DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Colas bajo el sol para visitar el Museo Camarón, con horario limitado

El Museo Camarón en San Fernando, inaugurado a principios de julio, es ya sin dudas uno de los principales atractivos de la ciudad, tanto para los propios isleños como para visitantes. De hecho, son visibles las colas que se forman casi cada día a la entrada, limitada y controlada por la pandemia. AxSí se ha hecho eco la situación y demanda al Gobierno local que amplíe los horarios además de dotar a la plaza de bancos y sombras para hacer la espera más liviana.

El flamante Museo Camarón en San Fernando, inaugurado a principios de julio, es ya sin dudas uno de los principales atractivos de la ciudad, tanto para los propios isleños como para visitantes y turistas. De hecho, son visibles las colas que se forman casi cada día a la entrada a la espera del turno correspondiente, ante las limitaciones de aforo que todavía impone la pandemia del coronavirus.

En este sentido, AxSí se ha querido hacer eco de las “dificultades” que encuentran quienes acuden al Museo para acceder al mismo, “debido a las escasas horas de apertura de este espacio en plena temporada alta del turismo estival”. Hasta el momento, sólo hay seis turnos de visita en días laborables: tres de mañana, entre las 11 y las 13 horas, y tres de tarde, entre las 19 y las 21 horas. Y cuatro, por la mañana, en festivos. Hay que reservar cita AQUÍ.

“Entendemos que no queda otra que delimitar las visitas por reservas previas y tramos horarios para garantizar con los aforos limitados necesarios para cumplir con los protocolos vigentes para prevenir el Covid-19, pero ante esta situación consideramos que el Gobierno local debería de trabajar para ampliar de manera inmediata los horarios durante las semanas que restan hasta el final de la temporada alta de turismo, es decir al menos hasta medidos de septiembre”, afirma el concejal andalucista Lolo Picardo, instando a que se aborde con la empresa adjudicataria del centro de interpretación “este refuerzo”.

Por otro lado, Picardo (que además regenta la Venta de Vargas, pegada al mismo museo) advierte sobre la necesidad de aumentar el personal de seguridad y vigilancia del nuevo equipamiento para evitar que se produzcan altercados durante las esperas. “En más de una ocasión, sin ser afortunadamente lo habitual –relata-, algunos visitantes no han asumido de manera comprensiva el no poder acceder y esa crispación ha dado lugar a roces y malentendidos que podrían haber sido atajados de raíz si se hubiese contado con este personal”.

Por último, en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, este partido ahora en la oposición advierte de la ausencia en el exterior de “medios que permitan a los visitantes descansar y guarecerse durante su período de espera”: “no nos encontramos con bancos que permitan sentarse a mayores o personas con movilidad reducida ni con un techado para protegerse del sol del sol de justicia que en estos días aprieta ni de la lluvia, que tampoco tardará en llegar”.

Sentencia este concejal que el Museo Camarón es un equipamiento que “sin duda supone un importante reclamos turístico para la ciudad”, pero “vistas estas primeras carencias mucho nos tememos que vamos a tener que permanecer vigilantes y exigentes con el gobierno de PSOE y Ciudadanos para que este centro no funcione a medio gas y actúe acorde a sus grandes posibilidades”.

El espacio expositivo de nueva construcción y “sostenible” cuenta con 1.200 metros cuadrados a través de los cuales se realiza un recorrido “emocional y en primera persona” por la figura del artista a través de tres apartados: Origen, Leyenda y Revolución.

La prometida y demorada iniciativa alrededor del cantaor isleño se ha financiado con fondos europeos de la ITI de Cádiz gestionados por la Junta de Andalucía, de los cuales, de entrada, hasta 2,4 millones han ido destinados a la ejecución de la obra del edificio y 920.000 euros al proyecto museográfico. A ello se añadía durante los trabajos un modificado del proyecto de construcción por 650.000 euros, por lo que la inversión se elevó a unos 4 millones. Y con los últimos remates, salía adelante una modificación del presupuesto municipal de 105.000 euros para dotar al museo de equipamiento más moderno del planteado originalmente.

Los comentarios están cerrados.