DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

¡Gago, trapecio!… yo también

La primera función de los cuartos del COAC 2019 no defraudó, sobresaliendo el cuarteto budista del Gago con un tema libre impagable; la chirigota-revolusión de Juan Carlos Aragón y su estrategia canalla; y el coraso indio antistema de García Argüez y Procopio. Quizá el momento más inesperado llegó con la chirigora del Love, cerrando madrugada casi sin hacer ruido, sin molestar.

DÍA 21 (1ª CUARTOS DE FINAL).

¿Pero el Canalsú, se come a los niños, o no? Es la gran incógnita del estreno de la fase de cuartos de final del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019), tras el enésimo debate sobre si las preliminares son largas, infumables y prescindibles… pero pa 2020, las alargaaaaamos medio metro más, ome. ¿El conviran ya presente? Podemos empezar.

Domingo, y se nota que esto ya es más Falla que COAC. La primera función de los cuartos no defraudó, sobresaliendo el cuarteto budista del Gago con un tema libre impagable; la chirigota-revolusión de Juan Carlos Aragón y su estrategia canalla; y el coraso indio antistema de García Argüez y Procopio. Quizá el momento más inesperado llegó con la chirigora del Love, cerrando madrugada casi sin hacer ruido, sin molestar.

Y el 28 de abril, a vooootar. Y el 26 de mayo, a vooootar. Pero que peshá de ¿democracia?, qué presión con tanta urna. El fiscal, nuestro heredero del levante de bolsillo, ya está imprimiendo papeletas. Maripili, reflótame, tira de la palanca y que gire a la izquierda, siempre a la izquierda, este cronicón atemporal, tanto como los pantalones de pitillo. Pero antes, un minuto invocando al Yuntamiento de Cádiz, que paga este momento bitterkas. DIARIO Bahía de Cádiz

Gran Reserva’, enorme

Las 20.04 horas. Arriba el telón. Arriba esos cuartos, dong dong dong dong… ¿Hombre blanco, qué hago yo en un piso, me parece a mi que yo me quedo aquí, chaval….? Libres en su pradera, pa jartarse de cantar. “Somos la gran resistencia, el pueblo más insumiso y alegre, el clan que está contra el sistema, y empuñamos nuestra música para la rebelión… yo te traigo la dignidad, la humanidad, la libertad”. Fuuaa, vaya holaquéhay de la tribu con plumas del García Argüez y del capitán Pocahontas Procopio. El poblema creciente de la turistificación en Cádiz en ese tango… “pisos tan solamente para turistas, qué bella es esta ciudad, pero para vivir la gente de aquí que se muden a otro lugar, que ya en el centro sobran los gaditanos… maldito turismo que a tu gente está echando, ay mi pobre Cádiz que el corazón te lo están robando”. El fiscal vive en un escaparate en el barrio Santa María. Nada más que añadir. Y denunciando lo que viven tantas criaturas en el mundo, imaginando a nuestros niños y no a sus niños, como si nos fuera algo ajeno… no ven ni quieren ver “el cuerpo cubierto de sal porque lo ha devuelto la mar, o en una jaula llorando solo en una frontera”. Todos locos de contentos con el Sabina como pregonero… “pero el que está más contento es el del estanco que está ahí enfrente”, jeje; y mareaos con tantas campañas institucionales… “lo que falta es una campaña, pa que Canal Sur respete a la cantera con to sus castas”. Pummmm. El Modesto mira a fondo norte, no me tires tiritos en el pecho. Un bote, dos botes… que mejor que hagamoh el indio a que hagamoh el carahote. La alusión a la vuestra enciende al Falla, ¡tres botes, cuatro botes…! Pupurrí no, pupurrinaso, niña… “dime qué es la izquierda, dime qué es la derecha, tu ideología, si a ti te ciega, se convierte en porquería”. ¿Y el centro?, ejem… Y que el agua “se lleve a todos los fachas que van a salir”. No falta esa cuarteta comparando la neoesclavitud contemporánea que te absorbe y su vivir en chanclas, sin anclas ni obligaciones impuestas… “guárdate la superioridad de animal civilizado, quién es el esclavo, quién es el salvaje, que yo en tu reserva nunca me voy a encerrar, déjame vivir en paz…; y mientras ellos nos ponen cadenas, nosotros vamos pensando en abrirlas, y mientras ellos destruyen la tierra, nos hacen la guerra, nosotros vamos a hacer el amor, vaaamos a hacer el amoooorrrrr, orrrrrrr”. Prima, yo quiero que suene esa trompeta mientras hacemos el amooooool. Qué este mundo es de la genteeeee.

Juego de coros’, corito

Shiiiiii que viene, que viene, el futuro, pese al Canalsú: “para apoyar y fomentar la cantera, además de recompensar el esfuerzo realizado”, esta tarde se cuela entre los mayores al coro ‘Juego de coros’, flamante primer premio de juveniles. Nos deleita con una muestra de sus coplillas. Los de Pacma ya están hablando con el Seprona pa que no salga la Borriquita, jeje. “Es el pueblo el que me juzgará, el que me guiará… otro año, este juego, se acabóooooo”. Hay cantera, mamá. El jurao les agasaja con un pancartón: “este coro me gusta”. Mejón que alguno de adulto.

Er Chele Vara’, drogas nooo…

¡La revolusión! Por el barrio de la Viña, el destino, que son ateos, quiso que se encontraran la peñita del Fidel Chano y la peñita del Chele Vara… “y salió sin querer, esta revolusión… y si triunfamos, como tú soñaste, Cádiz será sólo y na más que pa los gaditanos… venimos a respetar a todo el que se sienta gaditano, gaditano de verdad…”. Patá metafórica a los huevos, la lanzada por la chirigota chirigota del Juancarlos, con la afisión algo aplatanada. Ojo al alegato primero, consúmelo como quieras, que “la droga es un poblema, pero un poblema, depende…”, que ahí están los estancos y el ron del Mercadona, “y el delincuente al final, es el camello del barrio… si no fuera por to los que trapichean, la felicidad sería una odisea, y entonces de verdad medio Cádi estaría en el paro…, sin droga nuestro concurso sería una porquería, ni la gente aguantaría toda la preselección, porque hasta los mismo coros te ponen contento”. La ironía, o no, torcía y doblá se articula igualmente por el otro pasodoble… “como estudié en la privada, mi educación fue machista, por eso yo le cantaba a la mujer gaditana, para abordar su conquista… pero ya soy feminista, ya no miro a las mujeres como un objeto sexual… me siento pluscuamperfecto, tan perfecto que me he vuelto levemente bisexual… que no vea el peaso de polla que tiene mi Lolo, Lolo, Lolo, piconero”, jejeje. Cupletillos con brocas, del doce. Taladrando a las tres de la madrugá, y patrullando en patín elésctrico por la ciudad… pero con torre de preferencia arrastrando ahí, haciendo tope, aro aro… Y si por un casual nos llama a declarar la Audiencia Nacional, nos vemos por las calles de Bruselas cuando llega carnavá. Momento mitinero en el popu chovinista, o todo lo contrario, para gaditanos, gaditanas y gaditanes… con su propuesta de procesión magna en pleno agosto, “que el carril bici es mu largo, y tiene que servir pa algo… y prolongar los itinerarios hasta los concesionarios…; yo sueño con un concurso que dure tol año entero, y asín sucesivamente… se va enredando y enredando, un carnaval con carnaval, y yo tol año con mi pitito de caña….”. Repertorio ¿entre la incógnita y el resquemor, por un Cádi más cosmopilita…?, “po no, va a ser que no… gaditano a luchar, por tu tierra y tu mar, que si los Chele Vara ganamos, esta hermosa ciudad, algún día será sólo pa los gaditanos… me refiero a los gaditanos, y a los demás”. El fiscal vota a Lolo. Yo voto la irreverencia canalla que dise cosas, la sincera, y esta.

Lasssss envenenásssss’, vivir y viviiiiir

Hipnotizando a Cádiz, Cádiz hipnótico. Serpientes venenosas, y descalzas, que por carnaval son más bien serpentina y coplas… “aquí me tienes envenená cuando se supone que soy yo la venenosa y nuevamente me relío relío relío relío mis sentimientos… cómo no voy a arrastrarme mi Cádi de mi sangre, si me tienes envenenáaaaaa”. La comparsita del impenetrable Romero Bey suena de aquella manera, y te lleva al huerto… Hablando con Paco Alba en un pasodoble sobre el estado de la modalidad… “que con tanta esencia se nos está yendo la pelota… que hace ya cincuenta años de tus aires vanguardistas, Paco échame una mano, que la gente no se entera, que en nombre de tu esencia lanza las pullas a su hermano, pero ni una se moja y trabaja, por la cantera”. Amol de mamá en la otra letrilla shentimentalóide… “mientras pueda, le daré tanto cariño, no olvidaré nunca que soy su madre y él es mi niño”. Cupleses ajín, dos… si nunca has visto una bicha en condiciones, aquí hay quince raciones… y la más larga, “la boa gitana”, fuuuu…; e instando ar Kichi, y su carril bici, a que haga algo que sirva al menos pa poder hacerle un cuplesito… “por dónde quieras que vaya, ná más que valla”. Ssssshhhhhhhh cómo no voy a estar envenená, cómo no voy a estar envenenáaa. Engancha ese popu adictivo, inoculándote el veneno y una forma que por momentos distrae del fondo… “que no que no que no.. tierra mía, sal del encantamiento, y lánzate a la vida, a luchar por lo tuyo, que es tuyo y de nadie más, si vienen a envenenarte, envenena tú primero… tierra mía, sangre mía, que tú mereces vivir, y vivir, y vivir eternamente, viviiiiiir”. Imaginando este amol venenoso por tu Tacita. El fiscal ya va notando que le sube el veneno de febrero, mira, mira cómo hace ¡tipo tipo…!

Este año nos retiramos’, trapecio musho

Ante todo mucho karma. “Yo no pienso comé tofu, tofuera eso; un puchero sin despumá es un puchero inaseptable”. Momento retiro budista rimado y con su derroche de doble zhentido con el cuarteto, cuarteto, del Gago. De nada. El maestro, su ayudante cojo, el ludópata y la maruja, con adicción a las labores del hogar, tratando de cambiar, ¿tanto cuesta?, “cuarenta años le ha costado a la Junta…”. “¡Trapecio!, yo también”, jejej. Un poco de ejercicio pa relajarse en esa parodia, taichi, “yo prefiero yoga… los hombres no yogan… colocaros pa allá, que es meditación oriental… y acabemos con un final feliz, lo que yo te diga, un puticlub”. Dos cupleses de nota, jejej. El Padilla, “es el único torero que se ha ido retirando por partes”; y un niño adolescente un poco imbésil que quiere ser como Messi, “vomita to los fines de semana”, jajajaja. Retírate, retírate. Tema libre apopurrinado y superior, sin estrés en el Carranza (grande ese Machis, y sus maracas); en los carnavales… “apúntate al COAC, que esto es una bicoca, el sorteo del Falla, el sorteo que siempre toca, miiiill euros”; en semana santa, sacando a san Buda Tadeo, “despojado de sus vestiduras porque no le abrocha la cintura… qué de cuñas”. Y Cádi igualito que New York, “aquí no va a aparcar ni dios, ni lo que es peor, ni yooooo”. Y para terminar, “meditando meditandoooo… y no me seas más miserableeee, ay lererelé”. Primo, el mejor rataso de lo que va de concurso. He dicho. Y el Falla esta vez ha conectado. El fiscal ahí anda, revoleao por el foso, meditando meditandooooo.

El coro se escribe con tiza’, periquituliqui

Huele a puchero, huele. Suena a tango de Paco Mora, suena. Auto-homenaje al Tío de la Tiza, con chalequito, hecho coro, “que Cádi le debe mucho… tango se escribe con tiza, no lo vayan a olvidar”. Una primera letra aplaudiendo la progresiva incorporación de la mujer a la fiesta… “las mujeres en casa, le gritaban al cantar, que el carnaval es de hombres, como ha sido siempre y siempre será… hoy ve su esfuerzo premiado como mujeres como las de ahora, después de la dictadura, esas cadenas rompieron…”. Y mostrándole al mundo la faceta trabajadora del sur… “la historia de esta tierra la hicimos con nuestra manos… y aunque de vagos nos tachan, qué haría España sin to las manos benditas de Andalucía”. Fiscal, esa maaaano. La Paqui, enganchá al wasap, “ya no me como ná, como siga así la cosa me las tengo que apañar, y con mi iphone cinco me tendré que consolar”, apunta el primer cupletillo faltito con tantas redes asociales. Y el  bigotillo, juguetón en el otro, que ya hay quien los compara con el Julio Pardo, “un dos tres, papa y arroz”. Don Antonio qué trabalenguas los que dejaste en el carnavaaal. Con un “todos somos cantera” hecho pancartón XXL, de preludio de ese correcto pupurrí pedagógico que repasa vida, obra y peripecias de don Antonio Rodríguez… “para que nunca se olvide, traímos todos esos cantes, de ese tío del bigote, padre de los carnavales, que los tangos con tiza estarán escritos, por mucha pluma que pase durante siglos, durante siglos”. El fiscal sigue aprendiendo. Apunta, apunta ahí. Con tiza, no.

Las cosas del destino’, no-lo-sé-ni-yo

El destino fuma. Qué humareda, chiquillo. Se presenta, con alguna cosita fresca en el repertorio, la chiri-fusión firmada por uno de los hermanos Carapapa, el David, con el Iván Romero… “¿Que quién soy yo?, yo soy el destino, destino, destino, cuidao que lo puedo cambiar… uuuu uuuuaaaa… yo soy la cortina de la ducha que te toca y está helá… el destino, destino, destino… po atríncame tol premiooooo”. Echando de menos al Sheriff, harto del ambiente de los últimos años, de entrada, que “en carnaval todas las opiniones son respetables, no te vayas a enfadar… qué sería del concurso sin la pasión… disfrútenlo pero que el fanatismo no te nuble la razón, que a la fiesta le sobran talibanes de febrero…”. Y la neoesclavitud capitalista surcando el otro pasodoble… “ya me han subido el sueldo a novecientos pavos… ahora ya llego al día quince… que yo tengo trabajo pero vivo en la miseria, que sobrevivo de mi madre y de mi suegra, que me tienen que ayudar cobrando una pensión de mierda”. ¡Hoy duermes en el sofá, Julio! Los móviles modennos, “po mi primo es tan feo que con el culo lo desbloquea”; y cuernos hinchables…, pa adobar los cupletillos. Eso no-lo-sé-ni-yo. “Qué tendrá el destino, qué tendrá el destino…”: un pupurrí resultón e hinchado por la grada… “y mi destino y el tuyo se cruzan en carnavales, Cádiz dime cuál es el destino, para volver a lo que fuimos, que es vivir para reír…”. El fiscal, otro predestinao. Sonríe, asín asín.

A base de palos’, maderas Polanco

Dando palos, y no de ciego, precisamente. Tocina le ha cogido el gustillo a las astillas del Falla. Sonando viento en popa, a toda vela. “Quiero ser yo tu carpintero de ribera, quien ponga guapa tus maderas… no hay una barca más bonita en la Bahía, en los mares del sur, digamos que se llama Andalusía, es mi mare… vamos de nuevo a dar guerraaaa”. Navegando, a base de palos, aro aro. ¿Y a cuántos kilómetros está esta bella localidad sevillana de la costa? Ahí anda el fiscal tirando millas. Un amor furtivo, con sorpresita final… “a escondidas me besa, me abraza, y con un tequiero se acaba el tiempo… porque no se llevan bien, así me tengo que ver, a escondías con mi nieta”. Ay, pobresito abuelo. Y análisis en dos minutos de las últimas elecciones autonómicas: “la culpa es de una izquierda, que olvidó a los obreros, que predica una cosa pero el chalé se lo compra nuevo… le perdieron el pulso al día día… y qué caro es el precio que vamos a pagar”.  Ayy, pobresita Andalusía. Pero, bueeeeno, los fachas que andan ahora liberados algo tendrán que desí. En la tanda de cuplés lacios, sin dar martillazos, roncadores pofesionales, en do sostenido; y alusión a la chirigota reguetonera… Que cuando llega febrero, este viejo carpintero, se muere por tus maderas. Amol de suegra, y al popurrit. Con gusto, pero sin monos azules… “pa ser rico a mi no me hacen falta tesoros… y antes de irme, mi hacha de guerra, este astillero no se cierraaaaaa”. Puño en alto. Siempre.

Los cachitopán’, otro autobús que se nos vaaaa

Y esperando en la parada el último bus de la ya madrugada, el búho será, la chirigota-foresgán del Love, sin querer molestar… “el día que nací, nací yo sólo, mi mamá no tuvo ni que empujar…”. Una comunidad de vecinos, y quince años de presidente… “no aguanto, más, esto no es democracia… quince años trabajando y ni siquiera me han dao, un uniforme”. ¿Emm? Y más denuncia sociá que grasia en la segunda letrilla, que creen en la inocencia de los políticos corruptos, “tendrán mu lejos el cajero… puedo aguantar todo esto porque soy un cacho pan, lo que no comprendo es que por culpa de algún hombre, muchas mujeres vivan con miedo”. El fiscal no le quita ojo a esos manoletes… con unas lonchas de mortadela. En los cuplés, un móvi que reconoce los caretos; y el chatín del Arturo Fernández, “vente un día a la Caleta y no te des más rayos uva… adió Arturo… tequiereiarcaraho Arturo”. Un estribillo, que no moleste, que a nadie ofenda… pan pararanpan panpán. “Pero pipí ná má, popopopopo nooo… yo soy un cachitopán, y Luisito es un baguete… que tiene guasa barrer una cosa que he tirao yo”. Por ahí anda ese pupurrí tierno tierno, que acaba aligerando el trabajo de desmontaje a la tramoya. Frío ambiental. Bajo cero. El fiscal requiere en vena algo de malaleche.

Las 1.24 horas. Baja el telón. Rima con felón. Y con camìón. Fiscal, la última y nos vamos… Melón. Esto parece el un dos tres… Una frase célebre dulzona, la leche calientita y a la cama: “Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”, dicen que dijo el psicoanalista austriaco Sigmund Freud. Este gashó hubiera firmado buenas cuartetas de popurrí. La madre le quitó la ilusión de pisar el Falla. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.