DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Cádiz tiene su ‘escudo’ en José María González ‘Kichi’: “somos noticia porque gobernamos con la verdad y poniendo en el centro a la gente”

El Ayuntamiento del ‘cambio’ se mantiene, y reforzado, en Cádiz. Y sin rastro de extrema derecha. Cuatro años después, el humilde viñero pero a la vez mediático José María González ‘Kichi’, el mismo que puso fin al largo ‘teofilato’, ha vuelto a ser investido alcalde, y rozando la mayoría absoluta en las elecciones del 26-M. “Seguro que volveremos a equivocarnos, pero nunca confundiremos el porqué dimos el paso a las instituciones: los gaditanos”, ha subrayado en su primer discurso, después de tender la mano a la oposición “siempre que el afán sea construir”. PSOE y Cs esperan “diálogo” y el PP que no olvide que “no tiene mayoría absoluta”. Las formas… Como en 2015, no ha faltado la simbólica foto en el balcón con el “bastón de Salvochea”, aunque la expectación en San Juan de Dios ya no fuera la de la primera vez.

Cuatro años después, José María González ‘Kichi’, el profesor, activista y carnavalero, el “humilde vecino de la Viña, hijo de familia trabajadora” que recién llegado a la primera línea política puso fin a veinte años de Teófila Martínez y el PP haciendo y deshaciendo en la capital gaditana ante una oposición resignada y convecinos cada vez más abstencionistas, ha vuelto a ser investido alcalde. Rozando la mayoría absoluta y pese a que la oposición ha ido dibujando la imagen de una ciudad aquejada de falta de gestión, incompetencia, sucia, llena de ratas…

En una mañana de pleno de constitución de la nueva Corporación sin sorpresas tras las recientes elecciones municipales, González Santos (con camisa blanca, como en 2015, pero también chaqueta…), uno de los rostros más conocidos por todo el país de Podemos (sí, sigue siendo parte de Podemos, pese a lo que digan más allá del peaje), ha dejado claro que en este su segundo y ¿último mandato?, “cada minuto me dejaré la piel por mis vecinos y mis vecinas, seguiremos buscando, trabajando y luchando por una ciudad y un mundo más justos”.

Tras la formación de la mesa de edad (con Carmen Fidalgo de Cs como presidenta y Lola Cazalilla de Adelante, como vocal), el juramento o promesa del cargo de los 27 concejales electos (la ultraderecha no logró tener representación en la ciudad, ya se sabe, “Cádiz resiste”), se constituía formalmente la nueva Corporación resultado del 26-M: la primera en la que hay más mujeres que hombres. Y en la que no está un veterano, el popular José Blas Fernández, que llevaba repitiendo como concejal más de treinta años. Ni el que fuera alcaldable del PSOE en los dos últimos comicios, Fran González, que hace unos días asumía la responsabilidad de haber llevado a su partido a obtener los peores resultados históricos, de forma consecutiva (“no hemos sabido conectar con los gaditanos”, defendía), y decidía ni recoger el acta.

En la votación (de manera secreta insertando la papeleta en una urna), José María González ha sido elegido alcalde por ser la lista que más votos recibió durante las pasadas elecciones. No ha obtenido mayoría del pleno, al sumar los 13 votos de su propio partido, mientras el PSOE, que no ha presentado candidato, se ha abstenido. Por su lado, tanto PP como Cs han apoyado a sus respectivos números uno, Juan José Ortiz y Domingo Villero.

Escuchados los discursos de los portavoces de cada grupo y del flamante primer edil, como hace cuatro años, no faltó el beso de José María González con su madre y con su pareja, Teresa Rodríguez, la líder de Podemos Andalucía; y el simbólico ofrecimiento del bastón de mando, el bastón “de Salvochea”, al pueblo de Cádiz desde la balconada del Consistorio. Eso sí, como menos entusiastas en San Juan de Dios que la primera vez.

“HOY CÁDIZ ES NOTICIA POR SER UNO DE LOS POCOS LUGARES DONDE EL CAMBIO SIGUE SU CURSO”

“Cuatro años después, regreso al sillón que preside este salón de plenos para dar las gracias a los gaditanos que el pasado 26 de mayo depositaron en las urnas sus ilusiones, su compromiso y su deseo de un Cádiz mejor. Gracias a los que nos votaron, pero gracias también a quienes optaron por otra opción. Tanto a unos como a otras, les puedo asegurar que mi proyecto, como en nuestro anterior mandato, será un proyecto de ciudad, colectivo, integrador y que se centre en las personas”, ha dejado claro de entrada el primer edil de la confluencia de Podemos, Ganar Cádiz en Común e Izquierda Unida.

“Este Ayuntamiento –ha insistido- es y seguirá siendo el primer apoyo y el primer escudo contra cualquier injusticia. Estamos seguros de que cumpliremos las expectativas que ha deposito este pueblo soberano. Al menos, nos seguiremos dejando la piel para que así sea”.

González Santos ha incidido en que es todo un honor “volver a dirigir las riendas de la ciudad, la que adoro y siento desde mis orígenes”, y a la vez una “enorme obligación y responsabilidad”. Y en cualquier caso, una etapa “temporal”, ya que “la política nunca debemos considerarla como un medio de vida. Como un empleo. No somos políticos profesionales, sino gente corriente, que tras cuatro años de golpes, bagaje y aprendizaje a sus espaldas sigue viviendo en el mismo lugar, sigue manteniendo las limitaciones salariales, sigue con una existencia lo más parecida posible a la de antes y con el horizonte de volver mañana, como es mi caso, a las aulas de un instituto público. No estamos aquí para llenarnos los bolsillos, estamos aquí para recuperar las instituciones y que este Ayuntamiento siga, como los últimos cuatro años, perteneciendo a sus paisanos. Para que sea la canalización institucional de las demandas y las exigencias de la calle”.

Ofreciendo el bastón de mando al pueblo… otra vez / FOTO: Eulogio García

“Hoy Cádiz no es noticia ni acapara portadas por el desempleo, por los desahucios o por la desigualdad, que no han desaparecido por cierto, y aunque hayan disminuido seguiremos combatiéndolos. Hoy Cádiz ocupa los espacios informativos por ser uno de los pocos lugares donde las políticas ponen en el centro a las personas, donde el cambio sigue su curso, donde no hay lugar ni escaño en este salón para la extrema derecha. Y eso es porque gobernamos con la verdad y poniendo en el centro de toda política a la gente”, ha subrayado en su perorata.

El de nuevo alcalde ha apuntado además que “venimos con el deber de rendir cuentas y con el derecho y la obligación de soñar nuestro futuro. Con la mirada atrás y los ojos puesto en lo que está por venir”. Y en este apartado, ha hecho un retrato de la ciudad “heredada” del anterior equipo de Gobierno del PP en 2015, “una ciudad con 275 millones de euros de deuda y al borde de la intervención; un Consistorio que le debía a los proveedores hasta 50 millones y realizaba los pagos a los 119 días”. Tras estos últimos cuatro años, se ha rebajado esta deuda a proveedores hasta los 5 millones y el pago medio a 30 días.

“Heredamos también, hace sólo cuatro años, una ciudad en la que se produjeron en 2014 nada menos que 284 desahucios”, ha señalado. “Casi todos los días, alguna familia se veía en la calle con una mano delante y otra detrás. Por eso, nada más llegar, en los primeros meses de gobierno, pusimos en marcha un protocolo que ha intervenido en 387 casos”. En paralelo también se ha activado el bono social del agua, “somos una de las tres únicas ciudades de España donde no se corta el suministro por impago”, y el bono de la luz “lo será, con el bloqueo o sin el bloqueo del PP. Prometo que muy pronto en este mandato, antes del primer año, pondremos en marcha ese bono social eléctrico para que ninguna familia de Cádiz se vea sin luz por no poder hacer frente a la factura. Para que la energía se convierta en un derecho garantizado y no dependa del ruego de limosnas”.

Asimismo, como ejemplos de la gestión ha destacado el suministro mínimo vital de agua, la construcción de una ciudad “más justa y libre” con la confección y aprobación del primer plan contra la violencia de género y contra la LGTBIfobia, que “nos hacen avanzar hacia un Cádiz diverso, inclusivo, libre y feminista”.

Además, José María González ha hablado de los proyectos que esperan desarrollar en el nuevo mandato: “queremos mirar al futuro, y queremos hacerlo con un gran pacto por el empleo que implique a todas las administraciones, sindicatos, organizaciones, población civil y colectivos para sacar a la Bahía de este desempleo que nos quisieron hacer creer que es endémico, que forma parte del clima, de condicionantes externos y que no tiene solución”.

González Santos ha apostado igualmente por “el empleo verde, en el que se sigan potenciando las energías renovables para que se conviertan en un generador de trabajo al tiempo que consolida un Cádiz sostenible, de energías y aire limpio, que ahorra en sus facturas y aprovecha sus recursos naturales”. Y en políticas de vivienda, ha deseado “seguir trabajando para que la vivienda sea un derecho y no ladrillos con los que especular; la vivienda social, es el camino, la garantía de que nuestros barrios no se van a convertir en parques temáticos donde la actividad turística descontrolada termine por expulsar al gaditano”.

En su discurso de investidura ha hecho referencia también a uno de los proyectos estrellas de su mandato como es el “refuerzo” del cinturón universitario frente al mar, en colaboración con la Universidad de Cádiz.

“SIEMPRE QUE EL AFÁN SEA CONSTRUIR, LA OPOSICIÓN ENCONTRARÁ A ESTE ALCALDE CON LA MANO TENDIDA”

Y de la misma forma, ha tenido hueco en su intervención para reconocer que estos primeros cuatro años de gobierno no han sido sencillos, y ha mirado directamente a la oposición, lamentando “las trabas, las zancadillas y los obstáculos” de unos partidos “a los que les faltó responsabilidad y le sobró intereses partidistas. Una oposición más pendiente de militar en los cálculos electoralistas que en el municipalismo. Una oposición que nos ha llevado a los juzgados hasta en 14 ocasiones. Todas archivadas por cierto, convirtiendo la judicialización en una práctica habitual, usando cualquier herramienta para ignorar el mandato de las urnas. Les digo hoy, les digo ahora, que tienen y tenemos una nueva oportunidad para trabajar por, para y en Cádiz, una nueva oportunidad para anteponer los intereses de esta ciudad a los de Sevilla y Madrid. Por mi parte puedo asegurar que siempre que el afán sea construir, encontrarán a este alcalde con la mano tendida y las mangas remangadas para trabajar por nuestra gente”.

González Santos ha finalizado remarcando “desde la más absoluta humildad os asegure que cada minuto y cada segundo de este mandato seguiré dejándome la piel por mis vecinos. Que seremos mi equipo y yo el muro de contención ante cualquier injusticia, las voces y los rostros de un proyecto colectivo arraigado en la ciudad, que seguiremos buscando, trabajando y luchando por una ciudad y un mundo más justos. Y seguro que cometeremos errores, seguro que volveremos a equivocarnos, pero nunca confundiremos el porqué un día dimos el paso a las instituciones, que no esconde más motivo que el de gente. Que poner en el centro de la vida a las personas”.

LA OPOSICIÓN ESPERA “DIÁLOGO”, AL MENOS PSOE Y CS

Por su parte, respecto a los mensajes lanzados desde la oposición en este pleno solemne, el representante de Ciudadanos, Domingo Villero, ha demandado del primer edil “sensatez, trabajo, constancia y sentido común”, y a la vez se ha comprometido a hacer una oposición “responsable” priorizando “el diálogo, el respeto y el trabajo”.

La socialista Rodríguez, estrenándose como portavoz de su grupo / FOTO: Eulogio García

En cuanto a la nueva líder en el pleno del PSOE, María José Rodríguez, ha remarcado que “los socialistas nos ponemos a disposición de nuestra ciudad y de los gaditanos, con vosotros está nuestro compromiso, nuestra alianza y nuestra razón de ser. Grandes retos nos aguardan en los próximos años y todos debemos estar a la altura de los mismos, desde el diálogo, el consenso y la generosidad. Debatiendo dentro de las discrepancias. Sabiendo que es mucho más grande lo que nos une, el futuro de Cádiz y el bienestar de los gaditanos, que lo que nos separa”. Además, Rodríguez ha reivindicado a su formación como “la oposición leal con Cádiz, la constructiva. Pueden contar con nosotros para sacar adelante todo lo que sea bueno para la ciudad. En lo bueno para Cádiz, siempre. En lo malo, nunca”, ha subrayado, esperando del flamante equipo de gobierno “la misma generosidad que los socialistas le ofrecemos”.

Y dentro del tono más o menos amable de la sesión, el portavoz del PP, Juan José Ortiz, ha querido sobresalir, con el discurso más agrio y crítico (sin dejar de ensalzar a su mentora, la exalcaldesa Teófila Martínez) desde el minuto cero con el ejecutivo de Adelante Cádiz, recordándole al alcalde que no puede gobernar solo: “no tiene usted más legitimidad que todos estos concejales juntos (los de la oposición) porque las urnas no se la han dado”. Y de hecho, ha vuelto a dejar en el aire la posibilidad de que los populares sumen con PSOE y Ciudadanos para arrebatarle la Alcaldía a González Santos…

EL ‘NUEVO’ AYUNTAMIENTO

El ‘nuevo’ Ayuntamiento de Cádiz se configura ahora mismo con un Gobierno local en minoría formado por los 13 ediles de Adelante Cádiz, con gran renovación con respecto a los ediles de Sí se puede de hace cuatro años. En la oposición quedan: el PP, con seis concejales, el PSOE con cinco, y Ciudadanos con tres.

Los 27 concejales de la nueva Corporación son: por Adelante Cádiz (13), José María González ‘Kichi’, Ana Fernández, Martín Vila, Lorena Garrón, David Navarro, Lola Cazalilla, Demetrio Quirós, Eva Tubío, José Ramón Páez, Montemayor Mures, Juan Carlos Paradas, María Teresa Almagro y Montserrat Fernández; por el PP (6), Juan José Ortiz, José Manuel Cossi, María Teresa González, Ignacio Romaní, Carmen Sánchez y Nuria María Álvarez; por el PSOE (5), María José Rodríguez, Óscar Torres, Natalia Álvarez, Francisco Javier Ramírez y Rosa de la Flor; y por Cs (3), Domingo Villero, Lucrecia Valverde y Carmen Fidalgo. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.