DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

En marcha, tras una compleja tramitación previa, la obra de la subestación de Janer básica para el tranvía de la Bahía de Cádiz

Las obras de la subestación de Janer, en San Fernando, que en dará cobertura al suministro eléctrico del tranvía de la Bahía de Cádiz, así como a futuros desarrollos urbanos de la localidad, se han iniciado al fin sobre el terreno con los primeros trabajos de topografía, desbroces del terreno y acondicionamiento de los accesos. El proyecto ha precisado de una tramitación y coordinación singular previa a la ejecución, que “se ha desbloqueado en los últimos meses”, según la consejería de Fomento. La actuación, que supone 5,2 millones, lleva más de un año adjudicada y no se prevé que acabe hasta al menos el otoño de 2020.

Las obras de construcción de la subestación de acometida eléctrica del polígono Tiro Janer, en San Fernando, que dará cobertura al suministro eléctrico del tranvía de la Bahía de Cádiz, así como a futuros desarrollos urbanos del municipio, se han iniciado al fin, con los primeros trabajos de topografía, desbroces del terreno y acondicionamiento para el acceso a los trabajos.

Este equipamiento fue asumido por la consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, que promueve este eternizado proyecto del tranvía metropolitano (las primeras obras relacionadas se iniciaban hace más de una década, y todavía no está aclarada la fecha de su puesta en marcha), en virtud del convenio de colaboración suscrito en 2017 con el Ayuntamiento y Endesa.

Una subestación de la que se lleva hablando tiempo: en enero de 2016 se dijo que estaría levantada y operativa a finales de 2017; en abril de ese 2017 se cerraba el proceso de licitación y se conocía que hasta 15 empresas estaban interesadas en este proyecto; y a mediados de 2018 se adjudicaba a Elecnor por casi 5,2 millones de euros y un plazo de ejecución de un año. Teniendo en cuenta que ahora, más de un año después, por fin se activan los trabajos, se calcula que no estará funcionando, como muy pronto, hasta el otoño de 2020.

Este contrato incluía una primera fase, ya culminada, consistente en la redacción de los proyectos constructivos, tomando como referencia el anteproyecto incluido en la oferta, para la ejecución tanto de la subestación del tranvía, como para el edificio de la acometida proyectada para los futuros desarrollos urbanos, así como para la conexión con la subestación de Endesa en Bahía Sur.

Con la incorporación del nuevo equipo de la consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, tras el cambio de gobierno andaluz (de uno del PSOE a otro de derechas), se asegura que se ha dado un “impulso” a esta actuación en los últimos meses, pues la supervisión y aprobación técnica del proyecto iba a acompañada, además, de la tramitación del mismo con otros organismos y empresas, como Endesa, la Secretaría General de Industria, Energía y Minas de la consejería de Hacienda, Medio Ambiente (autonómica y estatal), así como la obtención de la licencia municipal de obra.

En el capítulo de la tramitación ambiental, la Agencia de Obra Pública ha llevado a cabo durante los últimos meses la coordinación tanto para la obtención del dictamen con la Autorización Ambiental Unificada, como de la concesión de ocupación de los terrenos en dominio público marítimo-terrestre que precisa la canalización de las conexiones de las acometidas con la red eléctrica, quedando de esta forma resuelto el proceso de gestión ambiental de las obras.

Esta subestación eléctrica de Janer (junto al también futuro centro comercial y empresarial que una firma privada promueve en estos suelos que fuero de Defensa y de la Zona Franca de Cádiz) permitirá la transformación de la energía de alta tensión que procede de la red general en la energía de media tensión que requiere el tranvía para su funcionamiento.

El equipamiento se levantará sobre una superficie de 3.361 metros cuadrados y permitirá albergar los dos transformadores que se han diseñado para una potencia instalada de hasta un máximo de 40 megavatios. No obstante, la potencia total asignada por Endesa es de 28 megavatios, de los que la mitad se destinarán al tranvía y la otra mitad dará cobertura a las necesidades de suministro eléctrico de los futuros desarrollos residenciales o terciarios que se promuevan en La Isla.

La administración regional asume íntegramente el cien por cien de la financiación del proyecto, obra e instalaciones, mientras que el Ayuntamiento ha puesto a disposición los terrenos para la acometida y las subestaciones. Se acordó en el convenio de colaboración que se firmó en enero de 2016 entre la consejería de Fomento y el Consistorio.

Meses atrás se aseguraba desde la Junta que mientras no esté disponible la subestación, se dispone de la acometida provisional de San Fernando para dar cobertura a las pruebas dinámicas de este futuro medio de transporte (en la línea 1, entre Chiclana y Cádiz, cruzando por el centro de La Isla), e incluso a su puesta en servicio, proyectada (no es seguro) para el primer semestre del año que viene.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.