DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Todo lo que puedes ahorrar si reparas tus propios dispositivos móviles

Estamos en la era de la conectividad móvil. Ya sea en teléfonos móviles o tabletas, consultamos a diario nuestras redes sociales, diarios online, correo electrónico, foros o cualquier otra página web. También utilizamos estos aparatos para hacer fotografías, compartirlas e incluso editarlas. Este uso intensivo produce un desgaste, y tarde o temprano terminan por estropearse.

Precios desorbitados para cualquier reparación

Cuando vamos al servicio técnico a pedir precio del arreglo, es muy frecuente que nos den una cifra elevada, la cual no nos merece la pena gastar. Así, nos resignamos a comprar un nuevo dispositivo, a pesar de que el antiguo podría quizá volver a ser funcional con una pequeña reparación. De esta manera, podemos desaprovechar dispositivos con mucha vida útil por delante, y realizar un gasto innecesario.

La buena noticia es que, en función del tipo de avería que tenga el dispositivo, es posible que tú mismo puedas repararlo. En una tienda online como Recambiostablet tienes a tu disposición todo tipo de piezas de recambio para teléfonos y tablets, así como las herramientas necesarias para instalarlas.

Identifica la causa del fallo

Lo primero que debes hacer es un diagnóstico del dispositivo, para saber con exactitud qué es lo que ha fallado. En el caso de que no se oiga nada cuando conectas los auriculares, debes probar con otros antes de dar por hecho que el problema es del conector. Si no te escuchan cuando haces llamadas, prueba a realizar una grabación de voz con la app de grabación, para saber con seguridad si el problema viene del micrófono. Tienes que tener muy claro que el fallo viene de una pieza en particular, antes de decidirte a cambiarla.

En el caso de las pantallas, por ejemplo, parece sencillo determinar si está rota o no. Pero ten en cuenta que la pantalla normalmente está formada por dos componentes, uno que muestra la imagen y otro, colocado encima, que es el denominado “táctil”. Este último es el que registra el contacto y movimiento de nuestros dedos. Es posible que solo se haya roto uno de los dos, caso en el que la reparación resulta mucho más económica.

Pantallas y baterías, entre lo más solicitado

Una de las piezas que más se cambian en un dispositivo móvil es la pantalla, ya que se trata de un elemento muy expuesto, y puede romperse con facilidad. También es una de las partes más caras, con lo cual su reparación en un servicio técnico no merece la pena a menos que tengas un dispositivo de gama alta. Y es que al sumar el precio del recambio a la mano de obra, se dispara el coste del arreglo. Merece la pena analizar la posibilidad de cambiarla uno mismo.

La batería, por el propio desgaste que produce su uso, va a necesitar un cambio al cabo del tiempo. Tras uno o dos años, verás que el teléfono funciona perfectamente, pero cada vez tarda menos tiempo en quedarse sin energía. Hace ya tiempo que en los teléfonos se utilizan baterías no extraíbles, así que tendrás que abrir el terminal para realizar el cambio.

Para informarte de cómo realizar la reparación, y ver qué pieza necesitas, puedes consultar en la web de Recambiostablet. En ella encontrarás recambios para una gran variedad de marcas, y también instrucciones y tutoriales para poder realizar tú mismo la reparación necesaria. También puedes encontrar en la misma página una selección de accesorios para tu dispositivo, como protectores de pantalla o baterías externas, entre otras. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.