DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El concejal gaditano David Navarro dimite: “lo que empezó como una experiencia gratificante, ya no me genera la suficiente motivación”

Uno de los hombres fuertes del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, sobre todo durante el pasado mandato, acaba de renunciar a su acta de concejal. David Navarro, al frente de Presidencia, Comercio, Medio Ambiente y Seguridad Ciudadana, admite que tras cinco años como representante público, y “trances no muy agradables”, esta actividad ya no le genera la “suficiente ilusión y motivación”. “No me llevo el mejor concepto de lo que tendría que ser la política”, agrega, quien se va deseando “entendimiento y trabajo conjunto por la ciudad” a Ejecutivo y oposición: “será la suerte de todos los gaditanos”.

Baja inesperada en el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, por pérdida de “ilusión y motivación”: David Navarro ha puesto este martes su cargo a disposición del alcalde y ha renunciado a su acta como concejal. Llevaba en el Consistorio desde las elecciones municipales de 2015, primero como integrante de la lista de Por Cádiz sí se puede, y posteriormente en la de Adelante Cádiz.

El hasta ahora concejal de Presidencia, Comercio y Consumo, Medio Ambiente y Seguridad Ciudadana, Protección Civil y Tráfico, y presidente de la sociedad municipal Cádiz 2012 (durante el pasado mandato también estuvo al frente de Hacienda o Patrimonio, y fue, hasta que quiso la oposición, consejero delegado de Onda Cádiz), ha decidido dimitir tras más de cinco años formando parte del equipo de Gobierno liderado por José María González ‘Kichi’. Navarro no vive de la política, ya era funcionario del Consistorio antes de aspirar a ser representante público.

Su acta de concejal, en principio, será asumida por la número 15 en la candidatura de Adelante Cádiz, Isabel Fernández Casaña. Es la segunda baja en el actual Gobierno local, ya que al poco de iniciarse el mandato, en octubre de 2019, renunciaba Teresa Almagro por “falta de medios” para desarrollar su trabajo; su lugar lo ocupó Paco Cano.

“SI NO ESTÁS AL CIEN POR CIEN, NI SE DEBE NI SE PUEDE ESTAR EN ESTA TAREA”

“Han sido algo más de cinco años, en los cuales he tenido el orgullo e inmenso honor de representar a mi ciudad y trabajar por ella”, señala Navarro en el escrito en el que anuncia su adiós, y en el explica los motivos: “lo que empezó como una experiencia nueva y gratificante en mi vida, se ha transformado en una actividad que no me genera la suficiente ilusión y motivación. Y eso no se lo merece mi ciudad. Si no se está al cien por cien, o incluso por encima de ese porcentaje como creo que he estado en estos años, ni se debe ni se puede estar en una tarea tan singular y honrosa como es intentar luchar por los intereses de Cádiz”.

En la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el edil saliente reconoce que en estos años ha pasado por “trances no muy agradables y eso ha hecho que repercuta, y de qué manera, en mi vida familiar, personal y también, y mucho, en la salud”.

“No me llevo el mejor concepto de lo que tendría que ser la política, en toda su vasta, y por qué no decirlo, romántica definición. Siempre he creído que la política es otra cosa y por eso me decidí a dar el paso, para sumar, para contribuir, por fomentar en esa filosofía de política”. “Creo en el diálogo, en los acercamientos y en los puntos de encuentro, justo lo contrario de lo que he vivido. Aún queda mucho por madurar democráticamente, por desgracia para la ciudadanía”, reflexiona Navarro para defender su paso al lado.

“AÚN QUEDA MUCHO POR MADURAR DEMOCRÁTICAMENTE”

Asimismo, repasa que abandona el cargo con dos procesos judiciales abiertos contra su persona, “pero con la conciencia muy tranquila. Podré tener cuantiosos defectos, pero por encima de todo creo en unos valores que me inculcaron desde pequeño y que siempre he llevado a rajatabla: trabajo, esfuerzo, lealtad a mi ciudad y, sobre todo, honradez. Me marcho pudiendo decir con rotundidad que he cumplido con esos principios”.

Entre ellas, los exconcejales de Ciudadanos han llegado a pedir hasta cuatro años de cárcel para este representante del Gobierno local por un presunto perjuicio a las arcas municipales derivado al eximir del pago del alquiler a colectivos sociales por actos desarrollados en la Casa de Iberoamérica (la fiscalía ha pedido ya el archivo de la denuncia). Navarro también tuvo que sufrir el ser reprobado por la oposición en bloque en julio de 2017 por “incompetente”.

Añade el ya exconcejal que “habré cometido muchísimos errores y pido disculpas por ello a quienes haya podido causar algún tipo de perjuicio, pero nunca he actuado de forma consciente ni intencionada. Dejo muchos proyectos e ideas por desarrollar, pero ha llegado la hora de priorizar”.

“Me marcho con decepciones, desengaños y frustraciones, pero también con la satisfacción y sensación de haber dado el máximo esfuerzo y dedicación y, sobre todo, el que haya contribuido, en la medida de mis modestas posibilidades, a sumar por el desarrollo de mi ciudad. Llevo cinco años hablando en plural y en global y ha llegado el momento de hablar en singular y de anteponer lo que me concierne y rodea. Nadie es imprescindible”, subraya.

Y por último, da las gracias a quienes han confiado en su persona desde que entró en política, “especialmente al alcalde, que sin su apoyo inicial no habría sido posible esta andadura”. Igualmente, ha tenido palabras de agradecimiento para “los que siempre han estado ahí, en los malos y en los buenos momentos. Saben quiénes son y sé que seguirán estando”.

“Deseo la mejor de las suertes al equipo de Gobierno en primer lugar y a la Corporación Municipal al completo. Su entendimiento y trabajo conjunto por la ciudad será la suerte de todos los gaditanos. Con ese propósito nos eligieron y tenemos una ciudad que se merece todo lo mejor. En los tiempos que corren, más que nunca, toca remar todos juntos en la misma dirección. Las circunstancias históricas obligan a estar a la altura o no nos lo perdonarán con toda la razón. Siempre me he definido como un temporero de la política, con fecha de caducidad, y llegó ese día”, apostilla David Navarro en su escrito, en el que deja claro que ha sido “un verdadero honor y un tremendo orgullo” ser concejal del Ayuntamiento de Cádiz.

“SE MARCHA UN COMPAÑERO, UN AMIGO Y UN GRAN CONCEJAL”

A colación, el alcalde de la capital ha destacado sobre David Navarro que “se marcha una persona que ha estado desde el principio en este proyecto, un compañero, un amigo y un gran concejal. Lo vamos a echar mucho de menos, porque ha sido siempre empático, amable, atento, dispuesto y trabajador”.

“Siempre hemos dicho, desde que llegamos, que en la política estamos de paso. Hemos venido a cambiar las cosas y eso requiere un sacrificio tremendo que a veces se lleva por delante una parte importante de tu vida, con un coste emocional, personal y familiar muy alto”, anota González Santo, al tiempo que se muestra convencido de que Navarro “seguirá luchando y trabajando por esta ciudad y por un mundo mejor” en su nueva situación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.