DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Antonio Romero, flamante alcalde de Puerto Real, reclama a los vecinos inquietud e implicación o su proyecto “nacerá muerto”

Puerto Real tiene nuevo alcalde, tras cuatro años de Peinado. En el pleno de constitución de la nueva Corporación municipal, celebrado en la Casa Consistorial de la Plaza Jesús, el cabeza de cartel de Sí se puede Puerto Real, Antonio Romero, levantó el bastón de mando al ser apoyado por sus siete concejales, los tres de Equo y el único edil de IU. La agrupación electoral promovida por Podemos y la formación verde compondrán el nuevo Gobierno en minoría, ya que los izquierdistas han optado por quedarse en la oposición. “La gente es el único motor de cambio con el que vamos a lograr un mejor pueblo”, dejaba claro en su primera intervención.

Puerto Real ya tiene nuevo alcalde. En el pleno extraordinario de constitución de la nueva Corporación municipal salida de las urnas el pasado 24-M, celebrado el sábado 13 de junio en un abarrotado y expectante salón de plenos de la Casa Consistorial de la Plaza Jesús, el cabeza de cartel de Sí se puede Puerto Real, Antonio Romero, levantó el bastón de mando al ser apoyado en la investidura por sus siete concejales, los tres de Equo y el único edil de IU.

De este modo, el PA, el partido más votado –aunque por un margen estrecho, poco más de cien votos- se tiene que resignar y pasar a la bancada de la oposición, tras cuatro años de Gobierno de Maribel Peinado con mayoría absoluta. El nuevo Ejecutivo estará formado por la agrupación de electores respaldada por Podemos y por Equo, pero no por IU, que pese a su ‘sí’ en este pleno, ya aprobó en asamblea mantenerse vigilante en la oposición, donde también estará el PSOE. El PP desaparece en el presente mandato del Consistorio.

“Recibo con mucho respeto, la responsabilidad de ser el alcalde de Puerto Real, de mi pueblo, en el que me he criado y he vivido toda mi vida, y os pido ayuda. Únicamente soy un vecino más, que quiere lo mejor para todos y cada uno de sus vecinos, y que durante cuatro años voy a recibir la inmensa responsabilidad de poderlo intentar. Por ello os reitero mi conciencia colectiva por esta misión y mi más sincera intención de compartir esta responsabilidad con todo el pueblo”, cerraba Romero su discurso de investidura, recogido por DIARIO Bahía de Cádiz.

Una primera intervención en la que garantizó “honestidad, transparencia, mecanismos de participación, solidaridad y lucha. Seremos un Ayuntamiento que proyecte a medio plazo el modelo de Puerto Real que queremos, un modelo sostenible y de futuro. Pero también seremos un Ayuntamiento luchador que se posicione junto a sus vecinos para luchar por su dignidad”.

Y describió el proyecto que lidera como algo más: “antes que un proyecto institucional, deberá ser un ‘proyecto de movimiento’; o en otras palabras, expresión del fermento vivo de una ciudadanía propensa a generar nuevas demandas, proyectos e iniciativas, y ello también de una forma muchas veces conflictiva y contradictoria con nuestro propio gobierno municipal”. Al respecto, explicaba que “la ‘toma de las instituciones desde abajo’ se comprende como un ejercicio democrático que debe mantener en estado de agitación continua, y más allá de la institución, la vida civil, la acción ciudadana. Sin esta contraparte, el proyecto nacerá muerto, y lo que es peor carecerá del músculo suficiente para enfrentarse a un contexto económico y político que le será hostil y que inevitablemente le arrastrará a hacer cumplir las funciones que para él han sido establecidas”. La democracia, apostillaba, “depende de algo mucho más intangible que consiste en que una parte importante, si no mayoritaria, de la población se muestre inquieta, activa y dispuesta al autogobierno”.

Sobre retos, subrayó que “debemos presentar batalla a las múltiples necesidades de urgencia social que nos rodean, a la vez que desarmar las tramas de poder local y los intereses creados; tramas clienterales que dependen de los presupuestos municipales y de los recursos que gestionan los ayuntamientos. Y tendremos que hacer frente a estos enemigos desde una posición financiera endeble y comprometida por un plan de ajuste debido a los altísimos volúmenes de deuda”.

“Creemos que los municipios pueden ser la palanca de transformación institucional que apunte a la revolución democrática. Involucrar a las personas comunes en la vida pública nos parece que es algo esencial e importante, además de imprescindible. La gente es el único motor de cambio con el que vamos a lograr un mejor pueblo, y es de vital importancia despertar el interés por lo que nos pertenece”, resaltaba en otros momentos de su intervención.

EL ‘NUEVO’ AYUNTAMIENTO

El ‘nuevo’ Ayuntamiento de Puerto Real se configura con un Gobierno local bipartito en minoría formado por los siete ediles de Sí se puede Puerto Real y los tres de Equo. En la oposición quedan: el PA con siete concejales, el PSOE con tres, e IU con un representante.

Los ediles que integran la presente Corporación son, por Sí se puede Puerto Real: Antonio Javier Romero Alfaro, María Teresa Sánchez Caro, Juan Antonio Pontones Fernández, Mónica González Gómez, Andrés Juan Rodríguez Perales, Encarnación Marin Estévez y Antonio Navarro Maraver; por Equo, Iván Canca Torres, María Del Dulce Nombre Merello Arvilla y Alfredo Jose Charques Calderón; por el PA, María Isabel Peinado Pérez, Ángel Gómez de la Torre, Lucia Ariza Molina, Manuel Jesús Izco Reina, María Auxiliadora García Gallego, Jesús Plaza García y Alfredo Fernández Escolar; por el PSOE, María Elena Amaya León, Carlos Salguero Gilabert y Eva María Basadre Campos; y por IU, José Alfaro Berenguer.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.