DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

De solar baldío y sin uso en Cortadura a huerto escuela para aprender a cultivar la tierra

En la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente, se ha dado eco al proyecto que gestiona en Cádiz, en una parcela de Cortadura cedida por el Ayuntamiento, la asociación La Mar de Verde. Un huerto escuela que busca convertirse en “un espacio privilegiado para que la ciudadanía aprenda a cultivar la tierra y a participar de manera activa en una sociedad que se preocupa por el planeta y actúa frente a la crisis por el cambio climático y la degradación socioambiental”.

En la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente, se ha dado eco al proyecto que gestiona la asociación sin ánimo de lucro La Mar de Verde Huertos Urbanos de Cádiz en una parcela de Cortadura.

Allí gestiona un huerto-escuela urbano y hasta el mismo se acercó el viernes la concejala de Medio Ambiente, Rocío Sáez, acompañada por los ediles de Urbanismo y de Salud, Martín Vila y Eva Tubío, respectivamente, con objeto de conocer in situ el trabajo que se viene desarrollando y las actividades e iniciativas que se van a poner en marcha.

Fue en julio de 2020 cuando el Ayuntamiento y la entidad rubricaron un convenio de colaboración para promover en la ciudad distintas prácticas de agricultura urbana, y con tal objetivo se le facilitó este espacio a la salida de la capital donde actualmente se cultiva variedad de plantas cuyos frutos son aptos para el consumo humano, como las fresas, tomates, patatas, cebollas, puerros, ajos, zanahorias moradas, hinojo, eneldo, albahaca, menta, cebolleta, etcétera.

“Queríamos presentar en sociedad este nuevo espacio con el que cuenta la ciudad. Un espacio que hace poco más de un año estaba baldío y sin uso, y el Ayuntamiento lo ha habilitado para que sea huerto urbano y sirva de escuela de aprendizaje en la agricultura urbana”, ha saludado Sáez.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, esta edil izquierdista ha repetido que uno de los objetivos del equipo de Gobierno es “hacer de Cádiz una ciudad más sostenible, y ello a través de diversas estrategias como el fomento de las energías renovables, de un nuevo modelo de movilidad, de la educación medioambiental, del reciclaje y mediante la próxima redacción de un Plan de Acción Climática, además del fomento de la agricultura urbana como medio para mejorar el medio ambiente urbano”.

Al hilo, ha recordado la reciente adhesión de Cádiz al Pacto de Milán, “un pacto internacional para fomentar un sistema alimentario más saludable, más sostenible y más justo que va en la línea de este proyecto de huerto urbano”. E igualmente, ha hecho hincapié en la conexión de este huerto con otros huertos urbanos de la ciudad que, principalmente, se ubican en los centros escolares.

La concejala responsable ha agradecido a La Mar de Verde el trabajo que está realizando en este nuevo espacio verde, “y no sólo por poner la semillita de la agricultura urbana de la ciudad, sino también por fomentar valores tan importantes como la participación ciudadana y la convivencia”.

“UN HUERTO DONDE SE PUEDE HACER ESCUELA”

Al respecto, el presidente de la entidad, Ramón García, ha agradecido al Gobierno local su apuesta por este proyecto “que no es una escuela de un huerto, sino que el concepto es mucho más amplio: estamos hablando de un huerto donde se puede hacer escuela, y ofrecer una educación amplia y diversa para todos los colectivos posibles de la ciudad”.

“Queremos dar cabida a muchos programas e iniciativas, porque este espacio tiene muchas posibilidades de transformación, y las estamos concretando con distintas concejalías para que puedan sumarse familias y colectivos”, anotaba.

Así, con la concejalía de Participación Ciudadana se ha puesto en marcha el programa Sembrando Comunidad dirigido a las familias y que tiene como objetivo el aprendizaje, de manera activa, del cultivo de la tierra en convivencia y comunidad. “Ha sido sorprendente la acogida, con 11 grupos familiares inscritos y les hemos designado miniparcelas en este huerto urbano para que vayan interactuando y trabajando la tierra”, apuntan desde la asociación.

“Hay un cúmulo de posibilidades que queremos poner en marcha en este espacio, y queremos que por este huerto urbano pase mucha gente que genere proyectos en otras partes de la ciudad. En definitiva, queremos consolidar este proyecto como un vivero de iniciativas”, ha sentenciado el presidente de La Mar de Verde.

Esta asociación se creó en 2017 con el objetivo de impulsar procesos participativos en torno a la agricultura urbana. Entre sus proyectos, que se quieren llevar a cabo en colaboración con el Consistorio, se encuentran los cursos para personas mayores, el apoyo a los huertos escolares, la intervención con personas con discapacidades o enfermedades diversas, etc.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.