DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El PP denuncia que autónomos y pymes todavía no han recibido las ayudas frente al Covid-19 del Ayuntamiento: “prima el marketing”

Transcurridos cuatro meses desde el anuncio de la convocatoria de ayudas a autónomos y pymes afectados por el coronavirus por parte del Ayuntamiento de San Fernando, “nadie ha recibido ni un euro”. Lo denuncia el PP, que exige que se entreguen “de una vez” estas subvenciones de 500 a 1.000 euros. Además, la derecha insiste en que se eleve el presupuesto al millón (actualmente ya se reservan más de 500.000 euros) y que se saque el dinero paralizando la reurbanización de la plaza del Rey.

Transcurridos cuatro meses desde el anuncio de las ayudas a autónomos y pequeñas empresas por parte del Ayuntamiento de San Fernando, “nadie ha recibido ni un euro”. Lo asegura el PP. Eso sí, no han faltado los reiterados anuncios y la publicidad contratada en diversos medios y webs para promocionar la medida para auxiliar a uno de los sectores más castigados por el estado de alarma ante la crisis sanitaria del coronavirus y el consiguiente confinamiento y cierre obligado.

En este sentido, el portavoz municipal del PP, José Loaiza, exige al Gobierno municipal que “entregue de una vez” las ayudas comprometidas con los autónomos locales. “Este sector, el que mayor número de puestos de trabajo genera en La Isla, sigue sin recibir ni un solo céntimo del Ayuntamiento, pese a los reiterados anuncios de subvenciones lanzados por la alcaldesa desde abril pasado”, insiste; e interpreta que demuestra una “absoluta falta de sensibilidad y empatía” del bipartito de PSOE y Cs “con el primer sector económico” de la ciudad.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, esta formación de derechas realiza un repaso de las veces que el Consistorio ha ido vendiendo esta medida: “hasta en ocho ocasiones ha anunciado la inminente entrega de unas ayudas que nunca llegan”.

El 2 de abril, la primera edil, Patricia Cavada, anunció la puesta en marcha de un servicio de atención al autónomo (para informar de las ayudas lanzadas principalmente por el Estado), trasladando igualmente al sector del comercio “que el Ayuntamiento pondrá todo el dinero público que sea necesario para cumplir el objetivo de dar vida a la ciudad y a la economía”.

Apenas unos días después, el 6 de abril, hace público un programa de ayuda a autónomos y pymes afectados por el coronavirus, con una dotación inicial de 200.000 euros “que podría ampliarse”. Con ese montante, según la alcaldesa socialista, se persigue que los autónomos y el pequeño comercio local “sobrevivan”.

“Los hosteleros no tendrán que pagar tasas por las terrazas en el segundo semestre”, se anunciaba en los días más duros del confinamiento, el 13 de abril. A su vez, Cavada aprovechaba para volver a recordar que su Gobierno “ya ultima el borrador de las bases de la convocatoria de subvenciones a la que podrán acogerse pymes y autónomos”.

El 17 de abril, se reitera la información sobre las ayudas municipales de 200.000 euros para autónomos y pymes, anunciando los requisitos para acceder a las mismas, pero sin aclarar cuándo podrá optarse a las mismas. Ya el 22, la alcaldesa confirma que ya cuenta con las aportaciones de “los agentes económicos” para la convocatoria de las ayudas, pero “sin contar con la oposición”, se queja el PP.

A finales de abril, Cavada incidía en que trabajará con instituciones provinciales “para profundizar en el análisis de la situación de las asociaciones, empresas, autónomos y pymes de San Fernando y así lograr que las medidas que se pongan en marcha sean más eficaces”. Y el 6 de mayo, avanza que se reservan 50.000 euros más, hasta los 250.000 euros, para estas ayudas. Aquí se queda el relato del principal partido de la oposición.

Obvia el PP que ya avanzado junio, el Ayuntamiento volvía con otro anuncio: duplicaría los fondos reservados para la convocatoria, pasando hasta los 510.000 euros, gracias a los fondos que la Mancomunidad ha inyectado al Consistorio en el marco de la pandemia. En ese momento se aseguraba que se habían recibido ya más de 900 solicitudes. El plazo de presentación de las mismas se cerró inicialmente el 10 de junio.

Para Loaiza, toda su cronología “demuestra la estrategia desplegada por el Ejecutivo socialista (y de Cs, socio del PP en la Junta, no hay que olvidarlo), en donde prima el marketing a la gestión”.

“Exigimos que se abonen ya las ayudas y que se incremente la cantidad hasta el millón de euros, tal y como propusimos, haciendo uso para ello del dinero que Cavada quiere destinar a reformar la plaza del Rey (que implica la retirada del caballo de Varela, para cumplir con la ley de memoria histórica). Los pequeños empresarios, profesionales y comerciantes de nuestra ciudad no merecen menos y tampoco pueden esperar más”, opinan los conservadores.

TRES LÍNEAS DE AYUDAS

Esta convocatoria, que tanto preocupa al PP, está formada por tres líneas de ayudas. La primera destinada a subvencionar a negocios de hostelería, organización de espectáculos y eventos que se encuentren entre los que han sido afectados por el cese de la actividad; la línea 2 de ayudas se centra en el sector del comercio menor y los no incluidos en línea 1 que se encuentren entre los que han sido afectados por el cese de la actividad; mientras que la línea 3 de ayudas engloba al resto de sectores no incluidos en líneas 1 y 2 y que no se hayan visto obligados a cerrar pero presenten pérdidas. Las dos primeras líneas tienen una cuantía máxima de 1.000 euros por ayuda, y la tercera de 500 euros.

Otro aspecto a destacar de las bases es que la convocatoria establece que, si el presupuesto asignado a una o varias de las líneas anteriores no se agota, el importe no utilizado se repartirá de forma proporcional entre las líneas que sí lo hayan agotado.

La convocatoria también recoge la solicitud de los agentes económicos de que no sea necesario presentar justificación de las pérdidas en los casos de los negocios de las líneas 1 y 2, que se han visto obligados a cerrar durante el estado de alarma. Además, se han flexibilizado y simplificado trámites, siempre dentro de lo que permite la normativa. Así, por ejemplo, la exigencia de mantener la actividad empresarial después de la concesión de la subvención se ha reducido a ocho meses.

Del mismo modo, la orden contempla que se tramite y se abone la ayuda al beneficiario en cuanto esté resuelta la concesión solo con una declaración responsable, para ya justificar a posteriori, lo que agiliza mucho los tiempos e inyecta liquidez de forma directa a las empresas. Las bases también incluyen que el abono de estas subvenciones se haga un pago único por la totalidad del importe concedido.

Estas ayudas son compatibles con otras subvenciones de las que se puedan beneficiar las empresas y autónomos locales. También se podrán subvencionar conceptos como costes salariales; alquiler del establecimiento, seguros relacionados con la actividad; gastos de funcionamiento de la actividad abonados por la persona beneficiaria; tasas y tarifas efectivamente pagadas relacionadas con la actividad; y otros gastos de funcionamiento de la actividad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.