La ONCE recaudó en Cádiz 118,3 millones por sus sorteos y repartió 65 en premios en su año “más difícil”, con un 25% menos de ventas

El Grupo Social ONCE (ONCE, Fundación ONCE e Ilunion) ha hecho balance de su año “más difícil”, un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus: asegura que en la provincia de Cádiz logró sacar del paro a 286 personas con discapacidad, la inversión social rondó los 16,7 millones, las ventas cayeron en un 25% hasta los 118,3 millones, y se repartieron casi 65 en premios.

El Grupo Social ONCE asegura que ha combatido 2020, “el año más difícil de gestionar en la historia de la ONCE”, en el que estalló el Covid-19 y lo torció todo, con “un refuerzo de su inversión en servicios sociales a pesar de la caída en sus ventas de productos de juego”, según recoge el Informe de Valor Compartido 2020 que ha presentado en Cádiz el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez.

Así, ante la gravedad de la situación, la ONCE, Fundación ONCE e Ilunion “volcaron toda su atención en dar cobertura a quien más lo necesitó, y en proteger a quienes sufrieron mayor vulnerabilidad”, y especialmente en los meses más críticos de la pandemia, durante aquella primavera de estado de alarma y confinamientos. A juicio de Martínez, la ONCE “ha reaccionado como una gran familia en los momentos difíciles, juntándose, arropándose y ayudándose aún más”.

En lo económico, por otro lado, ha reconocido que “ha sido, sin duda, el peor año de balance. Pero la presión que ha impuesto la pandemia en todos los órdenes de nuestras vidas, como personas, como profesionales, como empresas, ha puesto a prueba también nuestra capacidad de resistencia y respuesta ante la adversidad. Y hemos hecho un trabajo enorme para hacer frente a la situación con más servicios sociales a pesar del enorme descenso en las ventas”.

SE RECAUDAN 118 MILLONES EN VENTAS Y SE REPARTEN 65 EN PREMIOS

Y es que el cese de la actividad comercial de ventas de productos de loterías durante tres meses más los cierres perimetrales y confinamientos parciales hicieron que las ventas de la ONCE cerraran el ejercicio de 2020 en 1.615,2 millones de euros, “muy por debajo de la previsión del ejercicio” que superaba los 2.200 millones.

En la provincia gaditana, la ONCE vendió 118,3 millones en sus productos de juego que suponen una merma en los ingresos de un 25,1% con respecto a 2019 (en dicho ejercicio se sumaron 149 millones). Las ventas de Cádiz representan el 22,9% del total de los 515,3 millones vendidos en toda Andalucía.

En cuanto al reparto de fortuna, Cádiz los sorteos de ‘los ciegos’ dejaron el pasado año en Cádiz casi 65 millones, de los 283,22 en la comunidad autónoma (un año antes los cupones dejaron unos 82,3 millones).

INVERSIÓN SOCIAL

En un año en el que la paralización del empleo “ha sido la segunda pandemia más grave en todo el mundo”, se remarca en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, el Grupo Social ONCE logró cerrar diciembre manteniendo cerca de 70.000 trabajadores. Subraya su consolidación como el cuarto empleador global en el Estado español de personas con y sin discapacidad.

En Cádiz, cuenta con 2.954 trabajadores de los 12.872 que tiene en Andalucía. El 58% tienen algún tipo de discapacidad y el 43% son mujeres, logrando así dos objetivos: ser el mayor empleador mundial de personas con discapacidad y cumplir el principio de igualdad y paridad en materia de género. Cerró el ejercicio con la conversión en indefinidos de 126 contratos en la provincia. Además, en 2020 logró sacar de la inactividad a un total de 286 gaditanos con discapacidad, que encontraron empleo dentro o fuera de la organización, con la intermediación de la Fundación ONCE.

Y a pesar de las dificultades impuestas por el impacto del Covid-19, se resalta que se ha logrado destinar en la provincia 16,7 millones a inversión social (17,9 millones, en 2019), de un total de 228,3 millones a inversión social dirigida a las personas ciegas o con otras discapacidades en el último año en España.

De cada 100 euros que ingresó la ONCE por sus productos de lotería social, el 55% se destinó al pago de premios, un 37,7% se dedicó a salarios y resto de gastos relacionados con la actividad, y un 11,9% a inversión social, lo que supone “un 1% más que el año anterior”.

Por otro lado, en este informe anual se resalta que la ONCE dio un plan individualizado de atención a 82 nuevos afiliados que se han incorporado a la organización durante 2020 en Cádiz. En total, la Organización Nacional de Ciegos Españoles cuenta en la provincia con 2.714 personas ciegas o con discapacidad visual grave de las que 85 son personas con sordoceguera.

También dio cobertura educativa, en el curso escolar “más complicado”, a un total de 264 alumnos gaditanos ciegos o con discapacidad visual grave en todas las etapas educativas. Y se entregaron cuatro perros guía a usuarios en la provincia en condiciones muy complicadas dados los condicionantes impuestos por la pandemia.

LLAMADAS CONTRA LA SOLEDAD

En los meses más críticos del primer estado de alarma, desde la ONCE en Cádiz se realizaron 11.466 llamadas telefónicas para atender las necesidades del colectivo de afiliados mayores de 65 años, que suman 535 personas en la provincia. El trabajo de los voluntarios también resultó decisivo para hacer frente a la pandemia y atender sus necesidades básicas. En Cádiz, 110 voluntarios dedicaron 5.789 horas a realizar 5.070 servicios como acompañar a personas en sus tareas más cotidianas durante el confinamiento, como acercarles medicamentos y alimentos o ayudarles en la realización de gestiones médicas.

Además, los profesionales de los servicios sociales de la ONCE realizaron 1.449 servicios personalizados durante 2020 en Cádiz y tramitaron 144 prestaciones para el bienestar social. Se atendieron 1.504 solicitudes de adaptación bibliográfica y se realizaron 1.793 asistencias de acciones formativas para personas con discapacidad con 15.823 horas de formación.

El papel desempeñado por las tecnologías de la información para personas ciegas ha resultado fundamental para posibilitar la conexión a entornos educativos y laborales, el acceso a la cultura y el ocio, leer un libro digital, hacer la compra, gestionar citas médicas y cuentas bancarias, asistir a clase o al trabajo, mantener encuentros con familiares y amigos, y paliar los sentimientos de separación y aislamiento con el entorno social.

MÁS COLOR FRENTE A UN AÑO GRIS

El Grupo Social ONCE, sentencia, cerró un 2020 “tan gris para todo el mundo con más color”, sumando a su conocido ‘Oncelio’ el amarillo y el verde históricos de la ONCE, el rojo de Fundación ONCE, el azul de Ilunion y el blanco del bastón, símbolo mundial de movilidad: “se crea así una imagen rotunda del Grupo Social ONCE, un distintivo social y económico dentro y fuera de nuestro país”.

El delegado territorial Cristóbal Martínez ha estado acompañado en esta comparecencia en la capital gaditana por el director de la ONCE en Cádiz, Alberto Ríos, los directores de la organización en Algeciras, Gema Valderrama, y Jerez, Cristino Ortuno, y el consejero territorial, Benito Cabrera.

ONCEprovincia de Cádiz