DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

¡¡Juan!! ¡¡Juan!!, ¡¡Juan!!, volvió Antonio Martínez Ares: “aquí me tienes mil años tarde, pidiendo el perdón de un silencio cobarde”


DÍA 6 (6ª CLASIFICATORIA)

Todo llega. Y llegó el viernes 15 de enero y con él, la esperada sexta noche de las preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2016), esa que, dicen, entrará en unos añitos en los libros de intrahistoria de esta ciudad. Trece concursos después vuelve (y sus razones tendrá) el niño del barrio Santa María hecho un ‘cobarde’, el culpable (en gran parte) de la eclosión de la comparsa por toda Andalucía y más allá, de que más de la mitad de agrupaciones que pisan las tablas del Falla en los últimos tiempos sean comparsitas, de que a quienes tenían alergia a una modalidad tristona y aburrida ahora sean fanáticos y talibanes del pasodoble. Ay, bendita enfermedad nos inoculaste, Antonio, con tu chaca chaca chaca…

Una sesión recalentada desde bien temprano (con el portón del Falla abierto poco después de las siete de la tarde, y colas desde mediodía para ocupar un buen sitio en el gallinero), prologada por un oportuno homenaje a Paco Alba en el cuarenta aniversario de su muerte; quien, sin buscarlo, creara la comparsa como tal con ‘Los Pajeros’, en 1960. Las cositas de las estrellas y los astros han querido hacer coincidir esta efeméride (el conileño falleció el 15 de enero de 1976 con 58 años de edad) con la noche de la COMPARSA, sí, con mayúscula, de estas preliminares del COAC 2016, con el permiso del resto de sesiones y grupos. Un sencillo acto en el que la hija del coplero recibió un ramo de flores de manos del alcalde, un breve video recordó la trayectoria de Paco, y su antología refrescó sus coplas más sonadas de míticas agrupaciones como ‘Los belloteros’, ‘Los corrusquillos gaditanos’, ‘Los fígaros’, ‘Los forjaores’ o ‘Los hombres del mar’… “dicen que Cádi no tiene fiestas…; que como encuentre trabajo, me vuelvo más gaditano que el mismísimo Moret…; tiene esta tierra un barquito…”. Ayy, dónde estará ya el Vaporcito, ni para una absurda rotonda ha quedado tras el naufragio de hace unos años.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Y sí, fue una inolvidable sexta noche de COAC 2016, con una primera parte sublime, y una segunda con otros dos comparsones: ‘Un fallo lo tiene cualquiera’, refrendando la sorpresa del pasado año y ‘Los camellos’ vende-drogas de Kike Remolino. Pero antes del descanso fue un no parar, incluyendo al coro cabaretero de Lucía Pardo, actuando de telonero. ‘Los cobardes’ de Martínez Ares y ‘La comparsa los invencibles’ de Antonio Martín revivieron años después su particular batalla de coplas, amistosa, nada qué ver con entonces (y a la hora del bocata, todos discutiendo si viene mejor el Ares o el Martín), olvidando que les separaba un chirigotón: el Selu se sale este concurso con ‘Si me pongo pesao me lo dices…’ y un Juan que sin duda será muy protagonista de estos carnavales.

Qué noche, mi gran noche, que cantaría Raphael, otro gran chirigotero. El Diosninfo Incomprendido, el Arturito Másesmenos y el Vicente Shánchez han logrado superar todos los controles de seguridad, echándole cara, y darán la cara en un cronicón más, uno más largo todavía, más en diferido, si eso es posible. Marilaura, sujétame que me tiro; tira tú de la palanca y que cante Cádi… pero antes, una copa a la salud de la publi del Yuntamiento, una ná más…



‘WELCOME TO CABARET’, MONEY MONEY MONEY, POCO

Las 21.14 horas. Ya vamos tarde, niña. Y lo que te rondaré, morena. Estrena este día D el coro mixto de Cádi ‘Welcome to Cabaret’, un cabaret en horas bajas, sólo acumula deudas, lamentos y viejas glorias… “aún me pregunto por qué fracasé… el espectáculo debe continuar…”. Rítmica y muy visual esa presentación del coro de Lucía Pardo, la hija, con música de José Manuel Zampaña. Un tango dedicado a los padres, es el momento de devolverles tanto amor. Con su falseta interpretada y engullida por el tipo. Y segunda letra corporativista, para defender a los coros del ataque de otras modalidades que sienten que son tratados de forma diferentes, con subvenciones y privilegios… “a los coristas no nos mueve el dinero, sólo nos mueve el amor sincero por nuestra tierra cada febrero”. El amago de crear la figura del ninfo, en un cupletillo en el que el alcalde cumple todo los requisitos; y desvelando cómo han encontrado en camerinos a los del Martínezlares… “Cádiz tú me has hecho enloquecer…y ya nunca acabará mi cabaret”. El Diosninfo Incomprendido ya se está aprendiendo la coreografía del estribillo para bailarla, como la Macarena, aaaay. La música y los bailes sobresalen en un popurrí que entra por los sentidos, aunque decir, no dice mucho más, incidiendo en el renacer de este cabaret, digamos que es una metáfora de Cádi, digamos… “por el respetable hay que dejarse la piel”. Las limpiadoras se dejan la espalda para retirar los kilos de papelillos de brillito del chimpón.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS COBARDES’, LO SIENTO, LO SIENTO TANTO

Show must go on. Café y alehop. Pepito el Caja anuncia Martínezlares y se cae el teatro. Qué tensión. Ya está aquí, niña, lo llevamos soñando, tú y yo, tanto tiempo… Forillo negro, nada de escenografía, a pelo. Me gusta. El tipo, ya tal… “Un viento de trece años me ha soplado en la carita, un hombre cobarde no, no conquista una mujer bonita…”. Camelónica fantasía, la de Cádi, la de su carnaval… “la de los niños camaleones, se disfrazan para salvarla del dolor, sacarle los colores a esta vida que no es vida… ay camaleón ay camaleón ay camaleón…”. Al Arturito Másesmenos también se le ponen los vellitos de punta con el himno del Barsa, y tot el camp, és un clam. El esperado y esperable pasodoble del regreso, muriendo en La Caleta… “con quince nuevos locos hoy vuelvo a mi mundo… Tacita lo siento, lo siento, lo siento tanto, pero es que el niño había muerto y preferí marcharme a profanar este teatro… ya cerré las heridas, la tristeza… en mi cara lucen pinturas de guerra, me he dicho a mí mismo canta de nuevo, canta a tu mare… aquí me tienes mil años tarde, pidiendo el perdón de un silencio cobarde, aquí me tienes ilusionao con esas ganas locas de la primera vez… y si quedan dudas yo las despejaré…”. ¿Lo perdonamos? No sé no sé… No ha dicho ná del dinero, me comenta malage el Diosninfo Incomprendido. Demasiadas paradiñas en el desarrollo… La segunda letra, diresta a la organización de este zoo… “querido Patronato sin ningún respeto, te ofrezco mi cabeza esta noche… qué poquito que os duele estos ladrillos, tenéis un tufo todo mafioso, ya no es nuestro teatro es un cortijo… lo que hay simplemente es una mancha de sinvergüenzas, nuestro futuro alquiláis y vendéis por nuestro futuro… disfrutad este año porque os vamos a echar… buscaros otra fiesta, ya tenéis experiencia con la Teo de alcaldesa, veinte años haciendo los coros”. Eso duele, con amenaza incluida. En la tanda de cupletillos, se acabó el escuchar en cada esquina Antonio vuelve, Antonio vuelve, Antonio vuelve… “a la Teófila esto no le pasa”, jeje; y tirito a los bancos, regalando tantas cosas años atrás… “me habéis montado el piso y ahora me quitáis la casa”, pum. Febrero es un camaleón. De melón. El popu diciendo cositas a la izquierda y a la derecha, al norte y al sur, a oriente y a occidente, “quién dijo miedo, no queda nada que perder… metamorfosis tiempo nuevo, no hay nada que perder…”, de menos a más, con unas cuartetas de remate, ayyy qué remate de los tomates, “carnaval, la herida que cierra otra herida, carnaval te odio y te necesito, contigo pero sin ti…”, la paradoja, niña, la paradoja… “Cádiz sal a la guerra con tu disfraz… Cádiz cangrejo, rabioso, indolente, glorioso… mi camaleón, y tragas y tragas… qué te voy a contar…”. Cuéntame niño, cuéntame. O cántame esa de Untractorsubiendounacuesta, y que bailen los demás.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘SI ME PONGO PESAO ME LO DICES…’, JUAN FOREVER

La cara de Juan es (¿Rubalcaba?)… ¡¡Tira tú pa arriba Juan!!… fuuuu, mare mía, el Selu entra sin dar respiro alguno, diresto a colarse en todas las quinielas, impresionante, grande, ingenioso, de bastinaso gordo… la chirigota ‘Si me pongo pesao me lo dices…’, pesao pesao, nooooo…. lo siguiente. José Luis García Cossio, aquí, lo ha bordao, en plena calle Ancha. Un primer pasodoble, siempre guasón pero diciendo cositas, de politiqueo… “y con cuatro cervezas hacemos un pacto, tú paga el pacto”. Ahora que me has sacao el tema, Juan… De segundo, hablándole a Juan del Martínezlares… “pero pa grande grande el otro Antonioooo”. Sin dejar muy claro qué Antonio. No coge ni una Juaaan. Un cuplé con carne roja, con mejor evolución que remate; y otro con gran punto, un niño flojo modenno apuntao a lo de Podemos… “se había hecho una pancarta y en vez de podemos ponía podéis”. Pero pesao, pesao, pesao. “Cuando te charlo y te charlo te veo como ido, qué te ocurre Juan… parece como si dijeras por dentro la que me estás dando…”, en el preludio de un popurrí exportable intenso en carcajadas con cada cuarteta exprimible, y la política en EspÁña “es como un tango”, y “cómo me voy a ir y te voy a dejar con la palabra en la boca, Juannn”. Juan, pelotaso xxl; Juan, el Falla levantao y gritando campeones; Juan, el jurao partiéndose la caja como nunca, sin disimular; Juan, Juan, Juan, Juaaaaannnnn.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LA COMPARSA LOS INVENCIBLES’, CON CUERDA PARA RATO

Ayy Juan, mira que te cuente otra cosita, allí viene la cumparsita de Antoñito Martín, reinventándose ¿no? con auxilio en la música de Francisco Javier Tizón, parece que hemos retrocedido más de una década en este concurso… el Diosninfo Incomprendido ni había nacido, carnavalescamente hablando. Entonces sólo escuchaba Radioooolé y Cadenadiaaaá… Soldaditos de plomo, de cuerda, “cuando juego con él puedo ser invencible… le ponemos zancadillas al reloj cuando damos rienda suelta a la imaginación… por mucho que pase el tiempo, mi niño serás tú… invencible como las coplas que cuando las canta Cái, no las calla ni dios”. Vaya vaya vaya. Y vaya vaya vaya ese primer pasodoble del Martín dirigiéndose al Martínezlares… “volvemos a vernos los dos frente a frente, como en los buenos tiempos, pretendiendo Cádiz como siempre… se repite la pelea para decirnos cara a cara quien de los dos se la queda… aunque ahora somos amigos, no te confíes chavá, por una mujer por medio el dolor puede pasar… y no nos confiemos porque hoy otros copleros a Cádiz vienen rondando”, a ver si no acaban los dos por sus calles llorando “locos loquitos locos”. Pasodoblón. Y ese carnavalero ingresado en el hospital que no puede estar en el teatro y tiene a la radio como sus ojos, en el segundo… “vamos a encender la radio que empieza el concurso… que cada noche en febrero yo vuelvo a nacer de nuevo gracias a la radio, la magia de la radio, de nuestra radio”. En los cupletillos, sumando con la aportación Emilio Gutiérrez Cruz el Libi. El alcalde disfrazándose de alcalde en Eutimio, con los bolsillos cosidos, para que no entren los papelillos, aro… y charlando con los juguetes modennos, también con los que vibran… “dale cuerda a mi locura, soy el que no te abandona, el que nunca se rinde… este corazón de hojalata tiene muchos tiros daos”. El desarrollo del popu repasa el particular juego comparsil del Falla, avanza enlazando cuartetas introducidas por coplas reconocibles de comparsas de renombre, desde Calle de la Mar a El espíritu de Cádiz, Araka la kana, Los duendes coloraos, y Los mendas lerendas… salud salud salud, por abajo. Qué bonito, qué señorío, que comparsón, Juaaaaaann. Hoy sí me quito el sombrero, Antonio. Si es que ni hambre tengo, aunque ese bocata de chicharrones… me vence, Juan, me convence.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘EL ASESINO DE COMPARSISTAS’, ¡MÁTALO!

Tras el bocata, y un pipí, a vengar a quien entiende bien la fiesta de tantas puñalás traperas. Es la misión que se autoencomienda la comparsa de Algeciras ‘El asesino de comparsistas’, con la autoría de Enrique Parodi Palacios y José María Durán Monroy. La capa siempre dignifica a una comparsita fina, y segura. Metacarnavalero esa primera letra, que terminan ensalzando la figura de la mujer, ya sea intérprete, letrista, comentarista o periodista en estas tablas… “quiero a mujeres que hagan la fiesta y no a floreros que alguien maneja… que cantando vayan a la guerra, como hizo Lola la Piconera”. Las ninfas aplauden, se ve que no desde el nuevo palco al fondo no llega bien el sonido, me anota un rencoroso Diosninfo Incomprendido. La Teo desterrada se lleva una buena guantá sin manos en la otra letra, incumpliendo mandamientos… “con tu desidia mi Cádiz bendita, me la has mataooooo”. No suena malota esta panda de justicieros, cuchillo jamonero en mano. Tatuajes carnavaleros y gimnasios, para unos cuplés ajín ajín rematados por un estribillo interactivo: “¿lo mato o no lo mato?”, mátaloooo, responde el patiobutaca. Pero no matan a los dos cameos carnavaleros, no. Pese a ser comparsa, no acaba la cosa en tragedia. Carnicería a medias en el popu… “a los autores grandes no hay quien se los cargue ni a la de tres… qué difícil es hacer una comparsa y que fácil es hablar, no quiero flores sólo respeto…”. Respeto ganado. Ome, con intimidación, es más fáci.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘ME TIENEN QUE MATAR’, SE NOS VA DE LAS MANOS, VALLA

Bombazo de cuarteto. Estamos en el foso de los leones de los nervios y con el corazón en un puño. Qué sustos illo con los explotíos. Centrémonos. Quirófano. Operación. Humor incomprendido, como tú, Diosninfo. Su nombre, ‘Me tienen que matar’. No, sí esta noche tenía que correr la sangre, con tomate. Manuel Pereira González pone la letra y José Francisco Butrón Prida, la música. Cada vez que el altavoz nos deja sordos y acordándonos de la familia de alguien, sale la muerte. El “vaya valla” termina de convencer al gallinero, aro. El “intentar un intento” no cala… Pasa como pasa la parodia, y a los cuplés: gastronómico que acaba con Cheryshev; y esparciendo las cenizas de la suegra, vaya polvo que les echa, encima… “Me tienen que matar y tiene que ser aquí, porque en Cádiz hay que morir”. Actuar en la segunda parte de la sesión les salva bastante, pese a que hay algo ahí, al fondo, es de reconocer. Jugando a la oca, y por qué no… verá que sale otro tré. Y si sale cinco, por el culo… yatújabe. Se pasea una enfermera pibón por el escenario y algún anónimo desde arriba propone eso, “saca un cinco”, jajajaja. Lo mejón.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘UN FALLO LO TIENE CUALQUIERA’, NI UNA MENOS NI UNA MÁS

La relevación del año pasado, Quépenitadecomparsa, se cuela esta temporada con la presión de volver a dar la campanada. El repertorio vuelve a ser un noventaycinco por ciento metacarnaval, y arrancando más risas que el ochentaysiete por ciento de las chirigotas y cuartetos que concursan. ¿Hay que cuestionarlo por eso? El Arturito Másesmenos pone cara de soberano, es cosa de hombres. Trasladando el palco del jurao al escenario… “este año nos comen los huevos en Cádi… y el talento, dónde coño se ha metío, y si hay más miedo que vergüenza, un fallo lo tiene cualquiera…”. Eso mismo, ‘Un fallo lo tiene cualquiera’, joven comparsita con letra y música Iván Romero Castellón. Arte de Cádi entre coplas, arte envenenado… El primer pasodoble parte reviviendo el año de Quépenita, lo bueno y lo menos bueno… “ya estoy esperando a los tontos que digan que me repito… este es mi sello mi estilo, y así suena mi comparsa… Cái mío de mi alma otros lo dicen más fuerte, yo te lo digo más claro”. Sin estridencias. ¿Y este año vamos a ser un jurado valiente…?, valiente tiene que ser un torero, jeje… van a pasar las que tienen que pasar, ni una menos, ni una más. Mamita mía, cómo vienen… “Pa ser jurado en carnaval ná más que tienes que escuchar y dejarte de tonterías… hay que entender la fiesta, sentir los carnavales… hay que tener valentía, un puntito de canalla, ser de la tierra mía… escuchar atentamente a toítas por igual… y si no doy la talla, a mi que me dejen fuera”, de segundo pasodoble. Toma yá niña. La insondable mochila del Kichi aparece en uno de los cupleses, y en el otro reclaman más cambios en el reglamento, “pa que yo me coma algo tiene que haber una final de veinte”… “Yo no sé de carnaval, ni tú ni tú ni tú ni tú ni tú, de esto no sabe nadie”. Naide. Bueno, yo, tampoco. Popurrí que engancha a través de cuatro cuartetas introducidas con su respectiva parodia, soberbia aquella de “a qué suena Cádiz que la tenéis ya ronca de tanto sonar… Si Cádiz fuera una música, no serían los topicazos que se inventan los poetas… sonaría a un alcalde que te grita el quiero pero no puedo…”. “Ahora te toca a ti, haz conmigo lo que quieras, y no vayas a olvidar que en esto del carnaval, un fallo lo tiene cualquiera”. Sin sorpresas sorprenden con frescura y poca vergüen, engendrando una modalidad híbrida que lleva lejos, como los coches. De todo un poco. Poco que es mucho.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘OJÚ, QUÉ POLVORÓN’, DE TORRIJAS

Polvoronada popular. Chirigota industrial la que presentan Eugenio Cheza Martínez y José Juan Pastrana Fernández, ‘Ojú, qué polvorón’. Una presentación metida en harina, fábrica de porvorones con operarios porvorones. Al Arturito Másesmenos le gustan los de limón. El alfajor de Medina de metro y medio, pa tu hermana. Un pasodoble cocinando su propio porvorón-pasodoble-chirigota, afortunados de que sea entre amigos. Y voluntariosa segunda letra amasando al alcalde, recurriendo al recurrido recurso de nombrar agrupaciones en las que ha salido años atrás… “consiga que su conga se la bailen en Madrid”. No me veo yo al Rajoy bailando la conga. O sí… Su primo Manolo, “no veas los polvos que se echa solo”; y una linterna la mar de potente… Caducados esos cuplets. Los políticos comen polvorones de Estepa, lo aclara el estribillo. El pupurrí, mostrador viene, mostrador va, dentro de su corrección, desentona con la sesión. Con una caja de kilo y medio, bastaba… “qué difísi es comerse un polvorón si que se caíga una mijita”. Eso é. Todo termina siendo una crítica a la neoesclavitud laboral imperante. Eso era.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

‘LOS CAMELLOS’, TODO LEGAL

Y la puerta de esta noche, decían que para la historia, ya madrugada bien caldeada pese a alguna baja roncando en patiobutaca, la encaja otra comparsa esperada, la comparsa de Quiñones sin Quiñones, con Faly Mosquera de director y este año con Kike Remolino, Enrique García Rosado, en la autoría. Tiene nombre: ‘Los camellos’. En una esquina. Ahí está la clave… camellos con oferta amplia de drogas, la de la religión, la del carnaval, el dinero, la politiquera, la del amor, la de las amistades traicioneras… “todo legal, como la vida misma, no pienses mal, no llevo droga dura…. seré tu maldita condena, en una esquina de un barrio cualquiera… de un barrio cualquiera”. Entra en vena… El Remolino, balconero, baja paabajo a cantar el primer pasodoble. Y se canta la primera a sí mismo… “sean todos bienvenidos, que este año es de los buenos, dejen fuera su veneno… la comparsa nos deja ciegos y perdemos el respeto… mientras tú echas de menos esta guerra de coplas, me muero yo echando de menos mi chirigota, ay mi chirigota”. No saca su chirigota. Ya. Y carta del crío a los reyes en el segundo pasodoble, pidiendo para toda la family… “hagan algo don Felipe, doña Leticia… a ver si los reyes de EspÁña por fin sirven pa algo, por fin sirven pa algo”. Con giro. Con corona subvencionada más que real. Mariscando remolacha en la playa de Jeré y faltitos de sexo, en simpaticones cupleses… “ay Tacita qué me has dao que va llegando febrero y aquí me tienes enganchao”. Desplegando soma en el interesante popurrí para combatir la vida “con su martilleante rutina… y como zombi buscamos esa droga que nos libere…, tengo algunas que te van a interesar, pero no quieras que te prometa la felicidad”. La droga politiquera, la venden por la derecha y por la izquierda… “te vuelve bueno bueno, cada cuatro años… no sé quién está aquí más loco, si los que mandan o los que les dan su voto”; la droga de la música, “presente en mi día a día, más música si la bailo contigo, banda sonora de mis sueños”; y la droga del carnaval, “adulterá por el Patronato… quédate con la esencia, que el futuro de esto depende de ti”. Se acabó el menú por hoy; habrá alucinógenos nuevos en los próximos popurrises… Ellos se drogan con Cádi, lo canturrean bien bien alto al final, deschaquetados. Quedamos con el mono.

FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

Las 3.01 horas. Baja el telón. ¿Ya? ¿Esto era todo? ¿Todo para esto? El Arturito Másesmenos, el Diosninfo Incomprendido y el Vicente Shánchez… no Vicente no, que lleva dormitando desde lo de Paco Alba; me miran con cara de satisfacción, con ojitos dichosos… Algo han fumao, fijo. No se puede ir nadie a tomarse la última sin escucharme recitar la frase célebre de la jornada: “No hay ser humano, por cobarde que sea, que no pueda convertirse en héroe por amor”, dicen que dijo el filósofo griego Platón. Yo soy más de Neptuno, tuno, no. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2016, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2016, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?
· Y ABAJO tras la publi puedes comentar esta crónica o la sesión





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.