DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Carranza ‘sueña’ con la vuelta de la afición a lo largo de mayo

El Cádiz CF trabaja ya en la posibilidad de que en algún momento de esta temporada 2020/2021, en su recta final, pueda permitirse el acceso de la afición a los estadios de fútbol de Primera, siguiendo el deseo expresado por el Consejo Superior de Deportes. Si se da el caso, el aforo se limitaría a lo que se establezca desde LaLiga, y se respetaría la antigüedad de los abonados que expresen su voluntad de asistir al Carranza, que espera las visitas de Huesca y Elche.

El Cádiz CF asegura que ya está trabajando en la posibilidad de que en algún momento de esta temporada 2020/2021, en su recta final y en la que se juega apuntalar la permanencia, pueda permitirse el acceso de la afición a los estadios de fútbol de Primera y Segunda.

Al respecto, el Gobierno central ha manifestado en los últimos días que, de cara al fin del estado de alarma a partir del 9 de mayo, se baraja la posibilidad de que los espectadores regresen a los campos, siempre y cuando se respeten los criterios que marcan las autoridades autonómicas y sanitarias, y con aforos limitados. Esa es al menos la intención del Consejo Superior de Deportes (CSD), que está a la espera de recibir el visto bueno del Ministerio de Sanidad. LaLiga ya ha expresado este deseo desde hace semanas, ante el cierto control de la pandemia, y teniendo en cuenta que en partidos de categorías inferiores y otros espectáculos, sí se permite el acceso de público.

En este sentido, y aunque la entidad amarilla reconoce que no ha recibido ninguna comunicación oficial al respecto, confirma que ya plantea ese escenario de reapertura a los cadistas del estadio Ramón de Carranza más de un año después; eso sí, nada de 20.000 aficionados llenando las gradas, sólo de un porcentaje, el que se establezca.

Para ello, según se señala en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, se ha decidido que, en el momento que se conozca en qué partidos se dispusiera de un porcentaje de aforo a ocupar, “este sería respetando el orden numérico del carnet de abonado de la temporada actual”. El acceso estaría limitado en la cuantía de espectadores que puedan acceder al recinto, que se espera sea informado por parte de las autoridades competentes.

Cuando llegue ese momento, el club colgará un formulario en la web oficial donde los abonados podrán elegir a qué partido quieren acudir (si se da el visto bueno, sólo quedan dos encuentros en casa, frente al Huesca el 8 de mayo –todavía estaría vigente el estado de alarma-; y frente al Elche a mediados de ese mes), “teniendo prioridad los que tengan un número inferior de carné hasta completar las plazas de las que se puedan disponer”.

Si esa circunstancia se diera en la presente temporada, la entidad no deduciría esos partidos del abono (o sea, los abonados que ‘entren’, lo harían gratis). La entrada se enviaría por correo electrónico, siendo personal e intransferible, debiendo acudir al estadio con la entrada y el DNI que certifique la identidad del asistente.

Asimismo, los asistentes deberían cumplir explícitamente con el protocolo sanitario y las indicaciones del personal de seguridad, que serán condición sine qua non para poder permanecer en las instalaciones. Al igual que sucede en estos momentos, las taquillas físicas continuarán cerradas, pero sí se habilitarían líneas telefónicas para cualquier tipo de duda o incidencia.

Las localidades de esas entradas no corresponderán ni a la grada ni al asiento del abono, ya que no formarían parte del mismo, y serían acomodados en los sitios que asigne el programa de LaLiga.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.