DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“Febrero quiere sangre y se la vamos a dar”

Lunes de coplas, en la décima clasificatoria del COAC 2019, con casi un único objetivo: el estreno de la comparsa de Martínez Ares, ‘Los carnívales’, con el carnaval devorándose a sí mismo para seguir adelante. Una obra estratégicamente menos barroca y asumible a la primera, hasta que llega un popurrí. Además, actuaron otras tres chirigotas y tres comparsas, sabiéndose que no era buen día para resaltar. ‘Duérmete niña’ y ‘El sábado me lo trago enterito y el domingo me lo repito’, las más aceptables.

DÍA 10 (10ª CLASIFICATORIA). 

¿Y el Kichi y la Tere? ¿Han reconocido ya a Guaidó como autoproclamado presidente interino golpista de Venezuela?… aay, la libertad impuesta y el petróleo ajeno, que combinación, con lo malo que es mezclar. Para pasar la resaca, una sesión de preliminares, la décima, del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2019), y a seguir…

Lunes de coplas con casi un único objetivo: escuchar por primera vez la nueva comparsa de Martínez Ares, ‘Los carnívales’, con el carnaval devorándose a sí mismo para seguir adelante, y echando de menos a Tino. Una obra estratégicamente menos barroca y asumible a la primera, hasta que llega un popurrí que despista algo al aficionado fiel de don Antonio. Además, actuaron otras tres chirigotas y tres comparsas, sabiéndose que no era buen día para resaltar. ‘Duérmete niña’ y ‘El sábado me lo trago enterito y el domingo me lo repito’, las más aceptables.

Diez funciones ya, y diez días que lleva el fiscal, nuestro apuntador de la presente temporada, sin recoger la ropa que tiene secándose en el patinillo… esos calzoncillos coloraos, con el sol, acaban naranjas, verás… Maripili, que hay ropa tendía, dale a la palanca y que se desperdigue este cronicón con vergüenza… Pero antes, un instante para bendecir la publi del Yuntamiento de Cádi. Amen.

 

Los fabulosos’, fabuloso fabuloso

Las 20.06 horas. Arriba ese telón. No ha venío el coro. Estrena la todavía tarde la comparsa ‘Los fabulosos’, desde Málaga. Fantasía al poder, “soy tu payaso, tu bufón, tu mentiroso, tu ángel de la guarda… y casi sin darnos cuentas, nos atropella la vida, por eso te la inventas… la meta es la libertad”. Por ahí anda ese holaquéhay borroso, maleta en mano. Y sombrero, por supuesto. Félix Francisco Godoy pone la letra y José Ramón de Castro, la música. Pasodoble pidiendo perdón a Cádi, de entrada… “si estorbo Tacita, lo siento me disculpo por cantar, tú no me guardes rencor por fastidiar la sesión… somos una intromisión en mitad del show…”. Eso se llama poner la venda antes de la herida, y no soy enfermera. Que aquí no sobra naide, shavá. De segundo, toda la culpa del ascenso de la extrema derecha se la echan a los rojos… “mi padre soñaba una izquierda de verdad, de conciencia y alma obrera, sin complejos, sin etiquetar, que de sabia sabía luchar por la paz social y la igualdad, sin camaradas ni líderes… padre qué pena del mundo que hoy heredamos, rojo te han robao el pueblo y las plazoletas, le has puesto el mundo en bandeja a la ultraderecha, si mi padre te viera”. Su padre también votaría a Vox. La de hoy, “casi una final anticipada”, y un “chocho” pantojil muy visitado, en los mini-cuplés-excusas… Fabuloso por crear todo un mundo para ti… si fabulosa es la copla, más fabulosa es tu risa y tu boca… Estribillo propio de anuncio de colgate. “Los juegos ocultan el rostro traidor de la vida…”, apunta ese pupurrí con sus partes chillaítas, como el resto del repertorio. Se han ido hace un cuarto de hora y el fiscal sigue tratando de descifrar el mensaje oculto de este rato fabuloso fabuloso.

Las momias de güete pa gua en la mutua’, i-bu-pro-freee-no

¿Pero no fue en tu casa pintando? “Un parte, otro parte, otro parte… y yo sólo quiero una paguitaaaaa”. Ves, está sí se entiende. ¡No tenéih cuento tós!, exclama una voz desde la oscuridad del teatro. La chirigota puertorrealeña ‘Las momias de güete pa gua en la mutua’, con letra del exdeUPyD, eso sí que es grasioso, Felipe Marín Mariscal y música de Salvador García Sánchez. “Escúcheme Pepe Blas, cuando hable de los currelantes, la boca se la lava antes”, se queja el primer pasodoble, que lo de desear la paga y a vivir sin doblarla era ironía carnavalesca, ehhh. Rutina doméstica en la otra letrilla… en boca desesperada de un pureta en paro que ya no interesa a las empresas, “un cuarentón convertido en amo de casa”. Cantan como con respeto, sin querer pisar del todo estas tablas. Curioso ese cuplé, ligoteando con una piba facha que acaba “besando el caudillo”. Una palabra tuya bastará para sanarte… padre no digas ni pío, no-di-gas-ni-pío. El asunto médico-laboral inunda ese movido pupurrí escayolao ansiando la baja, soñando con la incapacidad permanente hasta que se hace el milagro… “que no me duele nada de nada, que era una excusa para verte la cara”. Ira, pero si era un homenaje a aquellas momias de güete de los años 80 del siglo pasado. El fiscal les ha cogido la matrícula.

La reunión de media tarde’, tú cara no me suena

En plan redentores de Cádiz, “que está fatá”, Fermín Salvochea organiza una comparsita en el cielo para largar, rejuntando a ilustres gaditanos que descansan en paz, entre otros, Falla, Moret, Beni de Cádiz, Chano Lobato, La Perla, Beatriz Cienfuegos, Quiñones, El Tío de la Tiza, Paco Alba o el Carota… “y así es como desde el cielo te llegó, esta gaditana y soñada reunión”. Entra la comparsita local ‘La reunión de media tarde’, con Isaac Sabajanes de letrista, y Álvaro Anillo, firmando la música. Un poco de carpe diem, angustioso, y reprobando a tanto machista, en esos pasodobles rarotes rarotes. En la tandita de cuplés, fanatismo carnavalero y una parienta que sólo come verde, pero por las noches se salta la dieta…  “y siempre termina comiendo carne”. Conestando directamente con el segundo pasodoble. Todo encaja… afú prima, la coherencia. Pero antes quiero que sepas que por Cádi hay que morir. Bajan de las nubes en el popu, para cantar en Cádi. En Comes. “Y aquí se acaba esta reunión tan bonita y gaditana”, dicen al despedirse. No ha cuajao ese popurrit, no. El fiscal mueve la cabeza.

Los masones en adobo (Iluminatis de Cai)’, apagón aceitoso

¡Hola! Saluda ‘Los masones en adobo (Iluminatis de Cai)’, chirigota casera con sus cartuchos de chocos en los puños del tipo… “échale una rodajita más”. ¿Bienmesabe? En la autoría, José Arauz Olozabal y Miguel Ángel Llull Segura. Con recuerdo al Baguetina. Piropillo para la primera letra, de manejar los hilos de este mundo a acabar manejados por la Caleta y sus coñetas, “que mi misión sólo es venir a cantarle a Cái, una y otra vez”. Y quejosos con Hacienda, que lo de cantarle a Cái una y otra vez no está pagao con dinero.. “dígame en qué empresa se curra con un disfraz, que mi empresa no se lucra y en cambio si se involucra en causas sociales”. Iiiiínnn, masón. Políticos guaperas y además Susana Díaz; y una vasectomía con ganas, en los cupletillos, ajín… Cádi tú no eres masona, Cádi tú eres masoca. El adobo no termina de impregnar los poros del popu. Voluntarioso este freidor pese al aceite, como diez mil quinientos kilómetros. El fiscal se ilumina también, cuando le tocas… el código penal.

Duérmete niña’, pendular

Sesión de hipnosis sobre el escenario, con ‘Duérmete niña’, comparsa de Málaga capital… “en este momento yo soy el dueño de tu mente… cuando cuente tres, pondré tu mundo del revés… un pueblo que está dormido es como un niño al que manejan sin voluntad… vengo a hipnotizarte pa que despierteeeeees”. ¿Sombrero?, sí sí, llevan sombrero. Manuel Navarro Paris es el autor de la letra, y José Antonio Pino Moreno de la música. En modo ironía el primer pasodoble patrio y olé… “yo soy español hasta reventar… que más da si va de culo nuestra sanidad, si las pensiones bajan… que la bandera de EspÁña es sagraaaaaááá”. La voz, las voces, van entrando en la otra letra a capela… “que mi comparsa está alzando su voz”. Potita esa construcción, otra cosa es el contenido. Narcótica la tanda de cuplés-excusa… Yo venía a hipnotizarte y me miraste a los ojitos… pero una simple mirada te bastó para quedarnos dormidos en esos sueños que compartimos y sólo hay ojos para los dos. Tratando de remover conciencias sesteantes en las cuartetas de ese popu-nana… “y los sueños sueños son… yo prefiero ser un soñador que un resignado… hipnotizadores que nos rodean y tú siempre estás dormíooooo… que mi garganta sea tu despertador”. El fiscal sigue ladrando, guau guau… ¡despierta, a la de tres!

El sábado me lo trago enterito y el domingo me lo repito’, y olé

Encopladas llega la chirigota de San Fernando ‘El sábado me lo trago enterito y el domingo me lo repito’. Marujas, sin un pelo en las patas, que no se pierden ningún pograma de Canalsú de coplas y/o sevillanas. “Y que se entere el gobierno, quién está sacando está crisis palante”, desvela el primer pasodoble. Ellas, como no. Y quejosas con alguien de más allá de Despeñaperros que también ha tildado de flojos a los andaluces… “qué mala es la envidia… te morirás con la pena de no haber nacío en mi Andalusía”. Ay Carmen Carmen. Jesús Montero Torrejón aporta la letra, y Rafael Fernández Reyes, la música. Selulianos de marca blanca. Un tatuaje gustoso y escatología a granel, en los cupleses… Y aquí nadie abre la boca, nos conformamos siempre con la misma copla. Marujeo a pelú en ese pupurrí… “y el anillo pa cuándo”. El fiscal se lo ha tragao enterito.

Los carnívales’, con tomate

Y cerrando el portón, don Antonio… se palpa la tensión expectante en el ambiente, llegó el estreno de ‘Los carnívales’, con tilde en la i, prima. Con forillo a medias, y el negro al fondo de ‘Los cobardes’. “Ha sonado el yunque bendito, su tañido nos devuelve a la cruda realidad… tú tienes permiso pa vivir y yo libertad para matar, con coplas de un caníbal carnavaaaaaal”. El infierno festivo carnavalesco devorándose a sí mismo. Antonio Martínez Ares, de eso va tu rollaso, ¿no pichita? Con las tres últimas comparsas del autor enjauladas. Un pasodoble perdido, o no, para aclarar el concepto, navegando en la sencillez de antaño… “somos quince criminales que al llegar los carnivales con sus letrillas te atrapan… atrás quedó el barroquismo, la extrema complejidad, y rebuscando en la esencia del acorde nuestra herencia, hemos copiado sin más… preparaos pa la matanza, con las piernas temblorosas con ese miedo en la copla del bendito primer día… dio comienzo la masacre, toca de nuevo luchar, febrero quiere sangre y se la vamos a dar, amor de mis amores qué más puedo contar… que pase lo que tú quieras”. Parece que ha gustao eso de entrar a la primera. Y sí, la típica/tópica letra de pasodoble echando de menos ya al Tino Tovar recurriendo a nombres de agrupaciones tinistas, tan igual a otras estándar, pero tan diferente, devolviéndosela tras aquel de ‘Volver a empezar’ de 2010, con la misma madre presente… “hoy vengo con esa lanza que me clavaste en el alma hace nueve carnavales, tú comenzabas de cero, yo daba palos de ciego, mejor dicho era un cobarde… madre a to nos ha querío pero contigo pierde el sentido y yo lo entiendo, para ella siempre has sido, ay niño, su ojito izquierdo… búscate en el lavaero, en el cielo gaditano, párate en las estaciones, piensa en todas las canciones que tu espíritu ha creado… por más que te resistas, coplero has de morir, escucha como te llaman las tablas…”. En resumen: ¡Tino, vuelve! En los cuplés, bueeeeeno, rutina sexual… “por primera vez hoy me pongo arriba”, y como buenos carnívales, dejando su marca en carnavaleros, y en el propio Ares… Yo te como día a día, y cuando llega el carnaval, siempre me quedo con hambre de quererte un poco más. De cacería en el popu… “la vida son ocho días, y uno ha volado ya… carne de Cádiz carne de paro, carne de azul carne de rojo, no se salva nadie de este criadero, yo también soy carne de febrero… una traca final, lágrimas de colores, soy una copla más viejo, me invade la pena… se acabó, fui humano por un momento pero tengo un bicho aquí dentro que me pide tu corazón, yo que tú no confiaría, siempre es una carnicería cuando se habla de carnaval…”. El Goku ha lanzado su onda vital y el Falla aplaude queriendo explotar… sin explotar, algo aturdido. Toca masticar y digerir sobre todo la última parte del repertorio y encontrarle las tripas. El fiscal ha acabado ensangrentado. Literal. Los peligros del foso.

Las 0.11 horas. Baja el telón. ¿Ya? Ya. A casita a dormir, que mañana viene otro galástico. Devórame otra vez, ven devórame otra vez, que la boca me sabe a tu cuerpo, desesperan mis ganas por ti… Cuando al fiscal le da por canturrear… Lo pongo en modo mute y te busco una frase célebre antropófaga: “Las lágrimas son la sangre del alma”, dicen que dijo San Agustín… otro poeta, pa comérselo. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2019, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2019, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.