DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Paso definitivo para que 114 parcelas en Soto del Águila puedan engancharse a los servicios básicos de luz, agua y alcantarillado

El Ayuntamiento de Chiclana ha dado luz verde al proyecto de urbanización del ámbito Soto del Águila; el último paso para que 114 parcelas puedan acogerse al proceso de legalización y urbanización (y obtener los servicios básicos), aprovechándose de la ordenanza de Regularización. “Estamos dando soluciones a una problemática que teníamos”, se felicita la concejala de Urbanismo.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Chiclana ha aprobado definitivamente el proyecto de urbanización del ámbito Soto del Águila (incluido en el 8 ARG-ME Menuditas), lo que supone el último paso para que un total de 114 parcelas pueda acogerse al proceso de legalización y urbanización, aprovechándose de la ordenanza de Regularización.

“Se trata de una muy buena noticia, puesto que un total de 114 parcelas podrá regularizarse y obtener los servicios básicos de luz, agua y alcantarillado”, ha recalcado la concejala de Urbanismo y Diseminado, Ana González, incidiendo en que es posible “gracias a tener en vigor el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)”, documento pendiente de que el Tribunal Supremo lo anule (o no) tras la sentencia en contra del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Hace dos años desde la Asociación de Vecinos Soto del Águila, ubicada junto a la carretera de La Barrosa, entre la rotonda de Las Menuditas y la Escuela Montessori, se presentó en el Ayuntamiento el proyecto de delimitación del ámbito preferente de ejecución del área de regularización e integración urbano-ambiental de Las Menuditas. A finales de 2020 se aprobó inicialmente el proyecto de urbanización que, tras los correspondientes trámites de exposición pública, ve ahora luz verde de forma definitiva. De esta forma, ya se podrá comenzar la ejecución de las obras en la zona de cara a que los vecinos con viviendas ilegales puedan acceder legalmente a los servicios básicos.

Según se detalla en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, este ámbito previsto para regularizar incluye un total de 114 parcelas, en su gran mayoría construidas, de las 135 existentes en la zona, lo que supone una extensión de más de 63.000 metros cuadrados, de los cuales 13.758 m2 son de viales y el resto de suelo residencial. La amplia mayoría de las parcelas tiene una superficie de 300 m2, aunque también existen parcelas de 1.000. “Es una zona muy próxima al suelo urbano consolidado y que, en su mayoría, cuenta con parcelas con construcciones, puesto que el 80% de las propiedades existentes ya cuentan con una vivienda”, se reitera.

“DANDO SOLUCIONES A UNA PROBLEMÁTICA QUE TENÍAMOS”

Esta edil del PSOE agrega que esta aprobación definitiva “se une a la del proyecto de urbanización de Aspérula, en la zona de Cerromolino (13.700 m2 que podrán segregarse en nueve parcelas y posibilitará la construcción de sus correspondientes viviendas), permitiendo que en ambas zonas puedan iniciarse las obras”. Además, también se está tramitando 14 estudios de detalle (que engloban unas 105 parcelas), de los que cuatro ya están aprobados definitivamente y dos inicialmente, así como segregaciones de 63 parcelas.

“En definitiva, en torno a 500 parcelas son las que estamos moviendo entre delimitaciones de ámbitos, estudios de detalle, proyectos de urbanización, segregación y licencias de obra mayor”, ha aclarado la delegada de Urbanismo. Por tanto, “estamos de enhorabuena, porque todos los días registramos solicitudes de chiclaneros y estamos dando soluciones a una problemática que teníamos y que es posible gracias a que el PGOU está vigente y a la aprobación de la ordenanza de Regularización”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.