DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Facua insta a Eléctrica de Cádiz, y al alcalde, a anular su “obligada” subida de la luz por vulnerar la legislación e incumplir el contrato

Facua ha instado a la empresa municipal Eléctrica de Cádiz que anule su subida de tarifas, anunciada días atrás y justificada por el “sostenido encarecimiento del precio de la electricidad en el mercado mayorista”. Según la asociación, que se ha dirigido tanto a la comercializadora como al propio alcalde, este cambio de condiciones “vulnera tanto la legislación de defensa de los consumidores como la del sector eléctrico, además de suponer un incumplimiento contractual con los usuarios”.

La asociación de consumidores Facua Cádiz ha instado a la empresa municipal Eléctrica de Cádiz a que anule su subida de tarifas, anunciada días atrás y justificada por el “sostenido encarecimiento del precio de la electricidad en el mercado mayorista”. Este incremento, “el menor posible”, solamente afecta al precio de la energía consumida (se calcula que supondrá unos 5 euros más al mes para una vivienda media en la ciudad). La comercializadora gaditana defiende que ha mantenido el mismo precio durante toda la pandemia sin repercutir las progresivas subidas en la factura, pero ha llegado un momento en el que sus actuales tarifas “son insostenibles”.

Sin embargo, Facua advierte de que subir los precios desde el 1 de septiembre “vulnera tanto la legislación de defensa de los consumidores como la del sector eléctrico, además de suponer un incumplimiento contractual con los usuarios”. “Para que cumpliese con la legislación, la subida tarifaria sólo podría producirse tras la finalización de los contratos suscritos con los clientes, que tienen una duración inicial de dos años y prórrogas automáticas de un año”, se remarca en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

La asociación dice haber dirigido un escrito tanto a la empresa semipública (participada mayoritariamente por el Ayuntamiento, pero también por Endesa y Unicaja) como al alcalde, José María González ‘Kichi’, al objeto de que tome cartas en el asunto.

DIFERENTES INCUMPLIMIENTOS SEGÚN FACUA

La reclamación de Facua Cádiz se fundamenta en las condiciones del contrato que la eléctrica municipal tiene suscrito actualmente con sus clientes, entre cuyas estipulaciones se establece que “los precios podrán ser revisados trimestralmente coincidiendo con los trimestres naturales” y que “en caso de variación de los precios, Eléctrica de Cádiz enviará, con un mes de antelación, comunicación al cliente”. En dicho contrato no se detallan los motivos por los que podría producirse una variación de los precios que se considerara válida, un requisito ineludible que establecen tanto la ley general para la defensa de los consumidores y usuarios como la ley del sector eléctrico.

Al respecto, la asociación de consumidores señala que la notificación que la empresa ha enviado a sus clientes avisándoles de la subida de la tarifa a partir de septiembre “no se ha efectuado con al menos un mes de antelación a la fecha prevista para su aplicación” (es decir, como muy tarde debería haberse efectuado del 1 de agosto). Y si bien una parte de los usuarios ha recibido esta información en su factura de julio, otros no han tenido conocimiento de ella hasta que no han recibido su factura a lo largo del mes de agosto, “incluso, en algunos casos, el mismo día 31 de agosto”.

Además de ello, Eléctrica de Cádiz incluye en su contrato la posibilidad de modificar las tarifas por trimestres naturales, “por lo que, atendiendo a que el próximo trimestre natural no comienza hasta el 1 de octubre, aplicar la subida con anterioridad a esta fecha también representa un incumplimiento de dicho contrato”. Ello implica, se afirma, “una vulneración de los artículos 1.256, 1.258 y 1.124 del Código Civil, que, entre otras cuestiones, establecen que en caso de incumplimiento de las condiciones de un contrato el perjudicado podrá reclamar los daños ocasionados y optar por exigir su cumplimiento o por su resolución”.

Facua también advierte de que el cambio de tarifas carece de un motivo válido expresamente previsto en el contrato, lo que vulnera lo establecido por el artículo 85.3 de Ley General de Consumidores, que califica como abusivas “las cláusulas que reserven a favor del empresario facultades de interpretación o modificación unilateral del contrato, salvo, en este último caso, que concurran motivos válidos especificados en el contrato”.

Finalmente, se indica que esta subida también incumple la Ley del Sector Eléctrico, que establece, en su artículo 44 apartado e, que los consumidores tienen derecho a “ser notificados de forma directa por su suministrador sobre cualquier revisión de los precios derivada de las condiciones previstas en el contrato”.

Por todo ello, además de solicitar a la comercializadora la anulación de la subida, Facua también le ha reclamado que informe a cada uno de sus clientes cuando finalice su contrato en vigor que disponen de la opción de suscribir uno nuevo con Eléctrica de Cádiz, con las tarifas que se establezcan, o alternativamente, pasarse a otra comercializadora, “información que deberá serle enviada a cada cliente con al menos un mes de antelación a la fecha de finalización de su contrato”.

Los comentarios están cerrados.