DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Autonomía Obrera replica que actualmente “sí hay ERTEs y despidos” en empresas auxiliares del Ayuntamiento de Cádiz, “por desinterés”

Autonomía Obrera denuncia que pese a lo “pregonado” por el alcalde de Cádiz, en pleno estado de alarma “sí, hay ERTEs y despidos en empresas auxiliares del Ayuntamiento; esa es la realidad, y es por omisión, incapacidad y desinterés del equipo de Gobierno para impedirlo”. Se señala a no llamados para el programa de Deporte Escolar, y la empresa Cádiz 2000, y al ERTE en el servicio de notificaciones.

“Hemos visto en los medios al alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, pregonando que no se debían de permitir ni ERTEs ni despidos por parte de las empresas auxiliares del Ayuntamiento, pero de lo dicho al hecho, hay bastante trecho”. Lo denuncia Autonomía Obrera, que asegura que “la falta de decisión, lentitud e incoherencia” del equipo de Gobierno en estos tiempos de estado de alarma ante la crisis sanitaria del coronavirus, están causando que trabajadores de contratas “se vean abocados a despidos o incluidos en ERTEs sin ninguna necesidad”.

Este sindicato, en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, le recuerda al Gobierno gaditano que “tiene un compromiso con los trabajadores de todos los servicios auxiliares y debe de hacerle frente. A nosotros no nos basta que se vean las caras en video reuniones, sabemos que manejan muy bien la tecnología, queremos hechos y resultados”.

Al respecto, Autonomía Obrera repasa que el personal encargado del programa Deporte Escolar (natación y vela escolar) “ha sido despedido por falta de llamamientos, al ser fijo discontinuo”. “Estamos en continua comunicación con los concejales afectados, pero son incapaces de dar una respuesta a esta situación, ni llegar a acuerdos entre el Instituto Municipal de Deportes (IMD) y la empresa concesionaria Eulen, la cual se frota las manos porque ve una oportunidad única de ahorrarse la antigüedad de éste personal”, se añade.

Pero, se afirma, el caso de la empresa Cádiz 2000 (responsable de los servicios de playas y del Palacio de Congresos), es aun más grave, “ya que se trata de una empresa pública gestionada por responsables municipales”. En dicha sociedad “hay socorristas fijos discontinuos que tampoco han recibido llamamiento, incluido un delegado de Autonomía Obrera, a pesar del anuncio en prensa de que Cádiz 2000 no haría efectivo despido alguno. Tampoco se nos comunica ningún tipo de solución sino que una vez más se deja pasar el tiempo, haciendo efectivo el despido”.

Por otro lado, se señala al personal del servicio de notificaciones de RD POST, “el cual ha sido sometido a un ERTE de forma totalmente innecesaria, y en donde estos trabajadores, que pertenecían antiguamente a Numen, la única cooperativa de trabajadores vinculada el Ayuntamiento (la cual se dejó caer para que el servicio lo cogiera una empresa privada), van a dejar de cobrar el 30% de su salario por la incapacidad y la inacción del equipo de Gobierno”.

Autonomía Obrera repara que desde el comienzo de estas semanas de excepcionalidad, no ha parado de avisar a los responsables municipales “para que se diera un paso adelante y con ello evitar la desprotección de todos los colectivos”. Como muestra, las comunicaciones enviadas el 19 y el 29 de marzo.

“A pesar de ello, ni siquiera se les ha visto interés para promover entre las empresas que se utilizaran las medidas incluidas en los decretos del Gobierno central. ¿Cuándo se ha comunicado a las empresas la decisión de paralizar los servicios haciéndose cargo el Ayuntamiento de los perjuicios del pago de nóminas de los trabajadores, conforme al BOE publicado el 18 de marzo? ¿Porqué se han permitido ERTEs y despidos y en prensa se continúa engañando a la opinión pública?”, se pregunta esta sección sindical.

En este sentido, Autonomía Obrera sentencia que en el Ayuntamiento de la capital gaditana, “un despropósito organizativo”, actualmente “sí, hay ERTEs y despidos; esa es la realidad, y es por omisión, incapacidad y desinterés del equipo de Gobierno para impedirlo. Una falta de compromiso y respuesta que está perjudicando a muchos trabajadores”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.