FIT 2021. Recuperar el no

CRÍTICA de ‘Fuenteovejuna. Historia del maltrato’, de Marianella Morena.

CRÍTICA. La dramaturga uruguaya Marianella Morena se inspira en la obra dramática homónima (casi) de Lope de Vega y rehace el argumento de la pieza clásica con variantes significativas, que transforman en gran medida tanto el contexto como los mensajes. De entrada, cambia el espacio dramático de todo un pueblo por el de un supermercado y la tiranía cruel del Comendador por el mandato omnímodo y execrable que ejerce su gerente, Fuente, sobre sus empleadas -Laurencia, Frondoso y Pascuala- y sobre Esteban, encargado del local y padre de Laurencia.

La trama se desarrolla con la puesta en marcha de una idea de Fuente para incrementar las ventas en el supermercado. Se trata de ‘Micrófono abierto’, un espacio en el que los empleados tienen que representar una pieza teatral clásica; en este caso, Fuenteovejuna de Lope de Vega. Sucesivamente, en el desarrollo escénico se capta la preparación de los empleados para acometer ese espacio, la exposición de objetivos de “Micrófono abierto” desde la perspectiva del gerente y su implementación práctica, que se trunca con un dramático y previsible final en el que se muestra la rebelión de todos los empleados contra el patrono.

Marianella Morena enfoca la obra desde el punto de vista de género y de la lucha de clases, y para tal fin coloca las piezas necesarias, ajustando al máximo la dramaturgia de Lope a su propia línea de pensamiento e intenciones. En lo fundamental, la transformación se centra en la adaptación a tiempos modernos del concepto “tiranía” y de la supremacía de lo masculino, en la que es esencial la figura del gerente, que representa tanto la clase dominante de ideología neoliberal como el género macho, con todo su imaginario. No obstante, los guiños a un feminismo militante son constantes, como con el cambio de la personalidad de Frondoso, una chica en su pieza-prometido de Laurencia en la de Lope, con la que se explicitan algunas cuestiones de género.

Aunque no se divida de forma explícita en actos, la acción se divide virtualmente en tres. El primero es el más denso, completo y simbólico. Como si la reducción espacial pueblo-local no fuera suficiente para crear un entorno personal asfixiante, el setting encapsula a los trabajadores del supermercado en nichos como si se tratara de mercancías. Esta ambientación acota los movimientos actorales dentro de sus nichos, por lo que, una vez expuesto el mensaje, los actores los abandonan y actúan con más libertad de movimientos en el escenario. Intercalando con momentos de relajación, el texto abunda en las ideas; son continuas las referencias al consumismo, las diferencias de clase y, sobre todo, al dominio brutal del macho (gerente) y patrón sobre las empleadas y trabajadores. En ese sentido, la secuencia del (ab)uso de Laurencia, intercalada en la interpretación colectiva de una canción, es tristemente expositiva, dramática y singular.

Si bien responde a la lógica del despliegue argumental, el resto de los actos decae en homogeneidad y consistencia; aunque, al contrario, aumenta la diversidad escénica y versatilidad de los movimientos actorales, ya de por sí enriquecida con intervenciones musicales de los intérpretes (a veces, más inspirados en la interpretación musical que en la declamación). Destacan determinados pasajes de estas dos partes: por ejemplo, cuando Fuente rompe la cuarta pared e interviene desde el público defendiendo su punto de vista; y cuando Marianella Morena realiza a través de Esteban una sugerente interpretación sobre la memoria y los recuerdos lisos que merece -como todo el texto de su obra- una atenta lectura y reflexión.

Siendo muy previsible el final y enrevesada la mezcla del texto del Fuenteovejuna original con las aportaciones textuales de la dramaturga, no deja indiferente al espectador el cierre de la función, que aúna sentimientos en los espectadores para reprobar todo lo que representa el gerente y recuperar el NO, como se propone en esta interesante propuesta dramática. DIARIO Bahía de Cádiz

FOTO: Gerardo Sanz / FIT

FICHA DEL ESPECTÁCULO:

XXXVI Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz

‘Fuenteovejuna. Historia del maltrato’ de Marianella Morena.
Dirección: Marianella Morena. Escenografía: Ivana Domínguez. Ayudante de dirección e Iluminación: Pedro Hofhuis. Música: Mané Pérez y Pablo Musetti. Elenco: Mané Pérez (Laurencia). José Luis Torrijo (Esteban), Cris Iglesias (Frondoso), José Carlos Cuevas (Fuente). Carmen Baquero (Pascuala).
Lugar y día: Teatro de Títeres La Tía Norica de Cádiz, 16 de octubre de 2021. Asistencia: Lleno.

Cádizcrítica culturalculturaFIT