DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El busto del Borbón y el nombre del estadio ‘agitan’ a PP y Cs

PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz comienzan el año dándole eco a dos asuntos que parecen movilizar a sus simpatizantes: Juan Carlos I y Ramón de Carranza. Este lunes se ha procedido a la retirada del busto del que fuera rey de la ya avenida de la Sanidad Pública, “una muestra más del sectarismo de Kichi”, según los populares. También se ha conocido estos días que el Gobierno local repetirá el proceso participativo de cambio de nombre del estadio, y Cs exige “depuración de responsabilidades” por los errores cometidos, y vuelve a apostar por mantener la denominación del alcalde franquista, pero entendiéndolo como “marca”.

PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz comienzan el año dándole eco a dos asuntos que parecen escocer a sus filas (y dar votos): el rey fugado Juan Carlos I y el nombre del estadio municipal, todavía bajo denominación de Ramón de Carranza, un alcalde franquista.

“Iniciar 2021 con la retirada de un busto del rey y anunciando una nueva votación para cambiarle el nombre al estadio deja claro cuáles son las prioridades de los anticapitalistas para Cádiz”, se quejan los populares. Mientras, la franquicia naranja entiende “muy preocupante y peligroso que al alcalde le importe más un busto que los gaditanos”, al tiempo que vuelve a defender que se mantenga la denominación del estadio que incumple la Ley de Memoria Histórica, argumentando que existe una “solución ecléctica” olvidando al personaje histórico concreto “por el nombre de Carranza, que por sí mismo constituye una marca”.

En el pasado pleno de agosto se aprobaba la sustitución del nombre de la avenida Juan Carlos I por el de avenida de la Sanidad Pública; y poco después, desaparecían las referencias al Borbón en los rótulos de la nueva avenida o segunda avenida bautizada por el anterior Gobierno local de Teófila Martínez con el nombre del entonces todavía rey; dicha avenida se inauguraba en 2003 y es resultado del soterramiento de la vía del tren.

Ahora, en el primer día lectivo de 2021, operarios municipales han retirado el busto del monarca ubicado al inicio de la que fue su avenida, en la glorieta de San Severiano. Una operación llevada a cabo a primera hora que ha sido pronto portada en diversos medios y webs locales tras la “alerta” de vecinos de la zona, “sorprendidos”.

La portavoz del equipo de Gobierno, Ana Fernández, ya exponía meses atrás que la “huida” del ya rey emérito a otro país, por presuntos casos de corrupción, “pone de manifiesto, una vez más, la extrema fragilidad de la institución monárquica, y por otro lado creemos que el enorme trabajo que han realizado y siguen desarrollando los profesionales sanitarios en esta crisis sanitaria provocada por el Covid-19 son razones más que suficientes para plantear este cambio”.

Un rato después de conocerse esta retirada del busto, el principal partido de la oposición ha incidido en que el acuerdo plenario de agosto por el que se cambió el nombre de la avenida Juan Carlos I, “no incluía de modo alguno retirada del busto del anterior jefe del Estado”. Para esta formación de derechas, “es una muestra más del sectarismo de Kichi que es capaz de tomar un acuerdo de este tipo y ejecutarlo en una semana, y meter en el cajón el acuerdo plenario de 2017 para dedicar una calle a Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA”. “Suponemos que no quiere incomodar a los bilduetarras teniendo en cuenta que trae a sus portavoces a dar conferencias a Cádiz sobre memoria histórica”, llega a insinuar, por enésima vez, el concejal conservador Juan José Ortiz.

Pero hay más, Ortiz no duda en hablar en nombre de todos los vecinos (aunque el PP apenas tiene hoy seis concejales), subrayando “el desaliento que produce a los gaditanos comprobar las prioridades de un alcalde que ya no es ni de Podemos ni de nadie nada más que de él y su compañera del partido anticapitalista”.

“Concluyó el año anunciando que iba a repetir la votación, supuestamente popular, para cambiarle el nombre al estadio Carranza. Lo que vino a decir es que lo iba a repetir hasta que saliera el nombre que él quiere –interpreta este edil popular-; y ha comenzado 2021 retirando el busto del rey Juan Carlos I de la avenida que llevaba su nombre en un gesto de sectarismo que no tiene ni cobertura legítima ni democrática”.

Para el PP, “ante una crisis del calibre que estamos pasando en Cádiz, con masivos cierres de comercio, con una huida de gaditanos de esos que según Kichi iban a volver cantando por el puente y sin un solo proyecto puesto en pie, este hombre lo único que tiene en cartera es el cambio de nombres de las calles y el estadio”.

Esta derecha, siguiendo su mantra repetido hasta la extenuación en los últimos días, habla de “política del odio y del sectarismo, la política de dividir a los gaditanos y distraer la atención para que se olvide de lo importante: que en 2020 en el peor año que hemos pasado los gaditanos el alcalde se escondió en la cocina y se dio de baja”.

Y CS SIGUE DEFENDIENDO EL NOMBRE DE CARRANZA

Mientras, desde Ciudadanos han centrado su primera nota del nuevo año haciendo “política útil” pidiendo “depuración de responsabilidades” al alcalde José María González ‘Kichi, tras “reconocer el “error” en el proceso realizado meses atrás para el cambio de nombre del estadio Carranza, para cumplir la Ley de Memoria Histórica; “y, por tanto, que fue un procedimiento que incurría en irregularidades legales tal y como hemos denunciado desde el principio”.

Esta formación de derechas también exige información detallada sobre los motivos que han llevado al primer edil al “repentino cambio de opinión”, en tanto en cuanto “reconoce que se ha vulnerado la protección de datos personales de los gaditanos, que han estado desprotegidos y no sabemos si lo siguen estando porque no tenemos noticias de que el Ayuntamiento haya incorporado la figura del Responsable de Protección de Datos al que obliga la ley”. Asimismo, Cs también ha reclamado transparencia e información detallada del nuevo proceso participativo que ha confirmado que va a realizar para cambiar el nombre al estadio municipal “para evitar que vuelvan a jugar con los gaditanos y vulneren la legalidad vigente”.

Para la portavoz municipal de la franquicia naranja, Lucrecia Valverde, lo sucedido en torno a este proceso que tanto ha movilizado a voceros nostálgicos y de derechas (similar al que se ha llevado a cabo para la elección de los últimos carteles del Carnaval, pero entonces a nadie parece haberle preocupado la protección de datos…), demuestra tres cosas. La primera, que ha sido una “maniobra de entretenimiento para distraer la atención de las cosas importantes”; en segundo lugar, que el Ayuntamiento “ha volcado su esfuerzo en hacer propaganda populista en vez de desarrollar un proyecto de ciudad para 2021”; y tercera, que “es un Gobierno cobarde porque pudiendo haber cambiado el nombre del estadio en Junta de Gobierno, calcularon que serían una medida impopular y optaron por fingir una consulta participativa que finalmente, tal y como ha reconocido el propio alcalde, ha sido un fraude y un error”.

Este partido repite en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que desde un primer momento, abogó por mantener la “solución ecléctica” de cambiar el actual nombre que se refiere a un personaje histórico concreto (un alcalde franquista) por el nombre de Carranza’, “que por sí mismo constituye una marca”.

Y en cuanto a la retirada del busto de Juan Carlos, como su socio habitual lamenta que la primera decisión del alcalde en 2021 haya sido retirar este elemento “con nocturnidad y alevosía” en vez de “aprobar medidas sociales y económicas para ayudar a los gaditanos más castigados por la crisis social, económica y sanitaria generada por la pandemia”. Los naranjas denuncian que es “muy preocupante y peligroso para el futuro de la ciudad” que el equipo de Gobierno “opte por priorizar el populismo facilón frente a los problemas reales del pueblo en medio de la peor crisis del último medio siglo”.

Esta derecha también habla de “sectarismo”, “tintes autoritarios”, y de “gobernar para una parte de la sociedad gaditana y no para el conjunto de la ciudadanía”; e igualmente critica que González Santos “se sirva del Ayuntamiento” para cumplir “con agilidad” sus “medidas partidistas y simbólicas” discriminando las que no procedan Ejecutivo local.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.