El Plan Especial de Protección del Casco Histórico Rota entra en fase de aprobación provisional, recta final de una compleja tramitación

Después de los dos intentos fallidos en anteriores mandatos, a la tercera Rota está más cerca de nunca de contar con su Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico, que en la teoría permitirá revitalizar y proteger el casco antiguo, declarado BIC desde el año 2000. El documento tan sólo requiere de la ratificación de los organismos públicos que han informado en la fase previa y de la aprobación definitiva por parte del pleno. El alcalde habla de “hito de gran importancia”.

Después de los dos intentos fallidos en anteriores mandatos, Rota está más cerca de nunca de contar con su Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico.

El alcalde, Javier Ruiz Arana, habla directamente de “día importante” y de “hito” al afrontar el documento la aprobación provisional, “un paso importantísimo ya que en ninguno de los dos intentos anteriores se había llegado a esta fase, la séptima de nueve pasos, que sitúa al documento en la recta final”. A partir de aquí “tan sólo requiere de la ratificación de los organismos públicos que han informado el documento en la fase previa y de la aprobación definitiva por parte del pleno”.

En esta fase, el Ayuntamiento además ha solicitado a la Junta de Andalucía que le ceda las competencias de concesión de ciertas licencias para agilizar determinadas actuaciones que de esta forma no tendrían que pasar por la autorización de la comisión de Cultura en Cádiz y se podrían tramitar directamente desde la administración local.

“NO HA SIDO FÁCIL”

“Estamos a las puertas de contar con un documento que permitirá que conozcamos un nuevo conjunto histórico, mejor dotado, con mejores condiciones para su desarrollo y su revitalización y que además respete y garantice el patrimonio histórico y el conjunto histórico artístico del centro”, ha insistido el primer edil socialista.

De hecho, desde que el casco antiguo se declaró Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2000, la ciudad necesitaba este instrumento fundamental para poder acometer actuaciones de rehabilitación de edificaciones, protección del patrimonio, etc. dentro de la limitación del propio centro.

En rueda de prensa, Ruiz Arana ha confesado que “no ha sido fácil” llegar a la aprobación provisional de este documento en el que se viene trabajando desde el pasado mandato superando trámites de “gran complejidad” que requieren de multitud de documentos y de informes de distintas administraciones, “y llevando a cabo un amplísimo proceso de consenso y participación ciudadana”.

A pesar de su importancia y repercusión, se insiste en la información municipal recogida por DIARIO Bahía de Cádiz, este Plan Especial se ha llevado años pendiente con dos intentos en 2007 y 2011 que “resultaron ser un fracaso”. A partir de 2015, ya con el bipartito de PSOE e IU, se volvía a retomar el trabajo buscando además la participación ciudadana y aportaciones a través de una página web específicamente creada para la ocasión.

Tras su aprobación inicial en mayo de 2019, el Ayuntamiento sometió el documento a exposición pública, ampliando el plazo a tres meses y abriendo incluso una oficina en el Castillo de Luna con personal del equipo redactor del plan donde se informó y se atendieron las dudas de los interesados. Entonces se presentaron más de 60 alegaciones, de las que el equipo redactor aceptó más del 75% de ellas planteadas por vecinos y empresarios.

En este punto, el alcalde ha agradecido la participación de todas las personas que plantearon sus aportaciones a este documento, haciendo especial mención a Ecologistas en Acción, la asociación Base Natural y Cultural de Rota y a IU que “a diferencia del resto de partidos que bien porque comparten el documento o porque no han tenido mayor interés en él no han presentado alegaciones ni sugerencias”.

Finalmente, ha reconocido el trabajo de técnicos municipales y equipo redactor y ha mostrado su satisfacción porque tras todo el trabajo el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico entre en su recta final “para convertirse en una herramienta clave para revitalizar y proteger nuestro casco histórico”.

AyuntamientoRota