FMEC 2020. Música en momentos excepcionales

CRÍTICA. Jesús Reina y Josu de Solaun, en el XVIII Festival de Música Española de Cádiz.

CRÍTICA. Creo que es la primera vez que Janáček y Enescu aparecen en la programación del Festival de Música Española de Cádiz que ya ha cumplido 18 años. Son dos compositores de menor raigambre en el conocimiento musical del gran público que han encontrado un oportuno hueco en este festival dedicado al fomento de la música española.

En consonancia con ese propósito, el objetivo del concierto era mostrar otra de las maravillas musicales de Pablo Sarasate, el Capricho vasco Opus nº 24, elegida entre la treintena de obras compuestas para violín y piano por el excepcional violinista. Jesús Reina y Josu de Solaun la acompañaron con tres obras que también presentan altos niveles de exigencia para los intérpretes. Las composiciones para violín-piano de Janáček, Debussy y Enescu son habituales integrantes en las grabaciones discográficas, lo que da idea de la importancia de estas piezas y el rigor con que Jesús Reina y Josu de Solaun diseñaron el programa del concierto. Además, unas introducciones explicativas antes de ejecutar cada composición musical, en las que se alternaron los dos músicos, ayudaron notablemente a la empática recepción de las obras interpretadas.

El programa fue de menos a más en el ánimo del público, que se ejecutó con la calidad que atesoran los intérpretes, aunque en la primera pieza se echó en falta una mejor conexión entre ambos. Se mostraron mucho más entonados, quizás más compenetrados, en la Sonata de Debussy, en la que sorprendieron por la sensibilidad con que afrontaron la pieza. La obra de Enescu, un especialista en transcribir “la voix de la nature”, captó el interés por sus asombrosas imitaciones de la naturaleza y por la sorprendente habilidad de ambos músicos en su trasposición sonora.

El brillante broche de cierre llegó con la interpretación del Capricho vasco, en el que se apreció -y disfrutó- la solvencia absoluta del violinista para superar la enorme dificultad técnica de la pieza, en especial en la mano izquierda. Quizás el instrumento que utiliza Jesús Reina no contribuya mucho a que la musicalidad del violín en los pasajes de menor exhibición virtuosística termine de redondear la grata impresión que arranca en sus interpretaciones, impecables en su factura, sin duda.

Con este concierto finalizó el XVIII Festival de Música Española de Cádiz, llevado a cabo a pesar de todas las dificultades y limitaciones impuestas por el control de la pandemia Covid-19. Creo que el agradecimiento y el aplauso para quienes lo han hecho posible es obligado; y perentorio el aliento que trasladamos para que se mantenga al más alto nivel. Tomando como ejemplo las adversas circunstancias vividas por Janáček, Debussy y Enescu durante la composición de las obras interpretadas, el dúo ilustró con palabras propias que esta cita gaditana ha demostrado cómo sobrevive y se sobrepone la música, y cómo vivirá incluso en circunstancias excepcionales. DIARIO Bahía de Cádiz

FICHA DEL CONCIERTO:

XVIII Festival de Música Española de Cádiz.

Sarasate y la música de cámara europea. Jesús Reina, violín. Josu de Solaun, piano Programa: Leoš Janáček (1854-1928) Sonata para violín y piano JW 7/7 (I. Con moto / II. Ballada / III. Allegretto / IV. Adagio). Claude Debussy (1862-1918) Sonata en Sol menor para violín y piano L140  (I. Allegro vivo / II. Intermède: fantasque et léger / III. Finale: très animé). George Enescu (1881-1955) Suite «Impressions d’Enfance» en Re mayor, Op. 28  (I. Ménétrier (El violinista) / II. Vieux mendiant (El viejo mendigo) / III. Ruisselet au fond du jardin (El arroyo al fondo del jardín) / IV. L´oiseau au cage et le coucou au mur (El pájaro en la jaula y el cuco en la pared) / V. Chanson pour bercer (Canción de cuna) / VI. Grillon (El grillo) / VII. Lune à travers les vitres (La luna brilla a través de las ventanas) / VIII. Vent dans la cheminée (Viento en la chimenea) / IX. Tempête au dehors, dans la nuit (Tormenta afuera, en la noche) / X. Lever de soleil (Amanecer). Pablo Sarasate (1844-1908) Capricho vasco Opus nº 24  (Moderato / Allegro moderato).

Lugar y día: Teatro del Títere La Tía Norica de Cádiz, 29 de noviembre de 2020.

Cádizcrítica culturaculturaFestival de Música Española