DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Carnaval de Cádiz también se lee


El Carnaval de Cádiz es mucho más que una semana de cierto desfase en la calle y un largo concurso de telonero. Es casi un modo de vivir y de sentir. Y desde hace unos años ha dado el salto a la literatura, como contexto o como un protagonista más. En las últimas fechas se han lanzado nuevas novelas ‘carnavaleras’: ‘Yo me enamoré de ti por culpa de los carnavales’, de Fernando Macías; ‘Carne de Carnaval’ de David Monthiel; o ‘El pasodoble interminable’ de Juan Carlos Aragón, entre otras.

El Carnaval de Cádiz es mucho más que una semana de cierto desfase en la calle con la excusa de los disfraces, las copas y las coplas, y un largo concurso de telonero. Es casi un modo de vivir y de sentir, una válvula de escape, una vía para expresarse, y un negocio para alguno. Y desde hace unos años, ha dado el salto a la literatura, como telón de fondo o como un protagonista más, descontando los libros que tratan el asunto desde una óptica histórica, sociológica, antropológica o pedagógica.

Después de títulos de años atrás ‘Como entre lo divino y lo humano’ de José Manuel Caballero, ‘La maldición de los duros antiguos’ de Paco S. Sampalo o la saga de ‘El asesino de comparsistas’ de Fernando Macías Grosso, en las últimas fechas se han lanzado al mercado editorial otros. Resaltamos tres de ellos: ‘Yo me enamoré de ti por culpa de los carnavales’, también de Fernando Macías -coautor junto a Cristina Gómez del Amo de ‘MicroCádiz’-; ‘Carne de Carnaval’ de David Monthiel; y ‘El pasodoble interminable’ de Juan Carlos Aragón.

El reconocido autor de comparsas y chirigotas (nacido en Cádiz en 1967), profesor de filosofía, ya ha escrito ensayos como ‘El carnaval sin apellidos’ y ‘El carnaval sin nombre’ o los poemarios ‘La risa que me escondes’ o ‘Los últimos versos del Capitán Veneno’, pero ahora con ‘El pasodoble interminable’ publicado por El Paseo Editorial prueba con una novela que “te enseña el Carnaval de Cádiz desde sus entrañas”.

La sinopsis de esta obra -que se promociona como “pionera en su género, y basada en hecho reales”-, señala que “únicamente desde unas dosis necesarias de ficción se puede contar un mundo tan especial como el de la creatividad gaditana”.

De este modo Aragón narra “la experiencia real y el proceso creativo de la formación de su comparsa ‘Los peregrinos’. Desde esta premisa logra un fresco realmente emocionante y contemporáneo del arte carnavalesco de Cádiz. Sin concesiones, y con una escritura excepcional, ofrece un relato que quedará en la memoria de la ciudad y su fiesta, y que bucea, como pocos y sin grandes idealismos, en las entrañas de la creación artística popular”.

UNA NOVELA NEGRA CON CARNAVAL

El Paseo Editorial, según apunta en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, también está detrás de ‘Carne de Carnaval’, “atrevida propuesta” de David Monthiel (Cádiz, 1976), una novela negra que “se asoma a las claves de una fiesta única, sugerente y, afortunadamente, todavía incorrecta”. “El género negro me sirve para entrar hasta lo más profundo del Carnaval”, asegura su autor.

El libro describe “con fidelidad y rigor” este submundo: “el concurso oficial, las agrupaciones callejeras, las citas gastronómicas, las desaparecidas ninfas y los coristas, las letras y las músicas, los autores y los intérpretes, el aluvión de turistas… “El pasacalle de una chirigota camino del Teatro Falla. Un hombre disfrazado de monja meando en una esquina. Una batea vacía. Aquella chica de Torredelcampo, dueña de un sábado de Carnaval. La purpurina. Voces recias cantando hasta romperse. Un camerino del Teatro Falla. La vida breve de una serpentina en el aire. Los jipis acampados en La Caleta. Una lluvia de papelillos recortados de revistas. Un chaparrón el martes de Carnaval. Ay, Carnaval, mi cárcel y mi libertad”, escribe David Monthiel.

Así, con el trasfondo sociológico de la fiesta gaditana, ‘Carne de Carnaval’, su primera novela, propone una historia de intriga que da cabida a algunas de las mejores claves del género negro: un caso aparentemente sencillo que se va complicando, una galería de personajes que retratan todo este submundo de la capital gaditana, una autoridad ineficaz y probablemente corrupta, alguna mujer irresistible y un ‘sabueso’ desencantado, pero capaz de algún gesto de honestidad, aun contra sí mismo.

La investigación de un detective, Rafael Bechiarelli, sobre el aparente suicidio de un joven y virtuoso guitarrista, integrante de una famosa comparsa, centra el argumento de esta obra, en las librerías desde hace unas semanas.

David Monthiel es autor del libro de relatos ‘Yuri Gagarin que estás en los cielos’ y de los poemarios ‘Apuntes para una teoría del valor ‘, ‘Libro de la servidumbre’, ‘Apuntes de la servidumbre’ y ‘Las cenizas de Salvochea’, entre otros.

UNA COMEDIA ROMÁNTICA CON CARNAVAL

Y Fernando Macías Grosso (Cádiz, 1983), continúa uniendo su literatura al Carnaval de su ciudad. Profesor de profesión, ha dado un giro en los últimos años hacia el mundo editorial, tras sus exitosas novelas negras ambientadas en la fiesta: ‘El asesino de comparsistas’ y ‘El asesino de comparsistas 2: Tras la máscara’.

A finales del pasado año lanzaba su nuevo libro, ‘Yo me enamoré de ti por culpa de los carnavales’, con la editorial Samarcanda. Una historia entre Sevilla y Cádiz, una comedia romántica: “una chica con el corazón roto. Un viaje. Un chico capaz de sanar heridas con su voz. Los planetas se alinean para que se encuentren en la ciudad más antigua de Occidente. Se conocen. El destino vuelve a conjurarse para separarlos. La música intervendrá para intentar unir sus caminos y sus corazones. ¿Lo conseguirán?”, apunta la sinopsis de la novela, en la que el Carnaval es “la banda sonora”.

Fernando Macías junto a Cristina Gómez del Amo también firma otra obra reciente, ‘MicroCádiz’, editada igualmente por Samarcanda. Una colección de microcuentos que tiene su raíz en Cádiz: “cada MicroCádiz es un pequeño chorro de tinta de choco; un soplo de aire de levante; una nota que sale de un pito de caña; son historias para tomar de un sorbo y dejarse llevar por su sabor a sal, papelillos y libertad”. Un libro que dice proclamar “a viva voz la furia de esta (nuestra) pasión, de esta (nuestra) forma de vida: Carnaval es Cádiz y Cádiz es Carnaval”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.