DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Gobierno gaditano dice atender una demanda ciudadana y propone que la avenida Juan Carlos I pase a llamarse ‘de la Sanidad Pública’

El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Cádiz va a proponer la sustitución del nombre de la avenida Juan Carlos I por el de avenida de la Sanidad Pública. Llevará el asunto a la comisión de Nomenclátor, aunque será el pleno el que tendrá la última palabra. “Es de justicia, pasando así a honrar a todos esos profesionales de la sanidad pública que se han dedicado con esfuerzo, trabajo y tesón a salvar vidas durante la crisis del coronavirus”, se defiende. En pleno estado de alarma, se lanzaba esta iniciativa desde la propia ciudadanía.

¿Cuánto tardará la oposición en bloque en decir que no es el momento y que hay en Cádiz asuntos más urgentes y prioritarios? El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento va a proponer la sustitución del nombre de la avenida Juan Carlos I por el de avenida de la Sanidad Pública. Ya ha decidido llevar este asunto a la comisión de Nomenclátor, aunque será el pleno municipal el que tendrá la última palabra, y aquí se tendrá que retratar la oposición, ya que Adelante Cádiz no tiene mayoría.

La nueva avenida o segunda avenida fue bautizada por el anterior Gobierno local de Teófila Martínez con el nombre del entonces todavía rey; dicha avenida se inauguraba en 2003 y es resultado del soterramiento de la vía del tren.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, la portavoz del actual Ejecutivo municipal, Ana Fernández, expone que la “huida” del ya rey emérito a otro país, como se acaba de conocer, “pone de manifiesto, una vez más, la extrema fragilidad de la institución monárquica, y por otro lado creemos que el enorme trabajo que han realizado y siguen desarrollando los profesionales sanitarios en esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19 son razones más que suficientes para plantear este cambio”.

Eso sí, no es una idea del equipo de Gobierno gaditano. En los meses más duros de la pandemia y en pleno estado de alarma, se lanzaba una campaña en internet (bajo el lema ‘Contra la corrupción, por lo que de verdad importa’) donde una iniciativa ciudadanía recogiendo firmas y apoyos solicitando al Consistorio este cambio de la Juan Carlos I por avenida de la Sanidad Pública, argumentando como “imperdonable” que la segunda vía principal de la capital gaditana homenajee a “un evasor fiscal demostrado entre otras acusaciones” al que “repudia” la misma Casa Real.

“Nadie puede negar, y menos en estos momentos de crisis sanitaria, que aportan mucho más al conjunto de ciudadanos de esta ciudad el sistema público de salud con sus profesionales e instalaciones que un señor cuya propia familia ha puesto en evidencia de la forma más descarada como mínimo como insolidario con el país que le paga los yates y los vicios”, se subrayaba en dicha campaña.

La misma incidía en que por esos tiempos, entre el aluvión de noticias alrededor del coronavirus, se publicó “discretamente” que la Casa Real “repudia” al que fuera rey de España, retirándole incluso su asignación de casi 195.000 euros al año y renunciando el actual rey Borbón, su hijo Felipe VI, a la herencia “que su padre haya podido amasar mediante negocios ilegales”.

Al respecto, Fernández apostilla que la iniciativa que el Gobierno local hace suya cuenta con “el apoyo de muchos gaditanos”, recordando que se han recogido más de 4.000 firmas para este fin. “De esta forma, atenderemos esta demanda ciudadana al igual que se ha hecho con otras iniciativas en ocasiones anteriores”.

“Es de justicia que esa avenida cambie de nombre pasando así a honrar a todos esos profesionales de la sanidad pública que se han dedicado con su esfuerzo, trabajo y tesón a salvar vidas”, reitera esta edil de Adelante Cádiz.

¿CIUDADANOS O SÚBDITOS?

A colación de la reciente fuga permitida del rey emérito, el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, hacía su particular reflexión a través de sus redes sociales: “si es delito, o no, lo dirá la justicia. Lo que es bochornoso e indefendible es la falta de ejemplaridad de toda una institución, no de una sola persona. Toda la familia se ha beneficiado del dinero del padre hasta que los han pillado con las manos en la masa. Todos. Felipe VI también. Ahora los blanqueadores del reino quemarán a Juan Carlos para salvar a Felipe a toda costa. ¿Lo conseguirán? La pregunta que cabe hacerse ahora como sociedad adulta y democrática es si queremos empezar a ser ciudadanos o seguir siendo súbditos…”.

“¿Por qué si su propia familia lo señala y repudia por la falta de legalidad o transparencia de actividad financiera de Juan Carlos I tiene una ciudad que seguirle honrando con la segunda vía de comunicación más importante de su callejero?”, se pregunta a su vez este mismo jueves la presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.