DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Diputación y Cruz Roja renuevan su colaboración para el fomento del empleo en colectivos con especial vulnerabilidad de la provincia

La Diputación de Cádiz y Cruz Roja han suscrito un nuevo convenio de colaboración cuyo objeto es el fomento del empleo en la provincia de colectivos con especial vulnerabilidad. Para contribuir a llevar a cabo diferentes programas con estas personas, la institución provincial aporta 65.000 euros. De las 2.800 que han participado en los planes puestos en marcha este año, cerca de 900 han conseguido firmar un contrato.

La Diputación de Cádiz y Cruz Roja Española han suscrito un nuevo convenio de colaboración cuyo objeto es el fomento del empleo en la provincia de colectivos con especial vulnerabilidad. Para contribuir a llevar a cabo diferentes programas con estas personas, la institución provincial aporta una subvención de 65.000 euros.

El nuevo acuerdo ha sido firmado por la presidenta de la Diputación, Irene García, y la presidenta provincial de Cruz Roja, Rosario García. En la firma también ha estado presente la diputada de Igualdad, Isabel María Moya, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz.

“En la provincia hemos hecho una fuerte apuesta por el empleo de las personas vulnerables, con aportaciones como esta de la Diputación, de otras entidades y de fondos europeos”, ha manifestado la representante de Cruz Roja, recordando que este año de las 2.800 personas que han participado en los planes puestos en marcha, 845 personas, han conseguido firmar un contrato laboral. También ha indicado que la entidad ha firmado 300 convenios con empresas gaditanas para facilitar el acceso al trabajo de estas personas.

“Renovamos un convenio que fue una buena apuesta con un resultado importante, permitiendo la incorporación al mercado de trabajo a personas con especiales dificultades y con especial atención a jóvenes y mujeres”, ha señalado por su lado Irene García.

Para fomentar el empleo se contemplan diferentes programas de actuación. Es el caso de los itinerarios integrales de difícil inserción, en los que se trabaja con personas desempleadas, cuyas principales barreras están centradas en el ámbito laboral; personas que tienen escasos ingresos o que viven una situación de paro de larga duración, por citar dos ejemplos.

Otro programa está destinado a ofrecer una primera oportunidad a jóvenes con dificultad social. También se contempla el reto social empresarial en materia de inserción laboral. La promoción de igualdad de oportunidades y de trato en el mercado laboral de mujeres que sufren discriminación múltiple o que pertenecen a colectivos de riesgos es otro programa subvencionado por el convenio.

Asimismo se posibilita trabajar con jóvenes de baja cualificación y de familias con pocos recursos; la activación, orientación y acompañamiento socio laboral de jóvenes y la formación para el empleo de jóvenes, como programas de actuación para el fomento del empleo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.