DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Sindicatos denuncian que las instrucciones para la ‘desescalada’ de la plantilla municipal en Cádiz se han elaborado “al más estilo caciquil”

Tras anunciar el Ayuntamiento de Cádiz que ya tiene elaborada una guía con las instrucciones de organización para la vuelta progresiva al trabajo presencial de la plantilla municipal, tras semanas de confinamiento por el coronavirus, han llegado las quejas sindicales denunciando que es un documento “sin finalizar, hueco y que no han sido consensuado”. Autonomía Obrera y UGT exigen que se retiren y se convoque el Comité de Salud laboral para que se cuente con sus aportaciones.

La concejalía de Personal del Ayuntamiento de Cádiz anunciaba el miércoles que ya tiene elaborada una guía con las instrucciones de organización para la vuelta progresiva al trabajo presencial de la plantilla municipal, tras semanas de confinamiento ante la crisis del coronavirus. Un día después, llegan las quejas sindicales.

Así, el sindicato mayoritario en el Consistorio, Autonomía Obrera, lamenta que este documento que “curiosamente no viene firmado por ningún responsable ni técnico ni político”, ha sido confeccionado “unilateralmente”. “Son instrucciones –se afirma- sin finalizar, huecas y no han sido consensuadas ni en el Comité de Salud Laboral, ni con los sindicatos y representantes laborales, y mucho menos, con la representación de los trabajadores laborales de los distintos organismos autónomos o empresas municipales, a los que dice el equipo de Gobierno que afectará”.

AO considera, en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz, que el Comité de Salud Laboral de principios de mes “fue un paripé, ya que ni las propuestas sindicales, ni siquiera las de los técnicos de Sanidad y Prevención han quedado reflejadas en dicho documento, el cual parece que intencionadamente ha sido reducido y censurado con el claro propósito de ‘lavarse las manos’ y de no asumir responsabilidades directas, como viene siendo la tónica habitual de este equipo de Gobierno ante la ausencia constante de gestión y las carencias para sacar temas complejos adelante, y deja en manos de trabajadores y responsables de servicios las interpretaciones de cómo proceder en todas las situaciones que se den, abocando al caos y la desorganización en la mayoría de áreas y delegaciones, con la lógica afectación a los ciudadanos”.

“Se realizaron (en aquel Comité) propuestas por la generalidad de miembros acorde a las peculiaridades de los servicios y a la idiosincrasia de nuestra administración, todo ello con un profundo trabajo de recopilación de normativas y de consultas, pero para nada han servido ni se han tenido en cuenta”, se reitera.

Además, se subraya que el acuerdo alcanzado el pasado 5 de mayo de que una vez redactado el documento sería supervisado y consensuado nuevamente por el Comité de SPRL, se lo han pasado por el forro”. Este documento, “inacabado y hueco en su contenido”, lo enviaron “casi a la vez” a los sindicatos y a todos los trabajadores tanto municipales, como de organismos y empresas municipales, “sin posibilidad de rechistar, al más estilo caciquil de esto es lo que hay”.

QUE SE CONSENSÚEN “UNAS INSTRUCCIONES GENERALES CLARAS Y PRECISAS”

En este sentido, Autonomía Obrera, “ante la especial sensibilidad y preocupación por los riesgos que conlleva la necesaria vuelta a la normalidad y a la prestación de un servicio eficiente a la ciudadanía pero sin riesgos de transmisión del virus para nadie, ni para trabajadores ni usuarios”, insta al Ejecutivo liderado por José María González ‘Kichi’ a que dé marcha atrás y retire dichas instrucciones, “para inmediatamente convocar el Comité de Salud laboral con la finalidad de consensuar unas instrucciones generales claras y precisas que eviten los malentendidos, dudas e incertidumbres de los trabajadores ante su vuelta al trabajo presencial” y a su vez evite que cada responsable de los distintos servicios “malinterprete o haga su propia interpretación de cómo se tiene que proceder”.

Con respecto a las idiosincrasias de cada servicio, este sindicato entiende que lo correcto es que cada área realice su plan organizativo ajustándose a dichas instrucciones, además de añadir sus particularidades. Y sobre la aplicación de las instrucciones en los organismos autónomos y empresas municipales, entiende que “lo más correcto” por parte del Ayuntamiento “e incluso una obligación legal”, es el de informar y consensuar previamente con sus representantes la aplicación de dichas instrucciones en sus colectivos.

UGT TAMBIÉN LAMENTA LA “AUSENCIA TOTAL” DE DIALOGO SOCIAL

En el mismo sentido, la sección sindical de UGT en el Consistorio denuncia la “ausencia total de diálogo social” por parte del director del área de Personal y el concejal de Personal, Demetrio Quirós. “Tanto en las mesas generales de negociación del Gobierno central, como de la propia comunidad autónoma se han consensuado y se han llegado a diversos acuerdos en materia de reincorporación de sus respectivas plantillas. Algo que en esta administración local, brilla por su ausencia”, se lamenta.

Por otro lado, este sindicato desconoce hasta qué punto en este documento elaborado de forma unilateral “se ha contado con la opinión del servicio de Salud, del médico de la empresa y del técnico de prevención de riesgos laborales, profesionales capacitados en la materia”.

Respecto a las “reiteradas” solicitudes por parte de esta sección sindical, de que se realizasen las pruebas del Covid-19 a la plantilla municipal, “en ningún momento hemos obtenido ninguna respuesta”. Y en cuanto a dejar las medidas de protección en potestad de las diferentes jefaturas de servicio, a UGT le parece que es “echar balones fuera, como es habitual en este Ayuntamiento”, ya que estos jefes “no tienen por qué estar formados en materia de prevención, ni tener experiencia en dicha materia”. Además, se critica que “nos tuvimos que enterar por la prensa de que el Ayuntamiento había adquirido 13.000 mascarillas, para lo cual ni contaron con el Comité de Salud Laboral, ni con las fuerzas sindicales, para haber consensuado previamente qué material, cuánta cantidad, etc.”,

Por todo ello, UGT requiere la convocatoria urgente del Comité de Salud Laboral, y la paralización de las instrucciones “hasta que no sean consensuadas con toda la representación de los trabajadores municipales”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.