DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Junta, Ayuntamiento y comunidad educativa ven oportuno elaborar un diagnóstico sobre la “realidad” de la escuela pública en Cádiz

El consejero de Educación de la Junta se ha reunido en Cádiz con el alcalde, su edil de Educación y representantes de la Flampa Gades y de la Coordinadora de la Escuela Pública. Una reunión, pendiente desde verano, para abordar la particular situación de la escuela pública en la ciudad: temas como la escolarización, el cierre de unidades y los conciertos, los comedores y las infraestructuras, han estado sobre la mesa.

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, y su delegado territorial en la provincia, Miguel Andreu, se han reunido este jueves en la delegación del Gobierno en Cádiz con el alcalde de la capital, José María González ‘Kichi’, su edil de Educación, Ana Fernández, y representantes de la Flampa Gades y de la Coordinadora de la Escuela Pública (Marián Gil, en representación de las familias, Amparo Butrón por el profesorado y los equipos directivos de colegios e institutos, y Alicia Agreda en nombre del alumnado).

Una reunión de la mesa local de educación pública, pendiente desde verano (la próxima cita será en junio), para abordar la particular situación de la escuela pública en la ciudad, donde más del 60% del alumnado de Infantil y Primaria está ya matriculado en centros privados-concertados.

El primer edil de Adelante Cádiz ha transmitido a los representantes del Gobierno autonómico, ahora de derechas, “la urgencia y la necesidad” de elaborar un diagnóstico sobre la realidad local de la escuela pública que “recoja la singularidad de la educación pública pero también enumere las carencias de recursos tanto de personal como de infraestructuras”. Este diagnóstico, que demandan también padres y profesorado, contribuirá “a mejorar la planificación en la escolarización y la ratio de los distintos centros”.

En el encuentro de trabajo, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, González Santos ha recogido la preocupación manifestada por la comunidad educativa acerca de los comedores escolares así como la calidad de los productos que se sirven, y ha planteado la posibilidad de incluir en los futuros pliegos de condiciones “cláusulas sociales que prioricen la oferta presentada por pymes locales frente a las empresas globalizadas”.

Igualmente, desde el Gobierno gaditano se ha demandado un compromiso a la Junta en materia de infraestructuras educativas, con casos concretos como el estado del antiguo colegio Carmen Jiménez (donde se imparten varios ciclos formativos del IES San Severiano, y los alumnos se han plantado por sus deficiencias). “Desde la Junta han señalado que la actuación en este centro se llevará a cabo en breve” por lo que se espera que “más bien pronto que tarde los alumnos puedan desarrollar sus clases con normalidad y en unas condiciones dignas”.

Por su parte, la concejala de Educación, Ana Fernández, ha subrayado el compromiso por la escuela pública manifestado por todos los presentes en este encuentro, “un compromiso que las administraciones debemos ser capaces de transformar en hechos con inversiones para tener unas instalaciones en buenas condiciones pero también apostando por el personal docente”.

Del mismo modo, ha adelantado que los representantes de la Junta “nos han transmitido la intención de firmar próximamente un convenio de colaboración para que los centros escolares puedan abrir por las tardes y convertirse así en un elemento de dinamización social dentro de los barrios”.

Entre las demandas que la Flampa y de la Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz han planteado en este primer encuentro (del que dicen salir con “sensaciones positivas”, pero “estaremos vigilantes”), están: la elaboración de un estudio diagnóstico de la situación real de la capital gaditana “que permita proyectar medidas a medio y largo plazo”; que se respete el proceso de escolarización; el “blindaje real” de la educación pública; el mantenimiento de todas las unidades de la pública (con especial atención a la Educación Infantil y de Bachillerato) en tanto que no expiren los conciertos con la concertada (2021 y 2023) o, en todo caso, la revisión anual de dichos conciertos en los mismos términos que se hace con los centros públicos; la reforma de la normativa correspondiente para que la ratio fijada atienda a la situación demográfica real de cada localidad; la distribución equilibrada del alumnado con necesidades educativas especiales y específicas; o una “solución inmediata para la Institución Provincial Gaditana” que evite su cierre.

“LAS CUESTIONES SE ENQUISTAN POR NO HABER UNA COMUNICACIÓN CLARA”

Por su lado, el consejero Javier Imbroda asegura que de esta reunión sale el acuerdo de establecer “una colaboración permanente” con el Ayuntamiento con el objetivo de “mejorar el sistema educativo de la capital gaditana”. Para este político colocado por Ciudadanos, “hay que normalizar las relaciones institucionales para analizar y comunicar las cuestiones que nos preocupan a todos porque a veces las cuestiones se enquistan por no haber una comunicación clara entre las administraciones”.

Igualmente, Imbroda se ha comprometido a realizar reuniones periódicas, al principio y a final del inicio del curso escolar, para realizar un seguimiento de la situación de la enseñanza en Cádiz y trabajar de forma conjunta para encontrar “líneas de mejora”. Además, “nos llevamos tareas, no solo educativas sino también deportiva para analizarlas y buscar una posible solución más pronto que tarde”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.