DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El parque de La Magdalena, “un reclamo turístico de gran atractivo sin comparación en toda Cádiz”, comenzará a levantarse en semanas

La obra que pretende convertir el espacio degradado de La Magdalena, en San Fernando, en “algo más” que un parque metropolitano, espera estar en marcha en unas semanas, una vez que se acaban de adjudicar los trabajos por 7,3 millones, gran parte de los fondos europeos de la EDUSI que maneja la ciudad. Los trabajos se extenderán durante 14 meses y se interrumpirán el próximo julio para que se pueda celebrar la Feria 2022. Este proyecto “supondrá un reclamo turístico de gran atractivo sin comparación en toda la provincia abierto a todas las edades y aficiones”, reitera el Gobierno isleño.

La ambiciosa obra que pretende convertir La Magdalena, en San Fernando (una zona descuidada e infrautilizada que apenas sirve hoy día como recinto ferial, la instalación del mercadillo, usos puntuales como los circos o para botellones), en “algo más” que un parque metropolitano, espera estar en marcha en unas semanas, después de que la Junta de Gobierno Local haya formalizado la adjudicación de los trabajos, licitados en primavera.

Es la unión temporal de empresas (UTE) integrada por Aitana, Actividades de Construcción y Servicios y Rhodas Albañilería la que, entre las cinco ofertas recibidas, se ha hecho con este importante contrato por unos 7,3 millones de euros, rebajando apenas 300.000 euros el coste de licitación. Dinero que supone gran parte de los fondos europeos de la EDUSI concedida a la ciudad (12,5 millones, contando con el 20% que debe aportar el propio Consistorio).

Los planes del Gobierno local de PSOE y Ciudadanos es que este proyecto “estrella” (redactado por Buró4 Arquitectos SLP) que, entienden, “transformará la ciudad, suponiendo un reclamo turístico de gran atractivo sin comparación en toda la provincia abierto a todas las edades y aficiones”, se pueda empezar a disfrutar a pleno rendimiento “a finales del año 2022 o principios de 2023”. Entre tanto, en los últimos tiempos partidos de la oposición, aunque reconocen la “necesidad” de la actuación, cuestionan la falta de participación en lo proyectado, y preguntan qué será del mercadillo de ‘los gitanos’, de las autoescuelas que realizan prácticas en la zona o de la actividad del club Islajet. Además, por ejemplo IU considera que a tenor de lo planteado, se limita la Feria a “una verbena grande”.

La ejecución de las obras, que tiene un plazo de 14 meses sobre el papel, se realizará por fases, para poder compatibilizar los trabajos con el desarrollo de la Feria del Carmen y de la Sal de 2022, si el coronavirus permite su celebración. En este sentido, el proyecto contempla una primera fase, que comenzaría en pleno otoño, en la que se completará y optimizará la ejecución del espacio entre la avenida San Juan Bosco y el paseo marítimo, ámbito en el que se desarrollará la Feria. Y la segunda fase se acometería a partir del verano del año que viene, contemplando la ejecución del paseo marítimo en contacto con la lámina de agua.

Este futuro “espacio multifuncional”, que se convertirá en el parque más grande de La Isla, contempla una dotación de espacios públicos “de calidad” con paseos por los que poder discurrir junto a los caños (paseo marítimo), zonas ajardinadas, espacios verdes, juegos infantiles, merenderos, zonas para hostelería y otras para actividades comerciales, un auditorio al aire libre, espacios para eventos, zonas deportivas y hasta para el recreo de mascotas. “Y todo ello en un entorno sostenible”, ha subrayado insistentemente la alcaldesa, Patricia Cavada. “Se trata –agrega- de una actuación trabajada con mimo que pretende dar vida y dinamizar la ciudad a todos los niveles: desde la economía, el espacio natural, el empleo, el ocio, el turismo, el deporte y el patrimonio; y desde una nueva forma de hacer ciudad”.

DEPORTE, ZONAS VERDES, HOSTELERÍA, AUDITORIO, FERIA…

Según lo trasladado por el Ayuntamiento meses atrás a DIARIO Bahía de Cádiz, desde el punto de vista deportivo, contará con seis pistas deportivas, recorridos para correr o caminar, para paseos en bicicleta, así como infraestructuras náuticas de calidad.

Asimismo, se incluyen tres grandes áreas verdes en altura (miradores y solárium), para que sean utilizadas para actividades sociales, familiares, de esparcimiento o descanso. Son lugares donde poder tomar el sol y disfrutar “con unas vistas únicas” al Parque Natural Bahía de Cádiz. Igualmente, la “apuesta frente al cambio climático” también estará presente con la plantación de 8.568 nuevos árboles y un sistema de autoabastecimiento de energía verde para todo el espacio.

Por otro lado, el nuevo paseo marítimo al caño aspira a convertirse en “el mejor entorno para el ocio y la restauración”; se van a abrir espacios, terrazas y actividades hosteleros, “explotando el privilegiado escenario del Parque Natural, el Puente Zuazo y el Real Carenero”. De esta forma, al futuro parque se van a incorporar nueve locales de más de 110 m2 de superficie cada uno.

También se contempla el llamado ‘Astillero’, con un aforo de hasta 1.000 personas, ubicado frente al Real Carenero, y que será “una fábrica de cultura, creatividad y eventos”. Su fisonomía rendirá homenaje a la tradición de la construcción naval de la ciudad, por eso está previsto que recree una de las naves históricas del Astillero, adecuada a las necesidades de un recinto multifuncional con capacidad para convertirse además una semana al año en la caseta municipal de la Feria. Esta instalación estará dotada de cocina, un gran espacio diáfano y abierto, una sala más pequeña y reservada, con aperturas y acristalamiento al exterior para permitir que las actividades que albergue se extiendan y se mezclen con las zonas verdes que las rodean.

Y por último, se resalta que la obra incluirá además la adecuación de un nuevo recinto ferial, que se integrará en el propio parque urbano; con las infraestructuras de servicios que se necesitan para el montaje y celebración (abastecimiento de agua, alcantarillado, electricidad e iluminación), lo que va a permitir abaratar costes, “haciéndolo más cómodo para feriantes y caseteros, y aumentando su potencial”. Por su lado, el área de las casetas se va a estructurar como un circuito: habrá un total de 37 de diferentes tamaños, y en el centro de todas ellas se ubicará la caseta municipal. En cuanto a la zona de los ‘cacharritos’ se distribuirá en dos grandes espacios que permiten separarlas por zonas de diferentes edades y tipos.

En lo que respecta a los aparcamientos, el parque incluirá una bolsa de 127 plazas para coches, algunas reservadas a personas de movilidad reducida y otras para recarga de vehículos eléctricos; así como una docena de plazas para motos. Al mismo tiempo, en el entorno se proyecta otra zona de aparcamientos gratuitos en la parcela donde actualmente se ubica el IMPI, entre la Jefatura de Policía Local y la piscina.

Los comentarios están cerrados.