DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El SAS sigue cerrando camas este verano en el Puerta del Mar: “ya no es el descenso de demanda, ahora programa obras ineludibles”


CGT y Autonomía Obrera han denunciado que, pese a la “campaña de propaganda y autobombo” que el SAS ha desplegado para “intentar” ofrecer “una imagen distinta” a veranos anteriores en materia de Plan de Vacaciones, “lo cierto es que nuestros hospitales públicos seguirán cerrando camas”. En el Puerta del Mar de Cádiz se acercarán hasta las 150 en agosto. Los sindicatos cuestionan que este 2017 “no se cierran camas de forma intencionada y directa, sino que se hacen obras que obligan al hospital a dejar inoperativas las camas de las unidades sobre las que se actúa”. Se sigue viendo en este proceder de la Junta una política de recortes.

Autonomía Obrera y CGT en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz lamentan que, pese a la “fuerte campaña de propaganda y autobombo” que el Servicio Andaluz e Salud (SAS) ha desplegado para “intentar” ofrecer “una imagen distinta” a veranos anteriores en materia de Plan de Vacaciones –en números, se habla de la contratación de 788 médicos más que en 2016 y 5 millones más de gasto en ello en toda la provincia-, “lo cierto es que nuestros hospitales públicos seguirán cerrando camas en cifras muy similares a las que ya tuvieron lugar en años anteriores”.

En el caso concreto del hospital de la capital gaditana, estos sindicatos concretan que entre julio y octubre hay programados cierres de camas, distribuidas por quincenas y servicios. Se concentran sobre todo en la segunda mitad de julio y primera mitad de septiembre (cuando quedarán en reserva 118 camas) y en agosto (con 142 camas cerradas). A ellas, se suma que en los dos meses claves del verano, el Hospital de San Carlos en San Fernando, que depende del Puerta del Mar, cerrará al completo una de sus pocas plantas de ingresos habilitadas actualmente, sumando 22 camas menos.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, CGT y Autonomía Obrera interpretan que a diferencia de otros años –en los últimos meses, la Junta de Andalucía se ha topado con movilizaciones de la Marea Blanca gaditana-, el SAS ha evitado este 2017 “por todos los medios posibles” hablar directamente de camas cerradas o reservadas “y ha excluido de su tradicional argumentario veraniego la ya famosa (y absurda) explicación del supuesto ‘descenso de la demanda asistencial’ que se produce en estas fechas o la tan socorrida afirmación de que ‘los pacientes no quieren operarse en verano’”.

OBRAS PARA “JUSTIFICAR” LOS CIERRES

Por eso, se añade, “todos los cierres de camas que se van a producir no se han anunciado de forma expresa y como tales a los medios y la opinión pública, sino que se han presentado dentro de los propios centros exclusivamente, y ligándolos siempre a los planes de obras de este verano”. “El discurso, en suma, que se nos quiere vender a todos los sindicatos y organizaciones sociales es que este año no se cierran camas de forma intencionada y directa, sino que se hacen obras que obligan al hospital a dejar provisionalmente inoperativas las camas de las unidades sobre las que se actúa”, mantienen estas secciones sindicales.

De este modo, en el Puerta del Mar se ha programado en estos meses obras de adecuación en la UCI; de remozamiento del control en Nefrología; de mejora en aseos, habitaciones y control en Cirugía Cardiaca; en aseos y ventas en Urología y Otorrinolaringoligía; la segunda fase de bioseguridad en Infecciosos; la adecuación de habituaciones en Traumatología B; y el cambio de bañeras en Tocoginecología; y en San Carlos se justifica el cierre de camas por la reforma de la instalación de gases medicinales.

Para AO y CGT, varios datos dejan entrever que los cierres de camas de este verano “no son el resultado ineludible de las obras, sino que son éstas últimas las que se han ideado y programado intencionadamente para justificar unos cierres de camas que, de forma ineludible y como todos los años, tenían que emprender estos meses”.

Al respecto, los sindicatos exponen que la mayoría de las unidades que se van a cerrar este 2017 en el Puerta del Mar “coinciden con las ya cerradas en años anteriores”. Además, casi todas las unidades que se van a cerrar “ya hayan sido objeto de diversas obras en veranos pasados, por lo que cabe preguntarse por qué razón en esas intervenciones anteriores no se acometieron de una vez todas las presuntas mejoras que se precisaban, y evitar, así, tanto cierre reiterado de una misma unidad año tras año”.

Especial mención a este respecto merece la actuación que se va a realizar en el hospital de La Isla para “reformar la instalación de gases medicinales”, provocando el cierre completo de una planta “que fue totalmente renovada e inaugurada hace menos de dos años”.

Y, por último, se remarca la “desmesurada” duración de los periodos de cierres en relación a la envergadura de las obras previstas en la mayoría de las unidades. “No tiene sentido, por ejemplo, que para el mero remozamiento de aseos y el cambio de ventanas y taquillas en la unidad de Urología y Otorrino vaya a tardarse, según la planificación presentada, tres meses completos, cuando toda la obra podría estar finalizada en un mes”.

MENOS CAMAS Y MENOS OPERACIONES

Por todo ello, estos sindicatos no dudan en denunciar que la estrategia de los cierres de camas “para reducir la actividad y contener el gasto” sigue siendo “una incuestionable realidad este verano” en los hospitales públicos de Cádiz y San Fernando. “La realidad, aunque no quieran apreciarla así los portavoces de algunas organizaciones sociales, es que este verano el SAS: va a seguir clausurando masivamente recursos sanitarios en atención especializada y en atención primaria; que tales medidas van a provocar otro aumento de las listas de espera y la saturación de servicios de urgencias; y que todo ello, como siempre sucede, acabará repercutiendo de forma muy negativa en los niveles de salud de toda la ciudadanía”, se sentencia.

Del mismo modo, se advierte de que las previsiones de actividad quirúrgica para este verano en el Puerta del Mar “recogen una reducción progresiva de la misma desde mediados de julio de entre un 25% y 40% respecto a la actividad normal del área el resto del año”. A lo largo de agosto las operaciones “se reducirán hasta el 50% de la capacidad”, para ir subiendo después de forma progresiva a lo largo de septiembre y volver a cifras normales a primeros de octubre. “También aquí la reducción de recursos sanitarios en verano resulta, por tanto, evidente”, apostillan CGT y Autonomía Obrera.

PODEMOS PIDE A LA JUNTA QUE “NO PARALICE” LA SANIDAD EN LA PROVINCIA

“Le pedimos, por favor, al PSOE que reflexione. La sanidad no puede paralizarse en verano, pues los enfermos necesitan los mejores cuidados y los mejores profesionales, que son los de la sanidad pública, durante todo el año”, ha anotado el coordinador del equipo provincial de Podemos, José Ignacio García, al conocer esta denuncia sindical.

La formación morada le recuerda a la administración andaluza que “las grandes campañas de autobombo y propaganda no sirven de nada si luego no se gestiona” y reducen, por ejemplo, hasta en un 50% las intervenciones quirúrgicas en agosto y un 40% en julio. “Las enfermedades son las mismas que durante el invierno, por ello no pueden reducirse -y menos tan drásticamente- los cuidados en verano”, sostiene García.

Podemos recuerda que, “por desgracia”, estas denuncias de los sindicatos no sólo se han llevado a cabo en el Puerto del Mar, “pues en Algeciras, La Línea o Puerto Real también se ha alertado del cierre de camas y la reducción de servicios en el periodo estival”.

Por último, José Ignacio García se alegra de que, por fin, vaya inaugurarse la unidad de Radioterapia en el Hospital de Jerez: “es muy buena noticia, aunque llegue con diez años de retraso”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.