DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Isla Aguilar y Miguel Oyarzun se ‘ganan’ la dirección del FIT de Cádiz desde una mirada “decolonial y contemporánea” a Iberoamérica

Doce proyectos se presentaron a la dirección del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, en el marco del concurso público convocado. Y tras la criba y consideraciones del comité de expertos, el Patronato del FIT (con la única abstención del representante de la Junta) se ha decantado por la candidatura de Isla Aguilar y Miguel Oyarzun, que ya encabezaron esta veterana cita de forma circunstancial en 2020. Se considera que es el proyecto “más completo y adecuado” de los analizados, así como su carácter “transgresor e innovador”.

Un total de doce proyectos se presentaron a la dirección del Festival Iberoamericano de Teatro (FIT) de Cádiz, en el marco del concurso público abierto el pasado febrero. Y este lunes, el Patronato del FIT se ha decantado por la candidatura de Isla Aguilar y Miguel Oyarzun, que ya encabezaron esta veterana cita de forma circunstancial en otoño de 2020.

Se trata de uno de los tres proyectos seleccionados finalmente por un comité de expertos creado al efecto, tal y como recogen las bases de la convocatoria que fueron elaboradas de forma conjunta entre la Fundación Municipal de Cultura y el Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (Inaem) y aprobadas por el Patronato “sin ningún voto en contra”.

La representante de la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía se ha abstenido en la votación final, mientras el resto de integrantes del Patronato (Ayuntamiento, Inaem del Ministerio de Cultura, la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores, la Diputación y la Universidad de Cádiz) han votado a favor, y han destacado “la calidad del proyecto”, que es “el más completo y adecuado” de los presentados, así como su carácter “transgresor e innovador”.

A su vez, en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, la concejala de Cultura y vicepresidenta del Patronato del FIT, Lola Cazalilla, sobresale el currículum y la experiencia “abrumadora” de los integrantes del proyecto ganador, de quienes ha resaltado el papel desempeñado al frente de la dirección de la anterior edición, que fue “un éxito rotundo” pese a haberse celebrado en plena pandemia, significando en este sentido el “cumplimiento exhaustivo de todas las medidas sanitarias y ni un solo caso de contagio en los espacios culturales”.

“UN LABORATORIO ACTIVO Y ABIERTO DE CREACIÓN”

Isla Aguilar y Miguel Oyarzun (los madrileños tienen a sus espaldas por ejemplo la creación del Be festival, con sede en Birmingham, o la gestión del centro cultural Conde Duque, en la capital del Estado). proponen un FIT “desde una mirada decolonial y contemporánea a Iberoamérica, en un contexto con las problemáticas y malestares de la sociedad, pensado desde la diversidad y la inclusión para atraer a nuevos públicos y creadores que expanda sus límites espaciales y temporales y su repercusión en el tejido de la ciudad, con exhibición y producción a partir del apoyo a la creación y de la colaboración en red y, además, con una gestión transparente y flexible que reimagine el modelo de festival y fomente su crecimiento”.

Cazalilla agrega que desde el Ayuntamiento gaditano “no se concibe un FIT que no esté basado en estas directrices culturales, artísticas y política”, existiendo la “certeza” de que Isla Aguilar y Miguel Oyarzun “entienden estas líneas maestras como principios vertebradotes de su trabajo, tal y como pudimos comprobar en la pasada edición”.

A todo ello, en este nuevo proyecto que presentan suman elementos “esenciales” como “el derecho de la ciudadanía a la cultura y su potencial para articular y transformar vínculos sociales”, sin olvidar “la reflexión sustancial sobre el momento de transición en el que nos situamos hacia un mundo post pandémico”. Y, por su puesto, “la relación, reflexiones y refuerzo de los lazos con Latinoamérica, nuestra tierra hermana, son pieza clave y angular del FIT”.

En este sentido, Latinoamérica sigue siendo el centro sobre el que “investigar, reflexionar y experimentar”, ya que este proyecto se presenta como “un laboratorio activo y abierto de creación e interacción artística, donde lo formativo y pedagógico, el debate y el aprendizaje son tan importantes como las obras finales de la programación”.

Así, se apostilla, el proyecto ganador plantea un abordaje de “conceptos tan necesarios como son identidad, desigualdad, memoria, frontera, patriarcado o medioambiente”.

Además, la candidatura de Isla Aguilar y Miguel Oyarzun aboga por el equilibro entre propuestas andaluzas, estatales, portuguesas y latinoamericanas, atendiendo a la diversidad del continente; así como por los artistas reconocidos y emergentes del ámbito de la escena contemporánea.

Otro de los puntos fuertes que ha llevado al Patronato del FIT a decantarse casi por unanimidad por este proyecto y reafirmarse en la elección que ya hizo el año pasado es “el nivel de concreción y de detalle con el que está trabajado y pensado cada elemento y actividad”, tal y como ocurre con el apartado presupuestario del proyecto, “cuya planificación y solvencia brilla”.

UN COMITÉ DE EXPERTOS HA VALORADO LAS CANDIDATURAS

El plazo para la presentación de ofertas para la dirección del FIT (para suplir la jubilación de su anterior director, Pepe Bablé) se abrió el pasado 10 de febrero y se cerró un mes después con un total de 12 propuestas presentadas. El comité de expertos creado conforme a las bases de la convocatoria hizo una primera selección de tres proyectos, los cuales se enviaron el pasado día 26 de marzo a los integrantes del Patronato del FIT, que ahora han procedido a la votación del proyecto ganador.

La composición de ese comité de expertos es resultado de la votación de todos los miembros del Patronato, presentando cada uno de ellos una propuesta de cinco personas. Ha estado conformado por: Narcis Puid, adjunto a dirección artística y responsable de la programación internacional del Festival Temporada Alta; Andrés Lima, director de escena galardonado recientemente con el Premio Nacional de Teatro; Javier Ortolá Salas, coordinador del Festival Baelo Claudia; Elena Heredia, técnica de Artes Escénicas Fundación Provincial de Cultura de la Diputación de Cádiz; y Raquel Vidales, periodista de cultura del diario El País.

EL “RIDÍCULO” DEL PP Y DE COLOMBO

Esta decisión se toma en la misma jornada en la que la derecha local, el PP, a raíz de una noticia en los periódicos del Grupo Joly, pide explicaciones al alcalde, José María González ‘Kichi’, por uno de los espectáculos programados en el último FIT: “en plena crisis los gaditanos hemos pagado 7.000 euros a un militante de Podemos para poner un archivo de audio”, suelta alegremente el concejal Juan José Ortiz, como si el primer edil decidiera la programación cultural. Los conservadores no dudan en afirmar que “el FIT está en plena caída libre y abandonado a su suerte”.

Al respecto, el primer edil ya ha lamentado que el PP “siga intentando boicotear un procedimiento abierto y transparente de selección de proyectos” al poner en duda la inclusión de la obra ‘La pandemia en germinal’ de Marcelo Expósito en el último FIT; con una programación que fue configurada por los directores del festival “sin injerencias políticas de ningún tipo”. González Santos advierte a los populares de que “no pueden perseguir a un buen director o directora por no ser afín a su ideología política”. “Quizás si hubieran asistido al festival, desde el PP entenderían la calidad y sentido de esta propuesta”, agrega. Y le remarca a Ortiz que “los artistas, como cualquier otra persona, tienen derecho a entrar en política y a volver a su profesión anterior”.

“Argumentar que una obra tiene menos valor artístico por no contar con escenografía es un auténtico disparate y una ridiculez”, deja caer a su vez Cazalilla, que desvela que a este “despropósito” se ha sumado el “ridículo” de la representante de la Junta en el Patronato del FIT, la delegada territorial de Cultura en Cádiz, Mercedes Colombo, que en la reunión de este lunes para la votación de la nueva dirección del festival “ha intervenido para cuestionar la contratación de Expósito”. Asimismo, desde el Inaem también se ha evidenciado la “ignorancia tremenda” de la popular Colombo de los procesos habituales de contratación artística y “su desconocimiento absoluto de las artes escénicas, del teatro y de la cultura en general”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.