DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El alcalde franquista Ramón de Carranza deja de tener calle en Cádiz en cumplimiento de la ley; se rebautizará como ‘Cuatro de Diciembre’

La avenida Ramón de Carranza en Cádiz pasará a denominarse Cuatro de Diciembre a partir de este 4 de diciembre, en el 40 aniversario de aquella histórica jornada, en la que miles de andaluces salieron a la calle reclamando el reconocimiento de Andalucía como nacionalidad histórica. Esta decisión –que de momento no afecta al estadio municipal de fútbol- ha sido consensuada entre el equipo de Gobierno y el PSOE tras analizar la “abundante documentación” que demuestra que el exalcalde fue cómplice de los golpistas del 36 y responsable de la represión llevada a cabo entre muchos vecinos. Con este paso, se da cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica.

La avenida Ramón de Carranza en Cádiz pasará a denominarse Cuatro de Diciembre a partir de este 4 de diciembre, en el 40 aniversario de aquella histórica jornada, en la que miles de andaluces salieron a la calle exigiendo el autogobierno al mismo nivel que Euskadi o Catalunya, reclamando el reconocimiento de Andalucía como nacionalidad histórica.

Esta decisión –que quedará recogida en el callejero de la capital gaditana- ha sido consensuada entre el equipo de Gobierno y el PSOE, tras analizar abundante documentación histórica sobre Ramón de Carranza en la que queda demostrada la participación y complicidad del exalcalde de Cádiz con los golpistas franquistas que desencadenaron la Guerra Civil y posterior larga dictadura.

Así, con este acuerdo se avanza en la aplicación del artículo 15 de la conocida como Ley de la Memoria Histórica que recoge que “las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la subvención militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas”. Lo cual viene reforzado por lo recogido en el artículo 32 de la recientemente aprobada Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

En Cádiz cobra especialmente relevancia la figura de Ramón de Carranza como personaje vinculado a la sublevación militar y la política de depuración y represión que se ejerció tras el golpe de Estado de 1936, “por lo que se precisa la retirada de todos los honores y homenajes concedidos a esta persona en la ciudad de Cádiz, entre ellos el relativo al callejero”. En concreto, a la avenida que lleva su nombre, se subraya en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz. No se dice nada, en este sentido, del estadio municipal que también lleva su nombre, el Ramón de Carranza.

PARTICIPACIÓN ACTIVA EN EL GOLPE Y COMPLICIDAD CON EL GERMEN DEL FRANQUISMO

La “participación y complicidad” de Ramón de Carranza con los golpistas, se insiste, “está demostrada” por los siguientes hechos: En primer lugar se destaca que fuese nombrado alcalde de Cádiz y Gobernador Civil por los golpistas de inmediato, el 28 de julio de 1936, a las pocas semanas de ser tomada la ciudad, sustituyendo así a los representantes municipales elegidos democráticamente en las elecciones de febrero de 1936.

En segundo lugar, fue impulsor de una comisión depuradora de funcionarios, lo cual le responsabiliza directamente de la cruenta represión llevada a cabo entre muchos vecinos. Del mismo modo, dejó patente su compromiso y participación activa con la represión ejercida por el nuevo régimen firmando personalmente informes incriminatorios que precisaban las autoridades militares para encarcelar y, posteriormente, reprimir a quienes fueran sospechosos de haber pertenecido al Frente Popular, a un sindicato o simpatizar con el gobierno de la Segunda República.

Así, desde el Consistorio se resalta que “queda por tanto así acreditada su participación activa con los golpistas de 1936 y la complicidad con el germen de lo que fue el régimen franquista por el que miles de gaditanos sufrieron la represión por el mero hecho de pertenecer a un sindicato obrero, simpatizar con el Frente Popular o con el gobierno legítimo de la Segunda República”, siendo por ello, y en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, “obligatoria la retirada de la avenida que lleva su nombre”.

De este modo, como aclara el concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, la intención es la de sustituir del callejero la referencia a Ramón de Carranza en el nomenclátor por avenida Cuatro de Diciembre, paso que se confirmará en el venidero pleno de noviembre. Y es que además, este 2017 se cumple el 40 aniversario de “un momento determinante en la historia reciente de Andalucía”: el 4 de diciembre de 1977, día en el cual muchos andaluces se lanzaba a la calle en la todavía España pre-constitucional reclamando su derecho al autogobierno como expresión de su identidad histórica, “convirtiendo esta fecha en un hito de nuestra memoria colectiva”.

“Esta decisión –expone este edil izquierdista- supone un paso importante en las tareas de verdad, justicia y reparación”. A expensas de que desde la concejalía de Memoria Democrática se siga trabajando en la elaboración del catálogo del callejero franquista y su conjunto, “era importante dar este paso para el pleno de este mes de noviembre, porque es ya necesario que un terrateniente y fascista como fue Ramón de Carranza deje de tener este honor y distinción en la ciudad. El exalcalde fue uno de los mayores cómplices de la represión franquista durante el golpe y la dictadura en la ciudad, y hemos considerado oportuno aprovechar la efemérides del 40 aniversario del 4-D para cambiar el nombre de la avenida. Ésta es una fecha muy destacada para el pueblo andaluz, porque fue el día en el que los andaluces y andaluzas exigieron, frente al franquismo, libertad y autogobierno”, incide Vila.

Por su lado, desde el PSOE local se agrega que esta iniciativa surge a raíz de la campaña puesta en marcha por el PSOE de Andalucía con motivo de la celebración del 40 aniversario del 4-D. “Nuestra finalidad es que se recupere y se ponga en valor aquella jornada histórica de reivindicación del pueblo andaluz, así como de defensa de la igualdad territorial y del espíritu de superación de los andaluces”, explica el concejal José Pacheco.

“Estamos muy satisfechos de haber alcanzado este acuerdo con el equipo de Gobierno ya que, a través del mismo, no sólo se repara una injusticia histórica, sino que además recuperamos aquella expresión popular del sentimiento por la autonomía con la que el pueblo andaluz tomaba conciencia de sí mismo y mostraba el perfil reivindicativo de esta tierra por la igualdad entre territorios”, añaden los socialistas.

“EL 4-D EL PUEBLO ANDALUZ INICIÓ SU CAMINO HACIA LA LIBERTAD”

Precisamente, la fecha del 4 de Diciembre es recogida en la propia exposición de motivos de la recientemente aprobada Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, la cual a su vez en su artículo 1 recoge que “el objeto de esta ley es la regulación de las políticas públicas para la recuperación de la Memoria Democrática de Andalucía, […] con la finalidad de garantizar el derecho de la ciudadanía andaluza a conocer la verdad de los hechos acaecidos, así como la protección, conservación y difusión de la Memoria Democrática como legado cultural de Andalucía, en el período que abarca la Segunda República, la Guerra Civil, la dictadura franquista y la transición a la democracia hasta la entrada en vigor del primer Estatuto de Autonomía para Andalucía”.

Desde el equipo de Gobierno de Por Cádiz sí se puede y Ganar Cádiz en Común se aprovecha para recordar que ese 4 de diciembre de 1977 “el pueblo andaluz se manifestó ante el mundo como lo que siempre había sido: una realidad histórica innegable, con identidad, símbolos y cultura propia. Fue un año antes de la entrada en vigor de la Constitución española”. Aquella jornada, las calles de las principales ciudades de Andalucía y de otros territorios del Estado “vivieron manifestaciones con una envergadura sin precedentes en nuestra historia contemporánea”. Con los símbolos históricos del himno, el escudo y la bandera verde y blanca, “el pueblo andaluz reclamó de forma contundente y pacífica su legítimo derecho al autogobierno”.

Y víctima de la provocación fascista, al terminar la manifestación en la ciudad de Málaga, cayó abatido a tiros un joven de 18 años, Manuel José García Caparrós, “que añadió así su nombre a la larga lista de los que en el siglo XX entregaron su vida a la causa del pueblo”.

“Aquella muerte cambió el proceso autonómico. En los días sucesivos, el movimiento democrático, el obrero y el andalucista confluyeron en paros y actos de protesta que pusieron de relieve la fuerte identidad histórica, cultural y política de Andalucía, y, al mismo tiempo, la voluntad democrática del pueblo andaluz en su camino hacia la libertad”, sentencian desde el bipartito gaditano.

Los comentarios están cerrados.