DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El PP empuja al resto de la oposición a presionar juntos para que el Gobierno gaditano “rectifique” y mantenga el Carnaval en febrero

El PP en el Ayuntamiento de Cádiz presionará en el pleno de octubre para instar al Gobierno local a que “rectifique” y mantenga el Carnaval de 2022 en sus fechas tradicionales, en este caso a finales de febrero y principios de marzo; “tal y como están haciendo la gran mayoría de ciudades que tienen respeto por sus tradiciones”. “El beneficio general prima ante la obstinación de un alcalde que no escucha”, opinan desde esta derecha. Y en previsión de “un no deseado empeoramiento de la pandemia”, se pide que las fechas alternativas sean del 26 de mayo al 5 de junio.

El PP en el Ayuntamiento de Cádiz presionará en el pleno de este mes de octubre para instar al Gobierno local a que “rectifique” y mantenga el Carnaval de 2022 en sus fechas tradicionales, en este caso a finales de febrero y principios de marzo; “tal y como están haciendo la gran mayoría de ciudades que tienen respeto por sus tradiciones, y el carnaval como su fiesta principal”.

En la ámbito de la Bahía, de momento Chiclana, El Puerto y Puerto Real ya han anunciado que celebrarán los carnavales en su fecha; frente a la decisión de la concejalía de Cultura y Fiestas de la capital que meses atrás confirmaba que, por cautela –no hay que olvidar que seguimos en plena pandemia del coronavirus-, aplazaba de forma excepcional para el próximo año el Concurso del Falla tras la Semana Santa –entendiendo una temeridad sobre todo que los grupos se encierren a ensayar en estos meses- y el carnaval de la calle a principios de junio, aunque ya baraja adelantarlo una semana para no coincidir con el Corpus.

A raíz de la controvertida y arriesgada decisión del equipo de Gobierno, resignados, defensores y detractores llevan semanas dándole vueltas al asunto, y por ejemplo agrupaciones callejeras y romanceros ya aseguran que ‘saldrán’ en febrero. En medio de este debate, llega el PP y prevé presentar una “propuesta conjunta” con el apoyo del resto de la oposición para obligar al Ayuntamiento a fijar el próximo Carnaval del 24 de febrero al 6 de marzo.

El concejal conservador Juan José Ortiz, en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, cree que “es el momento” para que los grupos con representación municipal, y especialmente el PSOE, “demuestren su compromiso con la labor que se supone ejercen en la ciudad y hagamos rectificar una decisión que no tiene base alguna en los datos de la pandemia y que, a todas luces, perjudica al mundo del carnaval, a muchos sectores económicos y, sobre todo, a la ciudad”.

“Es evidente el daño económico que causa a Cádiz no contar con su fiesta grande en febrero, y más ahora que tanto el turismo como el comercio y la hostelería están intentando salir de una dura crisis tras el Covid”, opina Ortiz.

Igualmente, en la moción de esta formación de derechas se demanda al equipo de Gobierno que reserve para el Carnaval 2022 las fechas del 26 de mayo al 5 de junio, “semana que solicitó el Consejo de Hermandades frente a la anunciada por la Alcaldía del 10 al 19 de junio, sólo como alternativa en previsión de un no deseado empeoramiento de la pandemia que, a día de hoy, es imposible predecir según todas las organizaciones sanitarias, las administraciones competentes y los expertos”.

Insisten desde el PP en que “es momento de rectificar, por los datos sanitarios, porque estamos a tiempo para las agrupaciones y porque el beneficio general prima ante la obstinación de un alcalde que no escucha”. Entiende el que frustrado heredero de Teófila Martínez que “esta vez sí que hay un clamor popular sobre la arbitrariedad de Adelante Cádiz para mover el Carnaval a unas fechas que nadie garantiza que sean diferentes en incidencia del virus a febrero, marzo o a los actuales, que son los mejores en mucho tiempo”.

“SIN LUNES FESTIVO Y CON EXÁMENES”

Desde esta derecha se apostilla que trasladar el Carnaval del año que viene a junio tiene algunos problemas añadidos “que son difícilmente salvables; uno que coincide con el final de curso en todas o casi todas las etapas educativas, lo que supone un verdadero quebranto para miles de niños y jóvenes que participan de una u otra forma en la fiesta”.

El otro problema, sentencian Juan José Ortiz, es que dice que toda la oposición ha anunciado públicamente que “no va a avalar en pleno el cambio de festivo a junio, por lo que eso que quieren celebrar ni sería Carnaval, porque el Carnaval tiene unas fechas fijas en todo el mundo, ni tendría lunes festivo”.

“Espero es que los grupos municipales, incluido Adelante Cádiz, sean coherentes y miren por una vez el sentir de los gaditanos y no sus intereses propios”, remata este edil del PP; aunque habría que conocer qué “intereses propios” podría tener Adelante para el cambio excepcional de fecha.

CS REPITE SU MANTRA DE ACUSAR DE “IMPROVISACIÓN”

La otra derecha en el Consistorio gaditano, Ciudadanos, ya mostraba días atrás su rechazo a la decisión del equipo de Gobierno de aplazar el Carnaval, a raíz de una reunión con representantes de la Asociación de Autores del Carnaval de Cádiz (AACC).

Para la portavoz municipal de la franquicia naranja, Lucrecia Valverde, “atrasar el Carnaval no es sino otro síntoma de la nula gestión municipal, ya que han tenido tiempo más que suficiente para adoptar las medidas que permitieran mantenerlo en su fecha de febrero, igual que han hecho otras localidades del entorno como Huelva, Málaga o Córdoba. No hacen su trabajo y se ven obligados a improvisar el traslado a una fecha descabellada para ganar algo de tiempo, sin evaluar siquiera con los afectados las consecuencias desfavorables para toda la ciudad”.

“Parece que el alcalde es especialista en dividir absurdamente a los gaditanos, como ya ha ocurrido en otros procesos como el del cambio del nombre del estadio”, insisten desde este partido minoritario de la oposición.

Valverde sentencia que “todo parece indicar que, por la manera de proceder, era una decisión que estaba tomada de antemano y simplemente se ha esperado a que no hubiera tiempo de reacción para anunciarla y así intentar obligar a los carnavaleros a participar en el Concurso del Falla en la primavera o tener que renunciar por segundo año consecutivo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.