Educación replica que “faltan niños, no aulas” ante la protesta sindical contra la supresión de más unidades públicas y por la bajada de ratios

Los sindicatos ANPE, CCOO, CSIF y UGT se han concentrado en Cádiz, como en el resto de capitales andaluzas, ante la delegación territorial de Educación como medida de rechazo al cierre de unidades en centros públicos y en demanda de una disminución de las ratios. Mientras Ustea y otra treintena de colectivos ya recogen firmas para lograr que la bajada de ratio en las aulas se debata en el Parlamento. Frente a ello, la Junta de derechas presume de su gestión y de la existencia de “más aulas y más profesores cada curso pese a contar con menos alumnos”.

Los sindicatos de la enseñanza pública representados en la Mesa Sectorial (ANPE, CCOO, CSIF y UGT) se han concentrado este miércoles en Cádiz (y en el resto de capitales andaluzas) ante la delegación territorial de Educación de la Junta, en la calle Antonio López, como medida de rechazo al cierre de unidades en centros públicos y en demanda de una disminución de las ratios en las aulas.

Con esta protesta y en pleno proceso de escolarización abierto, se vuelve a denunciar la eliminación en los últimos tres años (coincidiendo con las derechas en el gobierno autonómico), de más de un millar de unidades en los centros docentes públicos de Andalucía.

“Supresiones que una vez se producen, tristemente se consolidan, siendo muy pocas las unidades que vuelven a recuperarse. Cierres de aulas públicas con nefastas consecuencias sociales, pues la enseñanza pública es la que atiende a los sectores más necesitados”, se subraya en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Esta eliminación de aulas afecta progresivamente a los cursos superiores dentro de un mismo colegio o instituto, “conduciendo a situaciones de deterioro de las condiciones laborales del profesorado, sometido a desplazamientos por insuficiencia de horario o supresiones de sus plazas, así como a menores perspectivas de empleo en el caso del personal integrante de las bolsas de interinos”. “Un ataque, en suma, a la integridad del sistema educativo público”, coinciden ANPE, CCOO, CSIF y UGT.

Frente a ello, los convocantes de esta nueva concentración exigen una reducción de las ratios “como medida imprescindible para evitar la desaparición de unidades públicas y fomentar la calidad en los procesos de enseñanza-aprendizaje y en especial en lo que concierne a la atención a la diversidad”.

Esta protesta ha coincidido con otra en la misma mañana, la promovida por CGT Enseñanza y la AMPA del colegio público rural Campos de Conil para exigir la ampliación de Primaria hasta el segundo ciclo en este centro educativo.

SE RECOGEN FIRMAS POR LA BAJADA DE RATIO EN LAS AULAS ANDALUZAS

En paralelo, esta misma semana se ha presentado en Jerez, en el IES Seritium, la campaña por la bajada de ratio en las aulas andaluzas. Se inicia así en la provincia gaditana la recogida de firmas preceptiva para que la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) llegue a tratarse en el Parlamento. La misma se propone mejorar el texto de la Ley de Educación de Andalucía, estableciendo en todos los niveles educativos preuniversitarios unas ratios adecuadas a la realidad actual y a las necesidades del sistema educativo andaluz, incluyendo al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y con necesidades educativas especiales.

Hacen falta 40.000 firmas para que la modificación de dicha ley andaluza de educación se discuta en el Parlamento, “y de esta forma pongamos sobre el tablero político una demanda que aglutina a la inmensa mayoría de los andaluces”, apuntan desde el sindicato Ustea, que iniciaba esta campaña en la que ya se implican más de una treintena de organizaciones.

“La educación del siglo XXI exige grupos reducidos que permitan desarrollar la autonomía del alumnado, el trabajo colaborativo, el uso de las nuevas tecnologías y una verdadera atención a la diversidad bajo el principio de inclusión. El descenso de la natalidad en todo el Estado y también en Andalucía hace posible una alternativa de futuro, basada en la reducción de las ratios en todos los niveles educativos para mejorar las condiciones de enseñanza, sin necesidad de un aumento inasumible de la inversión en personal e infraestructuras”, defienden quienes están detrás de la campaña, que se puede respaldar AQUÍ.

PARA LA JUNTA, “FALTAN NIÑOS, NO AULAS”

Frente a estas protestas y reivindicaciones, desde la delegación territorial de Educación de la Junta, en manos de la franquicia naranja, no se ha tardado en tratar de rebatir las exigencias sindicales y de defender la gestión propia, subrayando que “la realidad es que la consejería abre muchas más aulas en el conjunto del sistema de las que dejan de funcionar por falta de alumnado en las etapas de Infantil y Primaria”.

“La gestión del Gobierno andaluz está permitiendo que la educación en Andalucía cuente con más aulas y más profesores cada curso pese a contar con menos alumnos. Existe un problema grave de descenso de la natalidad, faltan niños, no aulas. En el caso de Cádiz se ha producido un descenso de 3.185 alumnos en Infantil y Primaria y de 5.000 alumnos en el resto de las enseñanzas”, se anota en el comunicado de réplica difundido tras la concentración de la mañana. Y frente a ello, se asevera que “ha aumentado el número de docentes”.

Además, se sostiene que “a tenor de la tendencia continua de bajada de la natalidad, se está haciendo un esfuerzo extra por mantener aulas con pocos alumnos en todas las provincias, especialmente en zonas rurales y las zonas más vulnerables, rebajando también paulatinamente el número de alumnos en las aulas de Infantil y Primaria con mayor demanda”.

Respecto a la ratio, desde la delegación territorial se vuelve a tirar de números globales para afirmar que la media en la comunidad autónoma “se sitúa entre cuatro y cinco puntos por debajo del límite máximo establecido por el Gobierno central”. En este curso, “por primera vez baja de 20 en Infantil y de 21 en Primaria, con más de 2.500 maestros de refuerzo para desdoblar grupos”, vende.

Por otro lado, Educación abunda en que “estamos en el inicio de la planificación de las unidades para el curso 2022/2023. El dato de unidades está muy lejos de ser el definitivo”.

Es más, esta delegación territorial interpreta que “resulta curioso que quienes dicen defender la educación pública son los que peor hablan de los colegios públicos, que son los que tienen las ratios más bajas. Cuando deja de funcionar un aula de Infantil y Primaria por falta de alumnos, otras se abren en Secundaria, Educación Especial, Formación Profesional o en los Conservatorios, donde crece la demanda”.

Finalmente, se vuelve a presumir de una inversión histórica (sin mencionar los fondos extra recibidos desde el Estado por la situación de pandemia) para presumir de la “apuesta indiscutible de este Gobierno por la educación”.

Apúntate al nuevo BOLETÍN semanal de DIARIO Bahía de Cádiz. Lo recibirás GRATIS en tu email.

No enviamos spam / Podrás darte de baja cuando desees
Lee nuestra política de privacidad para más información

¡Gracias! Revisa tu bandeja de entrada o la carpeta de spam para confirmar tu suscripción al BOLETÍN de DIARIO Bahía de Cádiz.

CCOOCSIFeducaciónprovincia de CádizUGTUstea