DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Adiós al proyecto de Torrot: no se fabricarán motos eléctricas en Cádiz

Torrot también deja tirados a los gaditanos: ha decidido olvidar su proyecto de fábrica de motos eléctricas en la Zona Franca de Cádiz (donde prometía hasta 200 empleos directos e indirectos), y concentrar toda la producción en Catalunya, donde la Generalitat está dispuesta a facilitar ayudas a la firma, incentivos que al parecer no ha logrado de la Junta. El Consorcio, que recupera de inmediatos los suelos puestos a su disposición, “no puede más que lamentar la noticia por la ilusión que había generado”. Y el PSOE exige explicaciones al Gobierno andaluz.

Pasó con Zahav Motor, que pretendía construir todoterrenos en Jerez; pasó con Plasticur, que prometía construir autobuses en El Puerto; y ha pasado con Torrot, que proyectó construir motos eléctricas en Cádiz. No tiene suerte la Bahía gaditana en cuanto al desembarco de necesarios proyectos industriales.

Hace precisamente un año, Torrot presentaba en la capital gaditana, rodeada de autoridades felices y contentas, la llamada HomeTECH, el “centro de industria conectada 4.0”, donde se aseguraba que a finales de 2019 y una vez culminadas las obras de adecuación técnica y de equipamiento en la nave alquilada a la Zona Franca de Cádiz en los suelos de la antigua Altadis, desarrollaría industrialmente los procesos tecnológicos de la firma; asimismo, combinaría cadenas de montaje robotizadas y semirobotizadas, donde se ensamblaría el Velocípedo (vehículo urbano conectado y de emisiones cero de tres ruedas), como complemento a la planta productiva principal en Salt (Girona).

Y ahora, según publica Diario de Cádiz, Torrot (por cierto, uno de los principales patrocinadores del Cádiz CF desde hace unas temporadas) ha decidido olvidar este proyecto de fábrica en Cádiz, y concentrar toda la producción a su factoría en Catalunya, donde la Generalitat está dispuesta a facilitar ayudas a la firma, incentivos que al parecer no ha logrado de la Junta de Andalucía.

LA ZONA FRANCA RECUPERA UNAS INSTALACIONES RENOVADAS, “SIN MERMA ECONÓMICA”

La delegada del Estado de la Zona Franca de Cádiz, Victoria Rodríguez, ya ha mostrado en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que “no puede más que lamentar la noticia” de la rescisión del alquiler de las naves por parte de Torrot, y, por ende, de la anulación del proyecto, “por la ilusión que había generado en una ciudad que necesita este tipo de iniciativas para revitalizar el tejido industrial y generar empleo para la ciudadanía”.

Desde el Consorcio se recuerda que esta iniciativa, que se viene perfilando desde 2017 (y llegó a prometer hasta 200 empleos y una producción de 3.000 vehículos anuales cuando la planta estuviera a pleno rendimiento “en unos cuatro o cinco años”; e incluso se hizo con préstamos del plan Reindus para hacer realidad la planta), “era una iniciativa ilusionante para Cádiz y una oportunidad para la revitalización de la ciudad. Así lo entendimos y así fue la implicación de la institución para con el proyecto”.

Confirma la Zona Franca que “días atrás”, la empresa accionaria de Torrot (Black Toro Capital) manifestó su voluntad de rescindir el contrato de alquiler de las naves por no seguir con la iniciativa prevista en Cádiz, a raíz de lo cual, los servicios jurídicos de la institución han operado de manera que no penalice al Consorcio público.

“La operación se ha conseguido cerrar con la recuperación inmediata de las instalaciones renovadas, de manera que se pueden poner a disposición de otras empresas, y la ejecución de las garantías, con lo que se consigue un equilibrio económico sin merma para la institución”, se apostilla. Son 7.000 metros cuadrados, de los cuales 5.000 se preveían para uso industrial y 2.000 dedicados a oficinas

Del mismo modo, se incide en que la Zona Franca de Cádiz “tiene un compromiso ineludible con la potenciación en entramado empresarial y la instalación de industrias en la zona, por lo que trabaja para la oferta de unas condiciones óptimas que haga más competitiva la instalación de las firmas en la ciudad”. Con esta premisa, rememora, se abordó este proyecto de Torrot, “atendiendo a los beneficios sociales y económicos que suponía el desarrollo de una industria así en el municipio, puesto que había anunciado una inversión de 12 millones de euros y una estimación de generación de empleo para 80 personas”.

“La apuesta de la Zona Franca por este proyecto es tal –se subraya- que se comprometió con los promotores a la adecuación de parte de las naves de la antigua Altadis para la instalación de esta industria, para lo que se primó una inversión total de 1,5 millones de euros, lo que permitió cumplir con el compromiso que facilitaba la puesta en marcha del proyecto”. Y al final, para la enésima iniciativa frustrada.

EL PSOE PIDE EXPLICACIONES A LA JUNTA

Mientras, desde el PSOE gaditano ya se piden “explicaciones inmediatas al Gobierno andaluz, así como a la empresa Torrot” por esta decisión. “No se puede entender como el Gobierno de derechas vendió a bombo y platillo su espaldarazo al proyecto de la fábrica de velocípedos y hoy nos hayamos levantado con esta mala noticia; Moreno Bonilla y Juan Marín tendrán algo que decir al respecto”.

El parlamentario andaluz socialista por la provincia y exvicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, quiere conocer “los términos de las negociaciones que, durante este último año, ha mantenido la empresa con la Junta”. Asimismo, ha exigido que “se diga si es verdad o no la falta de compromiso de la Junta o si por el contrario es la empresa la que falta a la verdad”. En estos mismos términos, ha recalcado, “es necesario que Bendodo y Velasco (consejeros de Presidencia y de Economía, respectivamente) que corrieron para ponerse la medalla tengan ahora la misma prisa para aclararle a los gaditanos qué hay detrás de ese asunto”.

Según Jiménez Barrios “hay que tener muy en cuenta las explicaciones que ha ofrecido la empresa y las razones que la han llevado a decantarse por su instalación en Salt”, pues según sus responsables “han encontrado en las ayudas de la Generalitat más generosidad que en las de la Junta”. Por todo ello, “queremos que los responsables del Gobierno andaluz den habida cuenta de su cambio de criterios al respecto”. “Estamos, pues, ante una nueva frustración creada por PP y Cs que no entienden la realidad de la provincia de Cádiz ni hacen nada para entenderla”, lamenta.

El también presidente del PSOE de Cádiz sostiene que “estamos en la obligación de exigir a la Junta información al respecto, porque, de ser verdad la versión de la empresa y lo que hoy han publicado los medios de comunicación, estamos ante la pérdida, una vez más, de un proyecto que estaba llamado a implementar el tejido industrial en nuestra provincia y la causa podría ser la inoperancia de un Gobierno de PP y Cs que no cumple con su palabra, ya que hay una expectativa fallida de creación de empleo”.

Y EL PP CULPA “AL PSOE DE PEDRO SÁNCHEZ”

La portavoz provincial del PP gaditano, Carmen Sánchez, no ha tardado en rechazar las acusaciones realizadas por Jiménez Barrios contra la Junta, ahora de derechas, y replica que “es precisamente el Ministerio de Industria del Gobierno de Pedro Sánchez quien han dado la espalda a este proyecto empresarial”.

Así, los populares tratan de defender que mientras en el año 2017, “aún con el PP en el Gobierno de la Nación”, se concedió una ayuda (para ser exacto, un préstamo) dentro de los planes de reindustrialización para adaptar la antigua nave de Altadis como fábrica de los velocípedos, “la continuación de la inversión fue denegada un año después en la convocatoria resuelta ya por el Gobierno del PSOE; negando así los fondos necesarios para seguir adelante con la instalación de Torrot en Cádiz mientras por el contrario si aprobó un préstamo para la ampliación de la fábrica de Catalunya”.

Por ello, Carmen Sánchez recomienda a Jiménez Barrios “más prudencia en su obsesión por atacar continuadamente al nuevo gobierno de la Junta, ya que termina tirándose piedras a su propio tejado”.

Igualmente, esta derecha se queja de que la gestión socialista en la Junta “es de todo menos ejemplarizante” y como dato apunta “los 38.000 expedientes de solicitud de incentivos que el PSOE dejó sin tramitar”. Y en lo que respecta a la supuesta fábrica de Torrot en Cádiz, asevera que el anterior Ejecutivo autonómico “estuvo dos años sin resolver la ayuda pedida por la empresa”.

Esta formación considera finalmente que la pérdida de esta inversión industrial “es una mala noticia para la provincia de Cádiz de la que no deberían hacer arma de confrontación política y ataques partidistas”. “Desde el PP y el Gobierno andaluz nuestra preocupación e interés se centra en seguir trabajando para hacer atractiva nuestra provincia a inversiones y que se pueda consumir con éxito la instalación de nuevas industrias en la Bahía”, concluye la también concejala en el Ayuntamiento de la capital.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.