“Si de verdad el Gobierno gaditano cree en los Servicios Sociales que apueste por la creación de todas las plazas que son estructurales”

Días atrás se alertaba de que una treintena de profesionales de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Cádiz podía acabar en la calle en septiembre. Ahora, UGT confirma que se ha logrado una “solución” a corto plazo: “se han salvado los muebles momentáneamente, hasta el mes de diciembre”. Con todo, se vuelve a denunciar la “enorme inestabilidad y precariedad laboral” en este área, y coincidiendo con Autonomía Obrera se exige al Gobierno local que “cree todas las plazas de programas que tengan carácter estructural, independientemente a que no estén en RPT ni en plantilla”.

UGT en el Ayuntamiento de Cádiz alertaba hace una semana de que a partir del 1 de septiembre una treintena de profesionales de los Servicios Sociales podía acabar en la calle; en concreto, parte de la “plantilla habitual” de dos centros del área, el de la Barriada de la Paz y el de La Laguna. Ahora, la misma sección sindical confirma que se ha logrado una “solución” a corto plazo para estos trabajadores (psicólogos, trabajadores sociales, educadores, monitores, etc.): “una solución paliativa, se han salvado los muebles momentáneamente, hasta el mes de diciembre”, en principio.

Con todo, se vuelve a evidenciar el problema que se lleva arrastrando décadas: “la carencia de una plantilla estable, lo que conlleva una enorme inestabilidad y precariedad laboral”. “A finales de año nos volveremos a encontrar con la misma situación, por la falta de una estructura sólida en la plantilla de Servicios Sociales”, se subraya.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, UGT agradece al concejal de Personal, Demetrio Quirós, su intervención en dicha “solución paliativa actual”, pero a la vez se le insta al alcalde, José María González ‘Kichi’ y a todo su equipo de Gobierno a que “si de verdad creen en los Servicios Sociales, apuesten en serio por crear una estructura sólida, con la creación de todas las plazas que son estructurales”.

Al respecto, esta sección sindical incide en que el Real Decreto de 6 de julio brinda al Consistorio la posibilidad de “crear todas las plazas, aunque el puesto no esté en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), ni la plaza en plantilla”. “Un Ayuntamiento como el de Cádiz no puede mantener por más tiempo una plantilla sumamente inestable, porque eso repercute negativamente en la intervención social integral”, se repite.

“Que sean valientes, y que se creen todas las plazas estructurales ya que es un derecho de la ciudadanía, y por supuesto de la plantilla de Servicios Sociales. De lo contrario en el mes de diciembre nos volveremos a encontrar con el desmantelamiento del área”, apostillan desde UGT, agregando que “no cesaremos en las reivindicaciones de estabilidad de la plantilla e iniciaremos movilizaciones”.

De la misma forma, Autonomía Obrera en el Consistorio gaditano también viene avisando “desde la época del PP” con sus “exterminios” en Servicios Sociales, de la delicada situación en la temporalidad de los trabajadores de éste área, entendiendo que programas como los del plan concertado, dependencia, familia, etc., “no son para nada refuerzos de personal, se tratan de puestos necesarios y estructurales, cuyas plazas deben ser contempladas en plantilla, independientemente de donde venga la financiación de dichos programas”. Pero estas propuestas “siempre han sido rechazadas, aludiendo el Ayuntamiento al cumplimiento del plan de estabilidad financiera”.

Esta sindicato propone igualmente al Ejecutivo gaditano de Adelante Cádiz, que dado que debe “tragarse el sapo” del “bochornoso” Real Decreto 14/2021, “que lo haga, pero incluyendo en la próxima Oferta de Empleo Público (OEP) 2021 todas las plazas de programas de Asuntos Sociales que tengan carácter estructural, independientemente a que no estén en RPT ni en plantilla, dado que este texto así lo permite, con el objetivo de dar estabilidad definitiva a esta plantilla, realizando los mismos con procesos de estabilización en todas las plazas que así se permita”.

“El Ayuntamiento de Cádiz tiene la obligación de asumir el Real Decreto, pero la prioridad es dar soluciones definitivas a la estabilidad del personal del área y no poner en riesgo la atención de los servicios sociales a cientos de usuarios”, afirma AO.

LA LABOR DE SERVICIOS SOCIALES VA MÁS ALLÁ DE TRAMITAR AYUDAS

Aprovechan desde UGT para poner en valor los Servicios Sociales municipales, recordando que “no sólo se dedican a la tramitación de ayudas, a las prestaciones de luz y agua, etc., aunque esa imagen es la que se sigue vendiendo políticamente y es que lo se impregna en el imaginario colectivo”.

Su plantilla, se subraya, “tienen como objetivo la intervención social integral y global, de todos los colectivos e individuos en situación de vulnerabilidad, y por consiguiente, evitar y reducir al máximo posible, su exclusión social. Colectivos vulnerables que van desde todo tipo de maltrato infantil y de género, al abandono de la tercera edad, pasando por situaciones de precariedad económica, desempleo, dependencia y discapacidad, falta de vivienda, personas sin hogar, ayuda a domicilio, personas con enfermedades, alcoholismo y toxicomanías y otro tipo de dependencias, intervenciones familiares para evitar el desarraigo familiar, y un amplio etc.”.

Así, para atender a la ciudadanía que se encuentra en alguno de los estadios de la exclusión social, “se requiere de una intervención social integral a largo plazo, se requiere de una plantilla estable y de una estructura sólida”. Ya que los objetivos que se plantean con cada colectivo, individuo o unidad familiar “requieren de una planificación a largo plazo, de un trabajo continuado en el tiempo, de una complicidad con el profesional, de un cambio de mentalidad, o de una reeducación social”.

Por todo ello, se sentencia desde UGT, “es más que imprescindible el dotar a los Servicios Sociales de una plantilla estable;, basándonos además en la Ley de Servicios Sociales de Andalucía, donde se establece como derecho de la ciudadanía ‘tener asignada una persona profesional de referencia que procure la coherencia, el carácter integral y la continuidad del proceso de intervención’”.

Autonomía ObreraCádizUGT