DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El VAR se ‘impone’ en El Sardinero, y el Cádiz sigue la racha

Raro: es el adjetivo que define al Rácing-Cádiz disputado en El Sardinero. Los de Cervera defendían el liderato, y lograron esa cuarta victoria consecutiva ¡en el minuto 100!, a partir de un penalti tras la intervención del VAR. Pero es que antes, los de casa empataban por otra pena máxima también revisada, y nada más iniciarse la segunda mitad, el video arbitraje anulaba el segundo tanto amarillo que hubiera supuesto casi la sentencia. Esa acción daba alas a los de Iván Ania, que hicieron sufrir a los gaditanos más por empuje que con ocasiones. La racha continúa.

JORNADA 4. El líder de Segunda abría la cuarta jornada, en la noche del viernes, visitando una plaza de gratos recuerdos para el Cádiz CF: los Campos de Sport de El Sardinero, donde hace algo más de tres años se dio el primer paso en aquella liguilla para salir del pozo de Segunda B, ya con Álvaro Cervera en el banquillo.

Tras una semana triste para el carnaval y para el cadismo por el fallecimiento de Manolito Santander, el Cádiz (que saltó al verde con camisetas en memoria del chirigotero) tenía por delante el complicado reto de continuar la racha y defender ese liderato a estas alturas anecdótico (o ya no tanto) ante un Rácing de Santader recién ascendido, y con el entrenador “contento” con el equipo que se le ha terminado confeccionando, al que se ha unido el deseado ‘Choco’ Lozano.

Y el delantero hondureño, con apenas varias sesiones entrenando con su nueva camiseta, ya entraba en el once inicial de los gaditanos, junto a Cifuentes, en portería; Pacha Espino, Iza Carcelén, Juan Cala y Marcos Mauro, en defensa; Garrido y José Mari en el centro del campo, con Álex Fernández más adelantado; y Perea y Salvi, en los extremos.

La primera mitad ofreció más intensidad y pelea que ocasiones y oportunidades. Los de casa tomaban la iniciativa y mareaban en exceso la pelota, mas los de amarillo no sufrían en demasía y esperaban con seriedad la contra letal… que llegaría en el minuto 34, tras una buena jugada que terminaba culminando Roberto Perea dentro del área y enmendando incluso un mal control inicial. Un centro desde la derecha de Lombardo que se paseaba por el área visitante, ya cerca del descanso, se convertía en el acercamiento racinguista más peligroso.

EL VAR ‘GANA’ EN EL SEGUNDO TIEMPO

Se reiniciaba el choque y los de Cervera anotaban el segundo en el minuto 51: Salvi corría por su banda, asistía, un defensor desviaba levemente para que no la interceptara el Choco, y Álex cabeceaba en el palo. Alegría para unos, decepción para otros, y llegó el tostón del VAR, pese a que nadie había protestado nada. Tras cinco minutos de consultas e incertidumbre, el árbitro decidía anular el tanto por… ¿falta del ex del Girona?

Se volvía al 0-1, pero los de casa pasaban de estar hundidos a levantarse, y el Cádiz daba síntomas de no encontrarse. Y se movía el banquillo: José Mari se iba a la caseta y entraba Iván Alejo, con lo que implicaba para el cambio de posiciones para Salvi y Perea. Aunque se entendía como un movimiento ofensivo, para buscar la sentencia, el equipo parecía dar otro pasito atrás, empujado por el rival, ya con el excadista David Barral en el campo.

En la recta final, Querol suplía a Lozano arriba. El Rácing continuaba intentando cercar a Cifu, sin concretar verdadero peligro, y el Cádiz de tanto en tanto visitaba el área santanderina, metiendo poco miedo. Y de nuevo el VAR entró en acción: un córner en el 80 lo revisaba el árbitro, y veía penalti de Cala al darle la pelota en el brazo. Cifuentes paraba, despejaba el segundo remate y no pudo ya con el tercer rechace, de Barral en el centro del área. El isleño lo celebraba como si fuera el gol de su vida…

Y siete minutos de tiempo extra, con ambas escuadras casi más pendientes de no perder que de ganar. Aunque era el Cádiz el que tenía el 1-2 en sus manos, con una jugada por banda izquierda, Salvi disparaba al palo y en el rechace la ocasión de Alejo se iba por arriba, a ¿córner?… Y otra vez a esperar el VAR, que desvelaba el impacto del balón en el defensor, y penalti. Álex no fallaba desde los once metros, y subía el gol al electrónico.

El videoarbitraje, sin dudas, clave en este partido enrarecido por esos parones eternos y esa revisión de jugadas. Para lo malo y para lo bueno. “Hace justicia pero quita fútbol”, afirmaba tras el choque Ania, el entrenador rival, otro excadista. Qué gran verdad.

Superando el minuto 101, se confirmaba la cuarta victoria consecutiva del Cádiz, cuatro de cuatro, doce puntos de doce; toda una alegría, aunque también es verdad que en este inicio liguero el calendario ha deparado jugar frente a los tres recién ascendidos y el Extremadura. Sin euforias, pero con confianzas en este equipo que lucha y cree hasta el final. Y que sigue líder en la tabla. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.