DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

Tres puntos importantes en León para mirar arriba

Hacia tres meses que el Cádiz no ganaba a domicilio: lo logró este sábado en su visita al Reino de León. Un ajustado 0-1 que se transforma en tres puntos clave para que este equipo no se crea favorito pero al tiempo no renuncie a soñar con Primera, después de certificar la semana pasada esos 50 puntos como primer objetivo de la campaña. Tras una primera mitad igualada, los de Cervera quisieron tras el descanso buscar el gol, y lo encontraron, gracias a un fallo de la zaga. A partir de ahí, se sufrió el empuje local, Cifuentes paró todo, y el botín se vino para la Tacita.

CRÓNICA J-31. Superados los 50 puntos, como la pasada campaña a falta de una docena de jornadas, al Cádiz ya sólo le vale ser ambicioso y jugar pensando más en ganar que en no perder. Este sábado se estrenaba en el Reino de León para tratar de apuntalar la lucha por el ascenso a Primera división ante una Cultural Leonesa que navega bordeando los puestos peligrosos de la tabla.

Álvaro Cervera contó de inicio con el mismo once del último partido en Carranza ante el colista: Cifuentes; Servando, Kecojevic, Rober Correa y Lucas Bijker, en defensa; Garrido, Álex Fernández y Alberto Perea, en el centro del campo; y arriba, Salvi, Álvaro y Jona.

Y la primera parte se fue consumiendo sin que se pudieran contabilizar verdaderas ocasiones de gol en una y otra portería. Igualdad, en general, con algo más de posesión de balón para los visitantes, con más urgencias por su posición clasificatoria; una grada muy exigente con el árbitro; y un Cádiz que controlaba bien la situación.

El segundo tiempo comenzaba con susto en el área gaditana, una chilena de Iván Salvador a centro lateral que detenía con ciertos apuros Cifuentes. Pero a partir de ahí, el encuentro fue cogiendo color amarillo y la Cultural desaparecía en un mar de nervios ante el empuje de los de Cervera.

Perea y Alvarito tomaban las riendas y las llegadas se repetían con regularidad. Se palpaba el mejor Cádiz, el ambicioso. En el 55, Salvi tenía cerca el 0-1 tras jugada del ex del Barcelona B; y en las siguientes era Jona el que contaba con dos oportunidades en el área chica, aprovechando asistencias del de Utrera.

Se veía venir. Y en el 64 subió el primero de los amarillos al marcador gracias a un avispado Álvaro García, que se aprovechaba de un error defensivo.

Como era de esperar, con el resultado adverso, los de blanco dieron el paso adelante y las dudas pasaron al bando gaditano. Así, Cifuentes comenzó a convertirse en el protagonista y héroe con paradones en el 68 a tiro de Sergio a bocajarro; en el 74 jugándose el tipo ante Yeray; y en el 79 repeliendo otro disparo de Buendía.

Con Moha, Barral y Abdullah en el campo en los últimos minutos, y cinco de tiempo extra, el Cádiz continuó sufriendo, y mucho, para conservar esa mínima ventaja, aunque se dieron menos facilidades y se controló algo más al rival.

Y los tres puntos viajaron a la Tacita. Hacía trece jornadas, desde la victoria en la Romareda, que este Cádiz no ganaba como visitante. Un partido, a priori, importante para Álvaro Cervera, para evaluar las verdaderas aspiraciones del equipo: “no renunciamos a nada, pero no vamos a decir que somos favoritos para ascender; hemos sumado tres puntos más para seguir peleando con los equipos que quieren ascender”, afirmaba ya en rueda de prensa post-partido. Y por delante, dos partidos quizá decisivos, en plena Semana Santa: la visita del Huesca al Carranza y el desplazamiento al campo del Rayo. DIARIO Bahía de Cádiz

Los comentarios están cerrados.