DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El callejero de Cádiz ya es un poco menos franquista y más feminista; el PP abandona el pleno para no votar “cosas que a nadie le importa”

Entre los puntos abordados en el pleno de noviembre del Ayuntamiento de Cádiz, ha salido adelante la propuesta conjunta de Gobierno local y PSOE para la modificación de una treintena de nombres de calles y plazas de la ciudad, con lo que el callejero gana más mujeres y menos franquismo. Y el PP no ha dudado en buscar protagonismo abandonando el salón antes de su debate, argumentado que el alcalde sólo busca “distraer la atención, crear bandos y hablar de Franco y de la Guerra Civil”. El equipo de Gobierno le replica que esta “sobreactuación” sólo persigue “no votar el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”.

Entre los puntos abordados en el pleno ordinario de noviembre del Ayuntamiento de Cádiz, uno de las más llamativos es la moción conjunta consensuada entre Gobierno local y PSOE para la modificación de una treintena de nombres de calles, plazas, avenidas y glorietas de la ciudad. Y el PP, en contra de la misma, no ha dudado en buscar protagonismo abandonando el salón de plenos antes de su debate.

La propuesta, que ha recibo el lógico apoyo de Adelante Cádiz y de los socialistas mientras ni Ciudadanos ni el concejal adscrito, Domingo Villero, han votado en contra (aunque han cuestionado sobre todo la “falta de participación”), conlleva la sustitución de diversos nombres por otros, mayoritariamente femeninos, “con objeto de que la mujer ocupe un papel más relevante en el nomenclátor de la capital”. E igualmente se ha apostado por eliminar nombres relacionados con el franquismo para dar cumplimiento a las leyes de memoria histórica.

Así, el callejero se desprende de rótulos como Ejército de África, Príncipe de Asturias, Ingeniero La Cierva y José León de Carranza, y le busca hueco a Manolo Santander, Alfredo Díaz, Emilio López, Clara Campoamor, Beatriz Cienfuegos, la Petróleo y la Salvaora, Mariana Cornejo, María la de la Yerbabuena o Luis Arenal.

“ESTAMOS HACIENDO USO DE LA MISMA ORDENANZA QUE UTILIZABA EL PP”

Una vez aprobado este punto, en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz la portavoz del equipo de Gobierno, Lorena Garrón, ha criticado “el compromiso del PP con el franquismo” al abandonar sus escaños “para no votar el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”. “La misma semana que pillan a Pablo Casado en un misa de homenaje al dictador, el PP de Cádiz se levanta del pleno y se va cuando se va a votar el cumplimiento de la memoria histórica en el nomenclatura de la ciudad”, reitera.

Pero “más allá de la parafernalia y la sobreactuación forzada”, Garrón subraya que “la realidad es que llevan seis años escondiéndose en las formas para no entrar en el fondo que es muy sencillo: no hay sitio en el callejero de Cádiz para quienes perpetraron el golpe de Estado”.

En cuanto a las formas adoptadas por esta formación de derechas, la edil de Adelante Cádiz le ha recordado que “estamos haciendo uso de la misma ordenanza que utilizaba el PP para la nomenclatura de calles, la misma ordenanza que se negaron a cambiar cuando gobernaban en 2007 y una ordenanza en la que se necesita el consenso del pleno y la mayoría para aprobarla”.

Termina remarcando Garrón que “al PP, el PP de la exaltación a ‘don Ramón de Carranza’, según Juancho Ortiz y de la negación a cualquier homenaje a las víctimas del franquismo, se les acaban las excusas”. Así, le pide al ahora principal partido de la oposición que “deje las sobreactuaciones porque la realidad es que llevan su nostalgia en el ADN y en la piel”.

“A KICHI LE GUSTA HABLAR DE FRANCO Y NO DE LOS PROBLEMAS DE LA CIUDAD”

“Nos hemos levantado para no participar en el nuevo circo que ha montado Kichi para cambiarle el nombre a 30 calles de la ciudad para no hablar de los problemas de la ciudad”, defienden por su lado desde el PP para justificar la marcha de sus seis concejales.

Y calcando las declaraciones de días atrás, el concejal Juan José Ortiz repite que “queremos representar a todos esos gaditanos que están hartos de los caprichos de este señor (en referencia al alcalde) que, una vez más con la complicidad del PSOE, va a hacer lo que más le gusta: distraer la atención, crear bandos entre los gaditanos y hablar de Franco y de la Guerra Civil. Y por supuesto, llamar fascista a todo el que no piensa como él, y de paso, evitar hablar de la mugre que tienen todas esas calles a las que le va a cambiar el nombre”.

Opina quien quiso ser heredero de Teófila Martínez en la Alcaldía que “en este punto no había ley que aplicar. Ha sido todo un chanchullo de Kichi, Vila y el PSOE, ese partido que antes era un partido serio y responsable y ahora es la muleta de los anticapitalistas en Cádiz. Un partido que está noqueado y sin rumbo en Cádiz”. “¿Qué Ley de Memoria han aplicado en la Alameda? ¿O es que Claudio López Bru, que murió en 1925, se hizo franquista cuando Franco era cabo? Los gaditanos están hartos de ver a sus concejales discutiendo del franquismo y de no sé cuántas cosas que a nadie le importa, en vez de estar dando soluciones a su falta de vivienda pública, que lleva seis pisos de media en estos seis años”, interpreta.

Además, desde este partido de derechas se vuelve a entender que este cambio de nombres de calles “va en contra del acuerdo plenario de octubre de 2020, que establece que se debe aprobar previamente una ordenanza reguladora para este fin”.

LOS CAMBIOS APROBADOS

La propuesta aprobada contempla los siguientes cambios de denominación: el de plaza de la Reina por el de plaza Manolo Santander; el de Glorieta Ingeniero La Cierva por el de Glorieta Ana Orantes; el de la calle Pleamar por el de Farmacéutico Alfredo Díaz; el de la calle Ejército de África (cercana al Hospital Puerta del Mar) por el de la matrona Modesta Calvo; el de la calle Corneta Soto Guerrero por el de Periodista Emilio López; y el de la calle Gabriel Matute por el de Arqueóloga María Josefa Cisneros.

Además, se cambia el Paseo Alameda Marqués de Comillas por Hermanas Carvia Bernal; Alameda Apodaca por Clara Campoamor, el nombre de la calle alcalde Juan de Dios Molina por el de la Empresaria y Cantante María Antonia Montenegro; el de la plaza Fariñas Ferreño por el de Margarita Pérez de Celis; el de la plaza Augusto Conte Lacave por el de Frasquita Larrea; el de la avenida Alcalde Sánchez Cossío por el de la Profesora Isabel Azcárate Ristori.

También hay que sumar la sustitución del nombre de la avenida José León de Carranza por el de la periodista Beatriz Cienfuegos, así como del nombre de la calle Julio Rico de Sanz por el de la empresaria y escritora Marcela Blanco Morales; la calle García Morato por la pianista y compositora Eloísa D´Herbil de Silva; la calle General García Escámez por Josefa Zapata; la calle Carlos Haya por María Silva Cruz (La Libertaria); San Nicolás (en el barrio de la Viña) por las artistas Petróleo y Salvaora; la calle Almirante Vierna por Ernestina Muñoz de Miguel Villanueva; la calle Marqués de la Ensenada por el de calle del Pueblo Gitano; la calle Alcalde Manuel de la Pinta por María Rigada y Ramón; la calle Príncipe de Asturias por Luis Arenal Plat y la avenida Fernández Ladreda por el de avenida Alcalde Manuel de la Pinta; la calle de La Higuera por Mariana Cornejo (en su barrio de Santa María); la calle Girasol por el de la pintora y escritora Alejandrina Gessler Shaw y la calle Valencia por Victoria Martín (ambas en el barrio de La Laguna, que ya cuenta con nombres relativos al arte pictórico); y el tramo de la trasera del Teatro Falla de la calle Sacramento por el de María la de la Yerbabuena.

Por otro lado, como viene demandando el PP regularmente, y se aprobó en pleno años atrás, se nombra como Miguel Ángel Blanco a la rotonda que da acceso al puente de la Constitución de 1812.

Y además se ha visto la oportunidad de reconocer la lucha de los trabajadores gaditanos del metal (de total actualidad) rotulando la calle Ramón Franco, en Puntales, como calle Trabajadores del Metal.

Los comentarios están cerrados.