DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Arde la pérgola de Santa Bárbara, el último mamotreto del teofilismo

Un incendio calcinó en la tarde del sábado “buena parte” de la estructura de la controvertida pérgola-mirador del Parque Genovés, en Cádiz, inaugurada tras 1,7 millones de inversión en la antesala de las elecciones de 2015, aquellas que dejaron a Teófila Martínez sin la Alcaldía. Abandonada prácticamente desde su apertura, sus bajos eran usados para pernoctar por personas sin hogar. El PP sigue subrayando el “potencial enorme” de este criticado equipamiento y culpa al alcalde del siniestro.

Un escandaloso incendio calcinó en la tarde del sábado, calurosa y de levante, “buena parte” de la estructura de la controvertida pérgola-mirador del Parque Genovés, en Cádiz, inaugurada (a medio acabar) en la antesala de las elecciones municipales de 2015, aquellas que dejaron a Teófila Martínez sin la Alcaldía.

Desde su apertura apenas ha servido de mofa y de crítica, y desde hace tiempo, varios de sus bajos estaban siendo usados como ‘hogar’ por parte de sintechos. De hecho, el Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz informa que ha ardido parte de los enseres, colchones… de las personas sin hogar que suelen pernoctar en dichas inmediaciones.

El Parque de Cádiz movilizaba (tras varias llamadas de ciudadanos sobre las cinco de la tarde alertando del suceso) a nueve efectivos, con autobomba urbana ligera y otra urbana pesada y ha necesitado unos 5.000 litros de agua para extinguir las llamas, antes de proceder al saneado de zonas afectadas y a revisar la estructura dañada.

La gran humareda provocada, “que ha hecho muy aparatoso y visible el incidente”, se debe a que ha ardido gran parte de los lucernarios de policarbonatos translúcidos de esta pérgola de Santa Bárbara, “que son de muy rápida propagación”, señalan desde los Bomberos, subrayando que no ha habido daños personales.

La construcción de este fallido equipamiento (de 381 metros de longitud y un ancho que varía entre tres y cinco metros) fue adjudicada a la empresa Corsan Corviam y costó cerca de 1,7 millones de euros, gran parte fondos europeos. Con ella se sustituía al muro que separaba el parque Genovés de la explanada donde ahora está el paseo de Santa Bárbara, sobre el aparcamiento subterráneo abierto pocos años atrá. Su objetivo, se decía entonces por parte del equipo de Gobierno del PP, es “proteger las especies arbóreas del parque frente al viento y los temporales, así como favorecer la visión al mar y la integración del parque a la zona de paseo, para acabar con la situación anterior”.

Ni un mes después de la inauguración en marzo de 2015, llegaba la primera cascada de críticas: los andalucistas entonces en plena campaña electoral se ganaban titulares hablando de “mamarracho” y al plantear someter a consulta popular su desmontaje y venta como chatarra; mientras Ganemos calificaba el resultado final como “un perfecto resumen de la legislatura de despilfarros del PP”. De la misma forma, Autonomía Obrera tildaba la actuación de “chapuza”.

La pérgola-mirador y sus bajos como locales han ido degradándose con el paso del tiempo, ante la indiferencia del Ayuntamiento. Finalmente, hace meses, se les buscaba un posible uso, con la opción de ceder esos bajos a la Universidad de Cádiz (una vez fueran adecentados) para que los dotara de contenido universitario, cultural y ciudadano. Tras este incendio, esta posibilidad parece más lejana.

EL PP CULPA “A KICHI” Y AL “SECTARISMO DE PODEMOS”

Desde el PP, el principal partido de la oposición, tienen muy claro que el estado en el que se encuentra la pérgola de Santa Bárbara “ha sido la causa de este siniestro”: “que no te guste algo que te encuentras hecho no puede ser excusa para dejarlo abandonado”.

“El Parque Genovés, que podría haber salido ardiendo, necesita de un elemento de protección del mar porque se pueden perder la mayoría de las especies. No es algo que nos inventáramos nosotros, es la decisión de técnicos y especialistas que dijeron, y dicen, que si no había muro tenía que haber una sustitución, y la pérgola, lo repitan cuantas veces lo repitan, se eligió por parte de arquitectos en un concurso internacional de arquitectura. No hay más. A ver si Kichi hace algo en la ciudad que podamos juzgar todos por su estética o conveniencia, porque cambiarle los azulejos al rotulo de Avenida Ramón de Carranza para ponerle 4 de diciembre tampoco da para tanto debate”, opina el concejal y aspirante frustrado a la Alcaldía, Juan José Ortiz.

“El sectarismo de Podemos no puede servir de excusa para abandonar una infraestructura que tiene un potencial enorme en un sitio privilegiado de la ciudad. Cuando firmó el convenio con la UCA, el alcalde se hartó de decir que era un sitio privilegiado, que lo llenaría de contenido, no fue capaz de darle contenido, se lo pasó a la Universidad y ahí está. ¿Cuál es la teoría, que es bueno para que la Universidad explote esa infraestructura, pero no para que lo haga el propio Ayuntamiento? ¿Cuántos gaditanos no han dicho al pasar por Santa Bárbara que es una pena que no haya allí una cafetería, un sitio para estar y que los niños estén, una ludoteca, el aula Celestino Mutis…?”, afirma esta formación de derechas en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Pero hay más, Ortiz insiste en que este fuego “es la consecuencia del abandono total de Kichi a las personas sin hogar. Ahora se puede poner todo lo digno que quiera, escribir su consabido discurso en redes, hablar de mamotretros y de todas sus milongas, pero lo único real es que ayer (por el sábado) estuvimos a punto de lamentar una gran tragedia porque allí llevan años viviendo personas sin hogar y él no hace nada”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.