertos meses, no acota su efecto a zonas concretas.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.