DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

“Y este pueblo ríe tanto tanto tatatatatanto que acaba llorando”


DÍA 14 (14ª CLASIFICATORIA)

Pues ya está con nosotros el sábado sabadete 23 de enero, el que marca el final de una cansina fase preliminar del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2016) que ha ido perdiendo fuerza como la pepsicola, con los días. Mientras fuera del Falla y sin pensar en el Falla, ya les vale, naide quiere ser presidente de EspÁña; bueno el Pablo Iglesias, vicepresidente, más shulo que un ocho. Aquínohayquienviva, que no que no.

Cuadragésima y última función de las clasificatorias, a buen ritmo, que había ganas de conocer el primer fallo del jurado, sieso, y al tiempo, con un nivel discretito, discretito. La chirigota viñera y añeja de Manolito Santander ‘Una especie en extinción (los chirigoteros), se convirtió en el cojo en el país de los tuertos; y la comparsa de Jesús Monje ‘El circo de los payasos’, con sus detractores y sus dos o tres partidarios, no desentonó con un tipo politiquero algo desactualizado.

Y se confirmó el trancaso, y este cronicón antitwitti delirante con dolor de cabesa, de huesos, del alma y fiebre, cuarentayocho de fiebre por el carnavá, puede ser cualquiercosa. Disculpen mi salud y la de los colaboradores: el Arturito Másesmenos, el Diosninfo Incomprendido y el Vicente Shánchez también están más para allá que para acá, es lo que tiene compartir credencial, que nos rejuntamos demasiado. Maricarmeluchi, ve a buscar más pañuelos y más efferalgán, y dale a la palanca, que estornude la última parrafada de esta fase. Pero ante, un alabín alabán, por el Yuntamiento y su publi abstemia.



‘ARRIBA EL TELÓN’, TELONEROS

Las 21.07 horas. Arriba el telón con ‘Arriba el telón’, el coro chiclanero de Antonio el ‘Alemania’, con forillo virtual… qué mareo chiquillo… “yo soy el motor de la ciudad, el que hace que despierte, que camine, siempre pendiente de ella… echo mano de mi fantasía porque el día a día no da para más”. Representando la cotidianidad: carteros, bomberos, policías, basureros, médicos y más personajes con su toque de fantasía carnavalera. Lo rutinario es aburrido, sí. Julián Rodrigo Carrero y Antonio García González aportan la letra, e Isabel Delgado Fernández la música. “No hay más vida que la vida que tú me das, mi camino ya no tiene vuelta atrás… vengo pa refrendarte que mientras me queden fuerzas volveré con mi copla para decirte cuanto tesquiero”. Un primer tanguito repasando la trayectoria del coro, joven pero insistente. Sonando ajín, a coro de Chiclana. El tema de los refugiados que huyen de guerras en el otro tango a partir de la tragedia televisada del pequeño Aylan, “no sé qué pecado pudo haber cometido”; una letra sin fin embadurnada de impotencia y rabia. En los cupletillos, toquecito al Ambrosini, el chiclanero que se iba llevando una de las bicis al paso de la Vuelta a EspÁña por la ciudad, y el Kichi ya ha triunfao al llegar al Ayuntamiento, ya tiene local de ensayo pa la comparsa del Bienvenido. Malos, me podría haber ahorrado tanto teclear, me sugiere el Arturito Másesmenos. “Estos son lo que te mueven y te dan vida, para que tú mantengas siempre arriba el telón, el telón”, sentencia un popu ordinario con las luces de patiobutaca encendidas.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LA ESPERA’, UN DOS TRES POLLITO INGLÉS

Potita presentación de estos autollamados “quietistas”, los de la comparsa de Los Barrios ‘La espera’… “la espera no es más que la pausa mientras se pasan las horas, los días, esperando lo que tanto ansías, combatiendo con los carnavales el aburrimiento…”. Un guiño al futuro desde el presente, creo que dicen estas estatuas humanas esperando tu moneda para moverse. Chaparrón de existencialismo vital, en lo arto de una peana. La letra es de Rafael Velasco Blanco y la música de Daniel López Romero. La espera de ese perro mustio e inquieto solo en el hogar hasta que vive cuando llega el dueño en el primero de los pasodobles… “serán animales pero ese cariño algunas personas ni lo entenderían”. Cariño babeante. El entipamiento calmado de la comparsa, muy efectista, contribuye al ambiente de tanatorio en el teatro. Y curiosa la segunda letra, la espera desesperaba y desesperante del borracho en la barra del bar… “a ver si con otra copa tiño alguna pena de felicidad… pasó lo que todo el mundo se esperaba y lo que un alcohólico nunca se espera”. Patrocinado por alcohólicos anónimos, apostilla el Diosninfo Incomprendido, que sólo bebe casera de naranja. Y si no hay casera, nos vamos. Se la ven y se la desean para pagar el tipo ¿y para pasar a cuartos?, en la tandita de cupleses… “olvidémonos del mundo, lo demás puede esperar”. Algo les cuelga hasta el peldaño, ya ya… Y de remate un popurrí escuchable una vez… “sólo se desespera el que se dedica a esperar… Quisiera petrificarme a tu vera, que el tiempo esperando sin verte para mi es un sinvivir”. Sí, el palabro y sus derivados dan para ocho minutos.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘UNA ESPECIE EN EXTINCIÓN (LOS CHIRIGOTEROS)’, EL AYER

A la caza de los que siguen desayunando migotes de maría dorada, aunque “si con Karina no se te pone morcillona, conmigo no te quiero ver, te va ar caraho con Doralaexploradora”; asín entra una chirigota “sencillita sin tantas tonterías ni mamoneo… Si tú eres como yo, eres una especie en extinción, tú eres chirigotero”. Es la chirigota de Manolito Santander, con su sello añejo, y desde el retorno hace unos años menos preocupado por tener que gustar sí o sí o sí aunque no te guste, aunque no tenga grasia. ‘Una especie en extinción (los chirigoteros)’, con música de Antoñito Martín. Apuntando al siglo pasado, pim pam pum. Defendiendo ese tresporcuatro en el primer pasodoble… “dejando los fanatismos, yo te vuelvo a decir, pa mi la chirigota es un pregón del barrio la Viña y yo me muero por pregonarlo… por eso que nadie venga a decirme a mi que en Cádiz se olvidaron de este compás… que cuando me muera quiero morirme chirigotero chirigotero chirigotero”. Y con el nuevo alcalde en el punto de mira del segundo pasodoble… “Cádiz ya no es lo que es desde que la corbata y la sotana ya no están en el poder… no me importa que el alcalde pase del protocolo, prefiero un hombre vestido con la honradez, que lleva la camisa blanca de la verdad… el hombre valiente que esta tierra necesita se vista como se vista como se vista”.  El peinado ya es para otro debate, agrega el Diosninfo Incomprendido. En la tanda de cupleses, un marido con miedo a to las comidas… “y le puso macarrones con un caraho asín de grande”;  y mucho mejón el segundo, con ese tipo en San Juan de Dios en la toma de posesión de alcalde con la mano arriba, “lo mío no es comunismo, lo mío es una viagra que se me ha ido por otro lao”; “Tengo una escopeta pa cazar babetas… Cádiz, aquí el que no corre no vuela”, para el estribillo del montón. A esos bigotes hay que echarle más pegamento. La selva de Cádi en un popurrí simpaticón, pero para de contar, con aparición estelar de “la cobra takataka, el bicho que más me ataca… Me voy me voy me voy, Cádiz ya me voy, niña te esperó allí en mi barrio”.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘TRABAJO DE COMPARSISTA’, POR ARRIBITA

Una defensa del comparsista que intenta ganarse la vida con su garganta “pa to el que la quiera…”, por locales y pubs; y todo lo contrario. Es el concepto de ‘Trabajo de comparsista’, joven comparsita capitalina con autoría de José Antonio Barrios Sánchez. “me he vendío por diez duros…”, argumenta el primer pasodoble. Prostitución de la copla, es lo que le queda al parao, “no merezco ni ser gaditano”. Uno de cada dos comparsistas ha cambiado la purpurina por los tatuajes. Y los pantalones rajaos. Y el otro pasodoble se queja de la condena a las que se somete a las monjas de clausuras, ¿sí?  “Octavillas por aquí, octavillas por allá… y así es cómo destrozo el carnavá”, subraya el estribillo que complementa dos cuplés, cuplés que se olvidan al instante. “Me ofrecieron una pasta por hacer otra forma de hacer carnavá… siempre hay coplas nunca hay paro, de esto sí puedes vivir… soy el producto perfecto, la estrellita estrellada que puede que sobre…”, apunta un estribillo redundante que sí pero que no, y que acaba con fans y meonas en el escenario loquitos por una afoto. Igual, majareta por un bocata de ibuprofeno, sabor naranja, y ya te canto por arribita…

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘EL CIRCO DE LOS PAYASOS’, REFLEXIONAAAAAAAA

Con ganitas siempre de escuchar al juguetero Jesús Monje, una delicia para mis orejas, que otros derroten a gusto, que llevo quince minutos sin moverme de la silla mirando fijamente el telón colorao… hasta que aparece ‘El circo de los payasos’, sí son ¡poyasos!, con aaa, del PP –con un huevo de Ciudadanos en el sombrero-, de PSOE y de Podemos. ¿E IU?… la ley d’Hondt les borra hasta del carnavá. El Congreso reconvertido en pista circense, con leones en la entrada no, son dos hienas. Una primera letrilla para Andalucía, pero nada de poesía manida, duro duro… “la Cenicienta del mismo cuento, la que no cambia de cara, la fulana del PSOE, la que todo se lo traga, ay ay ay… no entiendo en qué pensamos a la hora de elegir”, y si estamos como estamos es porque así lo hemos votao. A tragar. De segundo, la relación padre-hijo que cambia radicalmente cuando el chaval se confiesa homosexuá… “tú más que un padre eras mi amigo… yo soy el mismo y no pierdo la esperanza de volver a estar contigo los domingos de Carranza”. El Cádi perdió dos abonados, de momento, aclara perspicaz el Arturito Diosesmenos. Raro ese falso remate ay ay ayyy. Referencias al tipo en un cuplé y al capullo de los socialistas; y los Podemitas “no quieren ni los tres reyes magos ni sus regalos, pero sí queremos los camellos…”, facilones ambos dos… “y este pueblo ríe tanto tanto tatatatatanto que acaba llorando”. Lluvia de billetes desde el Paraíso en un popu que parte en campaña y acaba tras las elecciones… “cuando no sabemos que decí nos empezamos a pelear”. Un poco desfasada la política parodiada y denunciada, no es por ná. Más yo pacto contigo forever Jesús, always… “tan solo quiero sentirme un chiquillo, que vestido de juguete, ve que en este mundo, no hay nada más bonito que la sonrisa de un niño…”. Ya me puse tontorrón. Nostalgia de ese cassette aburrido de mi.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS VIN DIESEL’, QUÉ SALGA EL POLLO

Yo, del frente antitocino desde chinorri, Y se nos cuela un cuarteto desde Tocina… no vea qué chiste, congelaíto. El cuarteto ambientado en la gasolinera Shellryschev, la Venta El Navo, originales son los chavales… “con menos ganas que Alexubago el día de los enamorados”. La de la cafetería resulta que es la Teo, “a to laos va montá en el AVE”, y sí, sale en un pollo a borriquín. El jefe que no paga se trae a uno de prácticas y aparece la Chunga del barrio para repostar. La Teo se compra la ropa en el Mayoral, se suelta sin que lo pille ni tú ni tú. Otro chiste sin ton ni son de tantos. Totalmente holoturio, se escucha a Paco Rosado desde el expalco de las ninfas. Nada que añadir, añade el Diosninfo Incomprendido. Guitarra para el momento cuplé a veinte voces… “por mucho que la saque, por mucho que menees es pá ná porque la última gotita siempre chorrea siempre chorrea”. Poesía sin plomo noventaycincol en los estribillos. Oliver Fernández y Leopoldo Pérez reconocen que están detrás de la autoría. El Falla pasa un kilo, si no… Pos sí, se confirma que el petróleo está por los suelos.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘SANTÍSIMA TRINIDAD’. GLÚ GLÚ GLÚ

Tres. Enésimo tipo marinero, lo que le faltaba al resfriao, la brisita marinera… “a la maaaaaaaar”. Es la comparsa portuense ‘Santísima Trinidad’, recordando a este buque de la Armada española con trágico final en la batalla de Trafalgar en 1805. Wiki Wiki. Les pone las luces de puticlub. Juan Antonio Muñoz Hiniesta es el letrista y José Manuel Pavón y Jesús Manuel Selma ponen la música al naufragio. Eterno pasodoble con una interpretación ajín ajín. El asunto de los refugiados parece protagonizar el primero. A mitad de la letrilla, por el minuto catorce, cae tormenta. De separtaciones anda el segundo, destruyendo la vida del marido, con los hijos como moneda de cambio. Po pá qué te has casao, illo, reprocha el Arturito Másesmenos, con lo bonito que es vivir independiente. Los cuplés también necesitan explicarse bien bien… una abuela chirriante, y un programa de la tele con los notas en cueros…”Por ti volvería la batalla…”, en ese estribillo. Pero que no hace falta, de verdad. Recreando aquel veinte de octubre en el que el barquito acabó como acabó, como el Vaporcito… Símbolo de la decadencia de este país también por mar. Qué de humedá en el popu… “la mar guarda el secreto de mi voz”. El mar, un vertedero con más plásticos que peces.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS DESANIMAOS’, ONDAVITÁ

Dos… con el patiobutaca ambientao, bien desanimáo, da las buenas noches la chirigota miarma de Mariena del Alcor, con la muñeca Frozen ahí dando la cara. Francisco Gabriel Escalante, Javier Capitán y Jesús Sánchez firman letra y música. Son dibujitos animaos de los años ochenta y noventa del siglo pasado, ahora parados, son ‘Los desanimaos’. Ya somos cinco. Drama-pasodoble, con los dibujitos afrontando la vida real… “y Popeye que no sale a faenar… no es una historia ni una patraña, es un lugar llamado EspÁña”. “He perdido una llave…”. Otra letrilla para el saco de los con alzhéimer… “yo sólo sé que guardé mis recuerdos, pero la llave no la encuentro”. Qué alegría de agrupación, niña… Cuplés con publi adherida, y uno de ellos buscando las ninfas…. “me parece que se las ha comido Paco Rosado”. Será. Soniquetes infantiles en un popurrí que se viene arriba tras la aparición estelar de la Clarita en silla de ruedas. Con qué poquito se conforma ya este Falla, con un remate de córner vámo. Amol de madre.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘UNA HISTORIA QUE CONTAR’, CON TIERRA

Y ¡¡uno!! La naturaleza nos canta bajito, y en femenino. Es la comparsa shanwi mixto de Sevilla ‘Una historia que contar’, la que tiene el honor y el papelón de echarle la baraja a las clasificatorias. José Antonio Alvarado Ramírez y Antonio Díaz Parrado, detrás de letra y música. Abonando el terreno. Un tragi-pasodoble con una semilla de esperanza… “por qué hay gobiernos que en vez de ayudar se asignan cupos… sus gritos y sus llantos, van cayendo gente al agua porque ya las mafias están disparando…”. Refugiados que vienen y vienen, carne de comparsa. “Mi padre no es cualquiera, el fue mi vida entera… y ahora que no lo tengo lo daría todo por decirle te echo de menos”, en la segunda coplilla. Tanda monótona. Vámo a regar el asunto, reclama el Arturito Másesmenos. La carne roja, mala mala mala en un cuplé, “prefiero comerme un nabo”, dejan caer. “Riégame con tu sudor que de ti quiero regarme… en tus ojos está la verdad, y en tus manos nuestro futuro” Un popurrí no apto para estos momentos.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Cero, sí CERO. Las 2.17 horas. Baja el telón. Con fuerza, ha sonado y todo. En catorce minutos saldrá el jurado, mamón, a cribar el grano, pero eso es otra noticia. Qué caretos, que ojitos tenemos, somos magdalenas lloronas. Vicente Shánchez, Arturito Másesmemos y Diosninfo Incomprendido, estamos para que nos inyecten papelillos en vena. De brillito. Qué penitencia la de esta noche niña: cómo desarrollar un cronicón, asumo que insípido, temblando, con los ojos aguados y la cabeza como un bombo; sí, la fiebre, del carnavá… Saco el libro de las frases célebres por inercia y leo: “Quien suele llorar profusamente, también es capaz de reír con intensidad al instante siguiente”, dicen que dijo el escritor irlandés Óscar Wilde. Y este domingo a mediodía el Cádi-Granada B… lloro, río, río, lloro… DIARIO Bahía de Cádiz


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2016, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2016, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?
· Y ABAJO tras la publi puedes comentar esta crónica o la sesión





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.