DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Aguas de Cádiz quiere concienciar sobre la importancia de cuidar y mantener las redes urbanas de saneamiento: “el mar empieza aquí”

La empresa municipal Aguas de Cádiz se ha sumado al Día Mundial del Saneamiento con la presentación en la plaza de la Catedral de varias iniciativas relacionadas con este servicio básico en la ciudad. Por un lado, ha expuesto su nueva flota de vehículos para el servicio de saneamiento, “más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente”. Y ha dado a conocer iniciativas para advertir sobre la basura que se arroja en las alcantarillas y sobre el mal uso de toallitas higiénicas.

La empresa municipal Aguas de Cádiz se ha sumado al Día Mundial del Saneamiento con la presentación en la plaza de la Catedral de varias iniciativas relacionadas con este servicio básico en la ciudad. La Asamblea General de la ONU designó en 2013 que el 19 de noviembre se celebrase esta particular efeméride como parte de una campaña para llamar la atención sobre la importancia del acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

La presidenta de Aguas de Cádiz y concejala, Ana Fernández, junto con la vicepresidenta, la socialista María José Rodríguez, y el gerente, Jesús Oliden, han sido los encargados de detallar tres iniciativas que buscan mejorar la red de saneamiento de la capital, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz.

Por una parte, se han expuesto en la misma plaza los vehículos del servicio de saneamiento de la empresa municipal entre los que se encontraban los nuevos que acaba de adquirir para seguir mejorando en las labores de limpieza sistemática de la red de alcantarillado, limpieza de imbornales y mantenimiento de las estaciones de bombeo.

En concreto, este servicio cuenta desde ahora con seis camiones, tres furgones y un turismo nuevos. Los camiones se han fabricado por encargo para Aguas de Cádiz de distintos tonelajes para ajustarlo a las necesidades y facilitar, en su caso, el acceso a calles estrechas. Se trata de dos camiones de succión de 18 toneladas, un camión de succión de 16 toneladas, un camión de 12 toneladas (con capacidad de aspiración de 2.000, 1.600 y 850 m3 por hora respectivamente) y un camión grúa para la retirada de residuos de las estaciones de bombeo. Además, se han incorporado a la flota tres furgones eléctricos para transporte de personal y material y un turismo híbrido.

Fernández ha destacado que se trata de vehículos “más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, que reducen el ruido en un 50% con respecto a los convencionales y ahorra agua en las labores de limpieza”. Y ha incidido en que la adquisición de estos equipos no ha supuesto una inversión inicial extra para Aguas de Cádiz puesto que estas mejoras forman parte del contrato que la empresa municipal adjudicó a Socamex, en vigor desde el pasado mes de febrero. Además, permitirán triplicar los metros lineales de alcantarillado que se limpian al año en la ciudad. Es decir, se pasará de limpiar 19.000 metros a limpiar 60.000 metros.

Además se han expuesto otros vehículos de apoyo que ya estaban prestando servicio. Se trata de dos camiones de succión 18 y 9 toneladas y un furgón con cámara robotizada de vídeo que inspecciona y graba el interior de las tuberías.

Se incorporan al servicio técnicas novedosas para la inspección de colectores, como una pértiga de inspección wifi que permite la inspección rápida de redes de saneamiento, o un robot de fresado de conducciones que elimina obstáculos en las tuberías sin necesidad de abrir zanjas.

Desde el inicio de este nuevo contrato, en febrero hasta el pasado 31 de octubre, se han extraído 620 toneladas de residuos de la red de saneamiento gaditana, frente a las 498 toneladas que se retiraron en todo 2018.

El director de Concesiones, Alcantarillado y Limpiezas Industriales en Socamex, Juan Luis Recio, ha explicado en este acto las tipologías y características de los nuevos vehículos: “es un orgullo presentar estos vehículos, entre los que se encuentran seis camiones de alcantarillado de distintas tipologías (diferentes toneladas), furgonetas eléctricas, comprometidas con el medio ambiente, además de un furgón con cámara de televisión para visualizar averías en tuberías sin necesidad de abrir zanjas, y un camión grúa para la retirada de los residuos que queden en las estaciones de bombeo”.

“EL MAR EMPIEZA AQUÍ”

Por otra parte, esta presentación ha servido también para que Aguas de Cádiz haya dado a conocer la iniciativa que ha puesto en marcha para llamar la atención sobre la importancia de cuidar y mantener las redes urbanas de saneamiento y los perjuicios de arrojar papeles, colillas, etc.

Para ello, va a colocar un total de 50 placas de latón junto a otros tantos husillos repartidos por la ciudad con la inscripción ‘No arrojes nada. El mar empieza aquí’. La primera de ellas ya se ha colocado en la misma plaza de la Catedral y el resto se repartirán en las zonas más transitadas, atendiendo especialmente a los desplazamientos de peatones, rutas turísticas, zonas actividades de ocio y recreo en espacios públicos, espacios emblemáticos y zonas monumentales. Las placas, realizadas en latón, tienen unas dimensiones totales de 40×10 centímetros y se fijan al pavimento junto al sumidero.

Por último, se ha revelado la nueva imagen que ha elaborado esta empresa cien por cien del Ayuntamiento para continuar con la campaña que advierte sobre el mal uso de las toallitas húmedas; si se arrojan al retrete, forman enormes madejas en las tuberías imposibles de deshacer produciendo atascos y deterioros en la red y las estaciones de bombeo de aguas residuales.

Al respecto, Aguas de Cádiz inició el año pasado una campaña de sensibilización sobre los perjuicios que causa a la red de saneamiento tirar toallitas higiénicas al inodoro. La nueva imagen de la campaña que ahora se ha dado a conocer es más didáctica y explicativa puesto que, utilizando la imagen de la campaña Progrifo, “muy identificativa ya de la empresa”, expone lo que se debe y no se debe hacer con ellas y los motivos.

De las más de 650 toneladas de residuos sólidos que se extraen al año de la red de saneamiento de la ciudad, unas 430 toneladas son toallitas higiénicas que tiramos al inodoro, según estimaciones de la propia Aguas de Cádiz.

También ha intervenido en este acto Jaime Morell, secretario general de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas), quien ha calificado a la empresa gaditana como “una de las más activas de la asociación” y ha resaltado su “eficiencia, demostrada con iniciativas pioneras en toda España”. Y asimismo, ha hecho hincapié en su transparencia y en “el acercamiento de la compañía a la ciudadanía, considerándolo como legítimo propietario de un bien público como es su agua”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.