DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Denuncian “ratios ilegales” en los IES Rafael Alberti y Cornelio Balbo

La ‘vuelta al cole’ en Secundaria ha estado marcada en la capital gaditana por nuevos recortes en la educación pública por parte de la Junta. CGT ha denunciado la supresión de una línea de primero de ESO en el IES Alberti y una línea de segundo de ESO en el IES Cornelio Balbo, por lo que en ambos centros hay aulas con más de 30 niños, o sea, “ratios ilegales”. También se ha advertido la eliminación de líneas en el IES Virgen del Carmen de Puerto Real.

Justo a mediados de la semana pasada, en el marco de la progresiva ‘vuelta al cole’ en Andalucía, se iniciaba el curso escolar 2021/2022 en Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y Educación Permanente (adultos), con cerca de 125.000 alumnos en toda la provincia de Cádiz (unos 5.100 menos que el curso anterior, aunque en la FP crece en más de 2.000); totalmente presencial en todas las etapas de las enseñanzas no universitarias.

Y en el caso de la capital gaditana, no ha tardado en trascender otro recorte más por parte de la Junta de Andalucía. De hecho, la Marea Verde Cádiz en defensa de la educación pública tiene convocada una concentración de protesta para el sábado 25 a mediodía en la plaza de Mina. `

En este sentido, CGT advierte en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz de que la consejería de Educación, en manos de Ciudadanos, ha iniciado el curso suprimiendo una línea de primero de ESO en el IES Alberti y una línea de segundo de ESO en el IES Cornelio Balbo, “imponiendo en ambos centros ratios ilegales”.

Este sindicato CGT ha tenido conocimiento del nuevo recorte, por parte del servicio de Planificación y Escolarización de la delegación territorial, “a pesar de contarse con alumnado suficiente para el mantenimiento de estas aulas, y de la imposición de ratios ilegales en tres cursos de Secundaria”.

En el IES Rafael Alberti, en la Barriada de la Paz, se ha eliminado una de las dos líneas que existían hasta el curso pasado en primero de ESO, “dejando un sólo grupo con 34 alumnos cuando la normativa prohíbe sobrepasar los 30 por clase”.

“Esta supresión es más lamentable aún –agregan desde CGT- si se tiene en cuenta que, además de los 34 alumnos adscritos que han sido aceptados, hay una lista de espera de nueve niños cuyas familias habían elegido este centro público”.

Incidiendo en esta situación, la concejala de Educación, Ana Fernández, ha recordado que el IES Rafael Alberti “se ha convertido en todo un referente, entre otras cosas por el FP de Informática que les ha llevado a ganar varios premios y reconocimiento, por lo que no se entiende este ataque con el cierre de líneas”. Fernández ya ha solicitado al delegado territorial de Educación una reunión en la que también esté presente una representación de la Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado (Flampa) para que rectifiquen el cierre pese a haber demanda para ella: “no existe ninguna razón lógica que motive este cierre”.

En el mismo sentido, desde el PSOE en el Ayuntamiento se ha mostrado apoyo a la comunidad educativa del instituto y se espera que las denuncias que realicen tanto en la delegación territorial como a través del defensor del menor “sean escuchadas y permitan a los jóvenes del barrio de Segunda Aguada y Barriada de la Paz estudiar en el que hasta ahora era su centro de referencia”.

Ese incumplimiento de las ratios legales y la masificación en las aulas también afecta a la zona del casco histórico de Cádiz, donde el IES Cornelio Balbo ha visto cómo se elimina una de las cuatro líneas que tenía en segundo de ESO y se le conceden únicamente tres unidades para 94 alumnos, “cuatro por encima de la ley”. En cuarto de Secundaria, la Junta ahora de derechas “también infringe su propia normativa y mantiene tres grupos para 94 alumnos”.

CGT también ha advertido, ya en la vecina Puerto Real, de otro recorte en la pública, en el IES Virgen del Carmen. Para el presente curso, cada uno de los tres grupos de primero de ESO cuenta con 32 alumnos, “contraviniendo la legislación en vigor respecto a ratios”. Se exige a la Junta que conceda una unidad más a este centro público, con lo que se conseguiría que los 96 niños se agruparan en clases de 24 alumnos, cumpliendo así la normativa.

“SUPONE ADEMÁS UN GRAVE RIESGO SANITARIO EN PLENA PANDEMIA”

Por otra parte, este sindicato evidencia que la “masificación” en las aulas impuesta por el delegado territorial de Educación, Miguel Andréu, “no sólo atenta contra la calidad de la enseñanza, sino que, en situación de pandemia, supone un grave riesgo sanitario para el alumnado y los docentes ya que hace imposible guardar la distancia interpersonal de 1.2 metros y dificulta el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias”.

A este respecto, CGT también denuncia la “opacidad, improvisación y regateo” de la administración autonómica en la adjudicación del profesorado de refuerzo Covid “que en ocasiones va a ser utilizado como profesorado de plantilla y no para atender las necesidades sobrevenidas del sistema educativo”.

“Con estos recortes, la Junta persiste en su intento de eliminar plazas en la educación pública y de potenciar la privada-concertada. Procede así incluso en centros que no se han visto afectados por la bajada de la natalidad y que han sido elegidos tanto por las familias de los centros adscritos, como por otras familias que tienen aún a sus hijos en lista de espera. Resulta evidente que para la administración educativa sólo existe la libertad de elección cuando las familias se decantan por la privada-concertada”, se lamenta por enésima vez.

CGT exige una “inmediata rectificación” que asegure tanto la continuidad de las unidades de ESO que había el curso pasado, como el cumplimiento de ratios legales en los institutos públicos Rafael Alberti y Cornelio Balbo, de la capital, y el puertorrealeño Virgen del Carmen. En caso contrario, llama a la comunidad educativa así como a toda la ciudadanía, a iniciar movilizaciones.

Los comentarios están cerrados.