DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

¿El Falla, si breve, dos veces Falla?

Una noche abreviada, la decimoquinta clasificatoria del COAC 2018, con seis agrupaciones en cartel. Abrió el regreso de Nandi Migueles con ‘El diablo se viste de coro’, desde el infierno, y cerró la chiri-bombo de los Molina ‘Los sirenitas’, dando lo que se espera de ellos. Y en medio, un extenso páramo, con algún brote verde desde Mérida y Alhaurín el Grande.

DÍA 15 (15ª CLASIFICATORIA).

Cinco. Cinco lobitos tiene la loba, y cinco funciones de preliminares por delante para cerrar esta agotadora primera fase de Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018). Este martes se jugó la decimoquinta sesión dentro del Falla, mientras tras sus muros continúa la “guerra de pueblos” para entrar en la próxima edición española del Monopoly, que rima con Loli.

Una noche abreviada, con seis agrupaciones en cartel, gracias a la nonata Comparsa El genio y su retirada a tiempo. Un buen ataque. Sin embargo, lo breve no siempre es sinónimo de mejor. Abrió el regreso de Nandi Migueles con ‘El diablo se viste de coro’, desde el infierno, y cerró la chiri-bombo de los Molina ‘Los sirenitas’, dando lo que se espera de ellos. Y en medio, un extenso páramo, con algún brote verde desde Mérida y Alhaurín el Grande.

Nuestros colaboradores en estos relatos falleros con sucedáneo de sal, el tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia), se me han venido en bata y en babuchas; aprovechando que bajaban a bajar la basura, se asoman un ratito a esta ventana de coplas, ooooh. Maripili, levanta la persiana y dale a la palanca, que se precipite al vacío este cronicón bañado en plata fina y salpicado de burgaíllos. Cursilandia. Pero antes, aquí debiera aparecer la publi del Yuntamiento de Cádiz. El encargao no se habla con el responsable..


‘EL DIABLO SE VISTE DE CORO’, TALLA XL

Las 20.36 horas. Arriba esos niños. Arriba ese piano, primo, afú. Celestial entrada del coro ‘El diablo se viste de coro’, que a mitad de presentación baja del cielo al infierno… “el diablo también sabe hablar, el diablo llegó a tu ciudad”. Lástima que parte de las voces, al menos desde el foso de los leones, quedan tapadas por el órgano y la guitarra acústica. El coro de los niños, el coro de Nandi Migueles regresa sin medir la potencia y con cuernos, tras el parón del pasado concurso. Metatango de re-presentación y puesta en situación el primero, “será que se me acabó la fuerza para escribirte de corazón, son ya treinta tangos por febrero que para un niño no está mal… y qué voy a hacer si a mí el tango me metieron por la sangre mis abuelos, si a ti te lleva al cielo a mí me lleva al infierno… tango que nace del pueblo, que nace del fuego…”. Y el segundo, Nandi se lo dedica a la mujer soñada y que le apoya allá donde esté. Sin duda, la que fue su pareja está detrás de la emotiva letrilla. Con tantos golfos, canallas y malos, la culpa es siempre para el diablo, acierta a decir un kilométrico estribillo que repasa a una treintena de malvados de ayer y hoy. “Po a ver si algún año descansa el Nandi de un estribillo con trabalenguas”, reclama el grupo en el segundo cuplé. El popu sospecha la presencia de demonios y diablos en la vida rutinaria; en el carnavá… “eres ese carnavalero que me da coraje”; entre la clase política… “enriquecerse es su meta, trincar, por mucho que te prometa”; y entre ciertas mujeres… “que hasta el video de la boda se lo quedarán”. “A ver cómo explico cómo es el infierno, que te esperamos si al cielo no llegas…”, va concluyendo antes de los platillasos ensordecedores y los fuegos artificiales virtuales. Excesivamente solemne. El tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia) continúan en el limbo a estas horas.

‘POR SI LAS MOSCAS’, A-SOMBRADOS

“¿Esto es el Falla?”. Desconfiados que no se fían ni de sus sombras, yo tampoco, ni de haber llegao al teatro. Es la chirigota de Mérida ‘Por si las moscas’, esa que después de sacar dinero del cajero lo cuenta cincuenta veces, los diez leuros. Los hermanos Barrena Mazo, Félix y Nicolás, hace la letra y la música, respectivamente. Unos gritan visca Catalunya “adoctrinados” y otros viva España “mientras les engañan”. Argo asín parece concluir el primer pasodoble, que comienza simpaticón y se torna serio y medio cuñadil… “no me fío de Junqueras, va a ser que no, pasa por tu lao y te mira mal… no me fío ni un pelo del Puigdemont, ya lo cantó Juancarlosaragón, ahora que sí ahora que no… el amor por la bandera no se forja con fronteras… lucha por la indenpendencia pero independientemente de un chiquillo y su conciencia…”. El segundo, ojanoso con el concepto mumá… “la palabra confianza la aprendí mientras estaba en el vientre de mi madre…”. Ojo a los coloretes: no son pintados, aprecia el tontito de las banderitas, observador. El Carmelo, “el Puigdemont de Cádi…”, anota un cuplé-pullita a este personaje de las redes asociales. En el otro, la desconfianza la tienen a los perros… “y ahora que estoy pensando, el perro andalú qué caraho eeé…”. Vaya, como el Martínezlares, se quitan los coloretes del rostro; el tontito se veía venir el chiste. La desconfianza es lo que tiene es lo que tiene. No se puede dudar de que estos extremeños están bien empapaos de actualidad concursera. El popu, digno y compatible con el público asistente… “sin confianzas sería infeliz, por eso mismo, me fío de ti”, sentencia. El señor mongolo (de Mongolia) me lo veo, a la sombra de los pinos.

‘COMPARSA LA TRAVESÍA’, DE MARCHA

Átate las botas, que toca un rato de caminante no hay camino… “la vida es una travesía, con sus noches y sus días, que cada cual camina a su manera…”. Con fuerza in crescendo se presenta la comparsa malagueña de Alhaurín el Grande ‘Comparsa La travesía’. Con media mudanza a cuestas. Hasta el parchís. Diego Daniel Cortés firma la letra, y  Juan Jesús Serrano y Víctor García, la música. El alcohol haciendo de las suyas en el primer pasodoble, que se tuerce y toca de soslayo a la manada sanferminera… “no es no, a ver si entiendes que por muy macho que tú te sientas, ella no es ningún juguete”. En el remate se dejan media vía. Y el segundo pasodoble es el estándar que el noventayocho por ciento de grupos foráneos debutantes en estas tablas interpreta como primero… “tengo el mismo sentimiento que cualquier primera vez”. En la tanda de cupleses, bien equipados para este viaje, “que estamos más preparaos que las urgencias de cualquier hospital de Susana Díaz”, pumm; y fardando de móvi, antiprocatalanista. Y a vivir que son dos días. La excursión persiste en el popurrí. Caminata “a mi maneraaaaa”. Auguro un tontito de las banderitas y un señor mongolo (de Mongolia) con agujetas, mañana. Y pasado.

‘LOS QUE SE MUEREN POR SU BARBI’, CON LOMBRICES

Imberbes con barba. “Yo no sé si afeitarlos o podarlos”, apunta la entradilla tijeritas de ‘Los que se mueren por su barbi’, mini-chirigota capitalina de Luis Pérez Rosso y Daniel Puyana Reyes. Son diez, ni uno más ha querido entrar en la peluquería. Estilo urbano. Son hispter de esos, con mini-presentación. Ajeno a las modas impuestas ese primer pasodoble… “menos mal que yo me libro de este puto consumismo porque vista como vista… sigo siendo el mismo”. El Falla es un congelador, confirma el señor mongolo (de Mongolia), tirititrando. Veganos que no te hacen un feo si les convías a merendar y les pones un chuletón, dice esa segunda letrilla. El polo norte no le tiene nada que envidiar a este momento, ratifica el tontito de las banderitas. Entre cuplé y cuplé resuenan tres tímidos aplausos. Como son alternativos, pasan de popurrí encadenando cuartetas pamplinosas, y sueltan cupletillo tras cupletillo sin engarce alguno, para terminar “bonito”, casi. Que te cantan otro cupletillo…  “y cuidao con las perdices, tienen lombrices”. Han dicho lombrices, sí.

‘VIENTOS’, ESA CORRIENTE

Descartando atrezzo y forillo, a pelo, sopla ya la comparsa de Cádi ‘Vientos’, fiiiuuuuuu. Y ni un pelo en el pecho…. “déjame Tacita que yo sea tu ráfaga… de viento”, fiiiuuuuuuu. La letra es de José Antonio Barrios Sánchez, y la música la aporta Alba María Checa Fuentes. El tipo es más de poniente bájateunarebequita que de levante tres palitos. Multi-interpretable el primer pasodoble, con un padre que no lo fue mucho, pero ya lo es menos, y menos es más… “yo tuve un padre que ya no tengo… quieran o no quiera, tú sigues siendo mi pare”. Los maltratos rematan el otro pasodoble, donde cabe hasta Napoleón. Las letras se pasan de herméticas desde la sencillez insondable. Suena como suena. Los cuplés no llegan a serlo. Si no soplo en Cái yo no soplo más. Al tontito de las banderitas le está dando un aire. El señor mongolo (de Mongolia), con careto de ventolera de mes de agosto en Cortadura. Corriente en el popurrit… “estos son mis vientos, me chashi en la mar… Cádi, no me cierres nunca la ventanita…”, fiiuuuuu… Pum.

‘LOS SIRENITAS’, NINO NINO NINO NÍ

Y el punto pelota de la abreviada función lo coloca la agrupación teponelacabezacomounbombo, y el gallinero enciende la caldera. Desde Chiclana, niños y niñas, la chirigota de los Molina, ‘Los sirenitas’… “ponte una tirita, ponte una tirita, no te vayas a morir que van de camino los sirenitas… curando penas con alegría…”. Con ambulancia y todo, la Paqui, que en vez de gotero tiene goteras, entra el ciclón chicharronero… “como no te voy a curar, si tú me diste la víaaaaa”. El autor de la letra es Francisco Javier Macías Tino, y Manuel Benítez Molina, el de la música. Pum pum. Entre el piropillo mezclado de lo que pudo ser una tragedia, resucita el primer pasodoble, aludiendo al accidente de tráfico que sufrió en verano el propio Lolo, Manuel Benítez… “una noche por culpa de un coche por poco me quedo sin verte la cara…”. Pum Pum. E invitando a seguir viviendo y sonriendo a aquella chavala víctima de la manada sanferminera… “qué poco hombre el que por la fuerza abusó de una dama… qué hijosdeputa violando entre cinco a una mujer”. Urbasooon. El cuello del Puigdemont y el mollete de Chiquetete, anestesiando los cupleses. Y tós son cantos de sirena. Dinamismo y agitación para un popurrí digno de esta bombo-chirigota, y con reminiscencias Kikeremolineras… “vente con los sirenitas, urgencias de carnaval… que no hay ná más grave que vivir sin ti, Cádi, tú mi sirenaaaaaaaaa”. Nino nino nino.  La taquicardia la comparten el tontito de las banderitas y el señor mongolo (de Mongolia). Pum pum.

Las 23.55 horas. Baja el telón. Bajan las pulsaciones. Todavía es hoy, algo casi inaudito en el Falla, entrar y salir sin cambiar la hoja del calendario. Gracias Comparsa El genio, tesquierotela. El señor mongolo (de Mongolia) y el tontito de las banderitas no tienen ni sueño. Yo lo tengo por ellos. Busco una frase célebre acurrucadita, y que pase lo que tenga que pasar: “sólo hay una forma de resistir el frío: estando contento de que haga frío”, dicen que dijo Alain Guillo, un periodista y cineasta vietnamita. Las eternas noches de plazoleta del Vietnam… que comparsón ese, niña. DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway

INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.