DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

“Los autobuses Otokar hoy funcionan, lo saben trabajadores y ciudadanía”; Comujesa reclama indemnizaciones por las averías

El consejo de la empresa municipal Comujesa, que entre otros gestiona el servicio de autobuses urbanos en Jerez, ha aprobado la incoación de un expediente a la empresa que ‘alquila’ a la ciudad nueve autobuses de la marca turca Otokar, por la inmovilización durante meses de los mismos por averías y deficiencias técnicas. El PP denuncia que el Ayuntamiento “llevan años pagando sin que se hayan podido utilizar”. El Gobierno local acusa de mentir a la derecha, ya que los vehículos están actualmente en la calle.

El consejo de administración de la empresa municipal Comujesa ha aprobado sus cuentas de 2020, con los votos del PSOE y Ganemos Jerez, con un beneficio de 103.522 euros. Esta sociedad del Ayuntamiento tiene entre sus servicios encomendados la ayuda a domicilio, el alumbrado público y los autobuses urbanos. “En plena pandemia, hemos logrado resultados positivos gracias a una gestión responsable y comprometida”, resalta el Gobierno local.

Precisamente sobre los autobuses, se ha acordado la incoación de un expediente al adjudicatario del suministro mediante arrendamiento de nueve autobuses de la marca Otokar, por el posible incumplimiento de contrato a causa de la inmovilización durante meses, por causa de averías y deficiencias técnicas de los vehículos suministrados.

El servicio de autobuses urbanos de Jerez viene padeciendo una flota anticuada, renovada además en su momento con vehículos de segunda mano (lo que ocasiona averías recurrentes). Al fin en los últimos años se han adquirido nuevos autobuses: en el verano de 2018 se incorporaron nueve Mercedes modelo Cítaro propulsados mediante gas natural comprimido (costaron casi 3 millones de euros, financiados con fondos europeos mediante la EDUSI); y en la primavera de 2019 comenzarán a operar otros nueve de estreno en este caso de la marca turca Otokar. Accionados igualmente a gas natural comprimido llegaron vía renting a través de Fraikin-Assets para prestar servicio durante diez años (se paga unos 3.500 euros al mes por unidad).

Sin embargo, parece que estos últimos vehículos no son de la mejor calidad: se han llegado a producir incendios en cuatro de ellos y se han detectado fallos en distintos sistemas. Por ello, han pasado meses en las cocheras entre arreglos y revisiones.

“A día de hoy todos los autobuses están funcionando a la perfección y no presentan ningún tipo de problemas, lo sabe la ciudadanía y lo sabe los trabajadores. Comprobarlo es tan fácil como acercarse hoy mismo hasta plaza de las Angustias o la Rotonda de Casinos y esperar a ver cómo pasan, uno tras otro, todos esos autobuses Otokar que, tal y para el PP, no están funcionando, en una más de sus mentiras”, ha lamentado el concejal de Movilidad, José Antonio Díaz.

Y es que esta formación de derechas ha soltado este mismo martes que “el PSOE de Mamen Sánchez admite que adquirió nueve autobuses que no funcionan y que llevan tres años pagando sin que se hayan podido utilizar”.

“El PP vuelve a mentir, porque muy a su pesar, los buses funcionan y, en lugar de alegrarse, parece que ser que les escuece que estemos renovando la flota de autobuses”, insiste el edil del PSOE.

Con todo, a Díaz no le extraña esta actitud del PP: “una vez más, estamos ante una muestra de un partido patológicamente mentiroso, con tendencia a publicar titulares engañosos que confunden a la opinión pública, y, además, mostrando un gran desconocimiento de los temas, porque hasta para mentir hay que tener clase, ya que los autobuses a los que hacen referencia se adquirieron hace dos años, y no tres, como afirman”.

Más allá del rifirrafe político, en relación a este servicio, y haciendo balance de la gestión del pasado año, el concejal responsable ha subrayado el “esfuerzo” realizado durante un ejercicio marcado por la pandemia y las restricciones de movilidad, para adaptar los autobuses urbanos mediante el ajuste de las líneas a los diferentes necesidades y demandas de la ciudadanía, manteniendo los niveles de ocupación y seguridad reguladas por la normativa existente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.